Connect with us

Bla Bla

Quién lo hubiera pensado

Qué poco tiempo le duró el campeonato del mundo a España, apenas dos partidos, el de la catástrofe frente a Holanda y el de la vergüenza frente a Chile, que lo mandó de vuelta a casa marchitándole definitivamente los laureles que traía consigo. Qué poco tiempo.

NILDO-45España fue un conjunto que llegó entregado, a perder, como si de antemano ya estuvieran echadas las cartas de su suerte. Como equipo fue muy poco también como campeón. No tuvo fuerzas para luchar, no tuvo fútbol para hacerle frente a sus rivales en ninguno de los dos partidos.

Lo peor, lo triste para el excampeón, es que se dejó morir sin rebeldía, sin lucha, sin coraje. Sin lo que seguramente esperaban sus compatriotas.

Se apegó a su fútbol que no abandonó en ningún momento, tal vez, aún sabiendo que ya no le servía, por mantener fidelidad a aquel estilo que lo había hecho tan grande.

Al pase cortito y rápido, a juntarse alrededor de la pelota y tocar y tocar, a jugar al rondo en cualquier sector de la cancha, a presionar inmediatamente para recuperar la pelota perdida.

Y no quiso cambiar, aun cuando la derrota parecía inevitable, cuando los minutos pasaban y su fútbol no daba frutos, cuando había que hacer algo, lo que fuera, para acortar la distancia, estar en el marcador, encontrar un camino como recuperarse.

No quiso rematar de media distancia, no atinó a tirar centros, no apeló al contragolpe, se dejó morir como el pez, con los ojos abiertos, ni siquiera echó mano a la vieja furia española, que parece haberse perdido entre ese tejido de pases que sus hombres pusieron sin resultado sobre el campo.

España, el campeón del mundo se fue sin pena ni gloria. Quién lo hubiera pensado.

Nildo Núñez

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla