Connect with us

Más Deportes

Triste adiós a “El Zorro” Padilla

Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Lo más difícil en la vida es sepultar a un ser querido o a un entrañable amigo, máxime si ha sido una persona generosa, educada y amigo de todos, como sucedió ayer por la mañana con el recordado Carlos Antonio Padilla Velásquez, el más laureado entrenador de la Liga Nacional, quien el pasado lunes 6 de enero falleció en horas de la madrugada de un infarto fulminante.

Familiares y amistades le dieron el último adiós a “El Zorro” Padilla.

Familiares y amistades le dieron el último adiós a “El Zorro” Padilla.

A la antigua Iglesia de Suyapa llegaron sus familiares y entrañables amigos que oraron durante una hora por su eterno descanso y por el paso que ha dado, la vida eterna, según expuso en su homilía el sacerdote celebrante.

La iglesia fue insuficiente para albergar a los feligreses que acompañaron a la familia Padilla Zelaya en el adiós del recordado entrenador, quien al momento de su muerte sigue ostentando el record de más títulos de Liga Nacional con 6 y, además, el estratega que a más equipos distintos hizo campeón, con un total de cuatro.

Lamentan su muerte

Después de finalizado el oficio religioso, el cuerpo sin vida del exseleccionador hondureño fue trasladado al cementerio Jardines de Paz Suyapa, donde se le dio cristiana sepultura, en medio de lágrimas de los presentes y bajo una pertinaz lluvia que azotó ayer la capital hondureña.

El momento más difícil fue cuando se aproximaba el adiós definitivo del recordado entrenador, las lágrimas, el lamento y los recuerdos llegaron a los presentes, ya sea de familiares o amigos.

Marco Tulio Gutiérrez hijo, en el sepelio leyó el acuerdo de duelo del Motagua.

Marco Tulio Gutiérrez hijo, en el sepelio leyó el acuerdo de duelo del Motagua.

Previo a ello, instituciones o amigos leyeron acuerdos de duelo. En representación del Club Motagua, Marco Tulio Gutiérrez hijo, dio las condolencias del caso en nombre del club y de su familia, mientras la Liga Nacional lo hizo a través de Eduardo Montes, uno de los comisarios de los partidos, donde se dio a conocer que en toda la jornada inaugural del Clausura se rendirá homenaje póstumo a través de un minuto de silencio.

También la Escuela de Entrenadores de Fútbol a través de su director, Armando Hernández, dio palabras de aliento a la familia y definió a don Carlos como un hombre de hogar y una persona muy humana, asimismo leyó el acuerdo de duelo y además encabezó una oración final en memoria del recordado deportista.

Amigos le recuerdan con cariño

Muchas personalidades acompañaron a don Carlos Padilla en su última morada, dirigentes, exjugadores, entrenadores y admiradores dieron su último adiós ayer en Tegucigalpa, entre esas personalidades estaba el presidente vitalicio del Motagua, Eduardo Atala, quien definió su pérdida como irreparable: “es doloroso despedir a un amigo, a un gran hombre, un entrenador visionario, adelantado a los tiempos, que en el Motagua nos dejó tanto, no lo olvidaremos, cumplió con su vida, como católico sentimos que está en un mejor lugar, sin sufrimiento”.

José Valladares, Marco Tulio “Pollo” Suazo, “Toño” Obando, Carlos Cruz Padilla y Roxne Romero, exjugadores azules que fueron dirigidos por Padilla Velásquez.

José Valladares, Marco Tulio “Pollo” Suazo, “Toño” Obando, Carlos Cruz Padilla y Roxne Romero, exjugadores azules que fueron dirigidos por Padilla Velásquez.

Gustavo “Tarro” Ochoa no olvida sus buenos momentos con “El Zorro”, sobre todo cuando compartieron en El Salvador: “siempre fue una persona muy gentil, me ayudó mucho cuando yo jugaba en El Salvador, él fue campeón con el Águila y luego en Honduras compartimos tanto, me regaló una gorra del Motagua en el sepelio de don Mario Griffin, hoy la luzco en honor a ese hermoso gesto que tuvo conmigo”.

Armando Hernández, director de la Escuela de Entrenadores, lo definió como un ser humano extraordinario que ayudaba a los jóvenes entrenadores: “siempre le admiré ese don de gentes, tuvo más valores humanos que los muchos logros deportivos que alcanzó, dejó un legado importante, en lo personal junto a su hijo Omar pretendemos hacer un libro con su biografía, como un homenaje póstumo”.

También uno de sus exjugadores en el Motagua, nuestro compañero Roxne Romero, lamentó la partida de  “El Zorro” en medio de lágrimas comentó que su mejor recuerdo fue la confianza que le dio en el club, incluso con él tuvo el privilegio de ser capitán de los azules.

Además de Romero y Ochoa también estuvieron exjugadores como Raúl Suazo Lagos, Marco Tulio “Pollo” Suazo, Antonio Obando, Efraín Gutiérrez, Fermín “Min” Navarro, Héctor “Lin” Zelaya, Carlos Cruz Padilla, Francisco Zelaya Pastrana, Adán Amador y Juan Carlos Arita, entre otros.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más Deportes