Connect with us

De Todo Un Poco

El más difícil todavía de Zidane y Real Madrid

La ausencia del gran referente goleador del Real Madrid, el francés Karim Benzema, convierte la visita del equipo blanco a un Real Valladolid necesitado de puntos para salir del descenso en el más difícil todavía para Zinedine Zidane, que no recupera a ningún lesionado y aumenta a nueve las bajas con la obligación de extender una racha victoriosa.

Los ocho pinchazos del Real Madrid en LaLiga Santander -cuatro empates y cuatro derrotas- le dejaron hace tiempo sin red en su objetivo de defender la corona. La distancia de seis puntos con el líder, un Atlético de Madrid que tiene aún un partido por recuperar, deja al equipo de Zidane ante la obligación de jugar con un solo resultado posible. Todo lo que sea no ampliar a cuatro las jornadas de triunfos consecutivas, volverá a hacer sentir frustración a los madridistas.

Seguir peleando por el título pasa por Valladolid, adonde llega en cuadro, antes de medirse a la Real Sociedad y de un decisivo derbi en el Wanda Metropolitano frente al Atlético.

Pero igual que el equipo dio un giro en resultados gracias a una mejor actitud en el campo, las noticias no siguen sus pasos y continúan siendo negativas para Zidane. Por si tuviese poco con una defensa en cuadro y hasta ocho bajas, en la víspera perdió a Benzema. Se debe encomendar a un jugador como Mariano Díaz, sin ritmo de competición y la confianza que necesitan los ‘nueves’.

El técnico madridista ha perdido en el camino a tres grandes referentes de su columna vertebral: Sergio Ramos, Eden Hazard y Benzema. La responsabilidad recae a la espalda de Toni Kroos y Luka Modric.

Con su fútbol están manteniendo a un equipo al que le crecen los problemas a cinco días de una cita trascendental ante el Atalanta en la Liga de Campeones. No desviar la mirada a ese encuentro y centrarse en el Valladolid, es una de las peticiones de Zidane a sus jugadores.

En defensa no podrá contar el técnico francés con Dani Carvajal, Ramos, Militao, Marcelo ni Álvaro Odriozola. Y la amplia lista de bajas la completan Fede Valverde, Hazard y Rodrygo, que tenían opciones de volver al grupo esta semana y no lo consiguieron. De esta manera, no le queda otra a Zidane que tirar de la cantera.

Hasta seis jugadores del Castilla viajan y más de uno tendrá minutos, ya que son solo once los futbolistas de campo disponibles del primer equipo. Diego Altube, Víctor Chust, Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco, Sergio Arribas y Hugo Duro son los elegidos.

El Real Valladolid, por contra, tiene buenas noticias con la recuperación en el centro de su defensa de Joaquín, también dispone de Rubén Alcaraz y San Emeterio en el centro del campo, y de Óscar Plano, uno de los habituales en el esquema de Sergio González, quien podría repetir el 4-4-2, con Weissman y Guardiola en la punta de ataque.

Como novedad también contará con Nacho Martínez, quien sustituirá al sancionado Olaza en el lateral izquierdo, mientras que el centro del campo es una incógnita, puesto que se abren más opciones con Fede San Emeterio y Alcaraz.

Sergio dejó claro que el objetivo es “salir a ganar” y tratar de “dar la sorpresa” ante un grande, ya que, habitualmente, el cuadro blanquivioleta ha sabido tutear a los rivales más potentes. De ahí que confíe en su plantilla para “correr, competir y sumar tres puntos” que alivien su situación.

Este partido supondrá el centenar para Sergio González al frente del banquillo blanquivioleta, un logro que le llena de “alegría” y que aspira a celebrar con un triunfo, que no solo daría tres puntos más a su equipo, sino que refrendaría la mejoría mostrada en el anterior choque ante el Éibar y supondría una inyección de moral. EFE. (JL).