Connect with us

Fútbol Internacional

Villarreal araña un punto escaso y ahoga todavía más al Huesca

El Huesca y el Villarreal empataron El Alcoraz logrando un punto que no satisfizo a ninguno de los dos ya que a los propietarios del terreno les ahoga un poco más en el fondo de la clasificación y a los castellonenses les priva de la posibilidad de dejar a tiro el segundo puesto.

Ni el recurso de la llegada del nuevo entrenador, José Rojo “Pacheta”, está sirviendo para enderezar el rumbo de los azulgranas ya que, tras debutar con derrota en el campo del Getafe, en su primer partido en casa con el técnico burgalés tampoco han sido capaces de sumar tres puntos que en su situación de colistas es lo único que les vale.

La estadística decía que Huesca y Villarreal son los reyes del empate en Primera y el enfrentamiento en terreno aragonés lo ha confirmado ya que ambos firmaron sus décimas tablas de la campaña.

El Huesca volvió a ser incapaz de superar a un enemigo, algo que solo ha logrado una vez esta temporada, y sumar de uno en uno le sirve de poco en su situación. Al contrario, la agrava, y no solo desde el punto de vista cuantitativo sino también desde el punto de vista moral.

El Villarreal, a pesar de que sumar fuera de casa siempre es positivo, tampoco se marchó satisfecho de terreno altoaragonés porque un punto para el cuarto clasificado contra el colista se antoja corto y más después de enlazar dos jornadas consecutivas empatando, lo que le priva de la posibilidad de seguir inquietando al Real Madrid, segundo.

Ambos conjuntos iniciaron el partido con una presión muy alta que les impedía progresar hacia las áreas rivales, aunque conforme avanzó el cronómetro el conjunto amarillo logró hacerse con la posesión del balón, pero sin llevar peligro a la meta oscense porque los hombres de Pacheta se defendían bien e impedían cualquier progresión hacia su área.

El desempeño defensivo local fue perfecto pero, por contra, hizo que apenas se estirarse en ataque y que tampoco llegase al área del Villarreal.

Alvaro Fernández y Sergio Asenjo fueron meros espectadores en unos primeros 45 minutos en los que se pensó más en evitar errores que en buscar decididamente la meta rival y que solo registró un remate de cada equipo, y ambos muy desviados.

El inicio del segundo periodo fue más movido, con sendas ocasiones para Moi Gómez, en una contra cuyo remate salvó Alvaro Fernández en el 51, y con otro disparo de Javi Ontiveros que tocó en Etienne Capoue y que facilitó que Asenjo se hiciera sin problemas con el balón.

Este efervescente inicio dejó paso a un querer y no poder de ambos hasta el final que antepusieron el orden defensivo y no encajar a arriesgarse en busca decididamente en busca de los tres puntos y que tuvo como consecuencia la ausencia nuevamente de ocasiones y el lógico empate. EFE. (JL).