Connect with us

Fútbol Americano

Bills de Búfalo reciben autorización para tener aficionados en playoffs de NFL

Cuando los Buffalo Bills reciban su primer partido de playoffs en 25 años, lo harán frente a una audiencia en vivo.

El gobernador de New York, Andrew Cuomo, anunció este miércoles que el Bills Stadium estará abierto a un número limitado de aficionados para los playoffs. Los partidos de los Bills habían estado cerrados a los aficionados durante toda la temporada regular del 2020 como parte de los protocolos de COVID-19 del estado de New York respecto a los deportes profesionales.

El plan permite 6,772 aficionados y los asistentes tienen que registrar una prueba negativa de COVID-19 antes que se les permita la entrada. El equipo trabajará con el departamento de salud del estado para realizar el rastreo de contactos posterior.

Los aficionados mantendrán el distanciamiento social en todo el estadio y están obligados a usar cubrebocas todo el tiempo. Los fans que no cumplan serán expulsados.

El Dr. Howard Zucker, comisionado de salud de New York, dijo la semana pasada que este es “un modelo de salud pública que nunca antes se había hecho en el país”, describiéndolo como un “proyecto de demostración”. Cuomo espera que este modelo pueda proporcionar un ejemplo de cómo abrir al público futuros eventos masivos.

Los dueños de los Bills, Terry y Kim Pegula, se unieron a Cuomo para el anuncio.

 

Alrededor de 6,200 boletos estarán disponibles para ser comprados el jueves para dueños de boletos para toda la temporada que decidieron comprar boletos a principios de este año. No se espera que los boletos estén disponibles al público en general.

Si los Bills avanzan para recibir un partido de la Ronda Divisional, los aficionados también tendrán permitido asistir. Los aficionados que asistan al partido de la Ronda de Comodines no tendrán permitido comprar boletos para el juego divisional.

Los aficionados deben pagar sus pruebas de COVID-19, que se realizarán en el Lote 4 del Bills Stadium a un “costo reducido” de 63 dólares. El costo de las pruebas estará incluido en el precio del boleto.

Las puertas del estadio se abrirán dos horas antes del partido con horarios de entrada escalonados para que los aficionados minimicen las aglomeraciones, lo que era una de las mayores preocupaciones de Cuomo durante todo el proceso. Todos los puestos concesionados ofrecerán los mismos productos y no manejarán efectivo.

Las reuniones previas seguirán prohibidas. Cuomo reconoció la importancia de que los Bills reciban su primer partido de playoffs desde 1995 para la comunidad del oeste de New York, pero también le pidió a la comunidad que se mantuviera alerta.

Los Buffalo Bills han jugado sin público presente en su estadio toda la temporada. Getty Images
“Para todos los aficionados de los Bills, por favor, todos tomen estas medidas en serio”, sentenció. “Hemos avanzado en el virus del COVID durante las últimas semanas. Los números están a la baja, queremos mantenerlos bajos”.

“Nuestro objetivo aquí es apoyar a nuestro equipo de todas las maneras posibles”, expresó Terry Pegula. “Les diré que estén a salvo, sean inteligentes y sobre todo, que sean ruidosos”. (GG) (ESPN Deportes.com)