Connect with us

Más de Honduras

Prensa argentina destaca al “Misionero” Klusener

El actual co-líder goleo del fútbol hondureño, el argentino Gonzalo Klusener no se vino a descubrir como artillero en Honduras, ya que a pesar de sus 37 años es muy afamado y apreciado por la prensa de su país que lo ha destacado al enterarse que es uno de los dos líderes de goleo del actual torneo de Apertura 20202-202 de la Liga Profesional en Honduras.

Klusener en Honduras ha disputado 20 partidos de Liga con el Fútbol Club Motagua en donde suma 10 goles solamente uno de ellos de penal, anotado en este torneo en Tocoa al Real Sociedad en la goleada 5-1 a domicilio. Ya el “misionero” se dio el gusto de anotar en todos los clásicos del fútbol hondureño ante Marathon, Olimpia y Real España.

MUNDO D LO RESALTA:

El misionero Gonzalo Klusener sabe todos los secretos que sólo conocen los goleadores dentro del área. Y más allá de sus 37 años, está demostrando su vigencia y su calidad en el fútbol de Honduras.
“Kluse” vive un momento fantástico junto al Motagua, el club al que llegó a principio de año tras dejar Independiente Rivadavia de Mendoza, en la Primera Nacional.
El ex “9” de Talleres acumula seis goles en los últimos nueve partidos en el Torneo Apertura 2020-21 de la Primera División de Honduras.  Y eso lo ha puesto en el primer lugar de los goleadores del certamen, junto con un ex Belgrano: Jerry Bengston.
Motagua viene de ganarle 3 a 0 al club Vida en la última jornada, con un tanto de Gonzalo  y marcha primero en el Grupo A en la Liga Nacional de Fútbol Profesional de Honduras con 20 puntos en 9 partidos, producto de seis triunfos, dos empates y apenas una derrota.
Allí, Klusener tendrá otra oportunidad de seguir demostrando sus dotes de goleador ya que esa virtud que se mantiene en el tiempo: tomarse un tiempo más en el área para que la pelota siempre sea gol.

LA NUEVA MAÑANA LO DESTACA:

El delantero, ídolo de Talleres, está revolucionando el torneo de aquel país. Es el goleador del certamen y además muestra su lado solidario. En diálogo con LNM habló de su presente y de la llegada del huracán Iota.

“Todavía está muy presente el recibimiento que se le dio al delantero argentino del Motagua, Gonzalo Klusener, hasta bautizarlo con el mote de ‘abuelo’ solo porque está a un par de años de llegar a los 40.

Periodistas deportivos cuestionaron que los azules decidieran traer a un ‘cohete quemado’ que ya está de salida en el fútbol. Ante todos estos ataques, Motagua confió a ciegas en su contratación, quien a base de goles se comenzó a ganar el cariño de los aficionados azules y el respeto de los rivales…”.

De esta manera inicia un informe sobre el artillero argentino en Magazine HN. Un reflejo de lo que se está viviendo en aquel país centroamericano con el ídolo de Talleres.

Otra muestra es poner la versión de Honduras de Google y automáticamente aparecen cientos de notas elogiando distintas facetas del delantero de 37 años.

Klusener está revolucionando el principal torneo de Honduras, con sus goles, su juego y con los gestos fuera de la cancha: “Llegué en enero y arrancamos el campeonato, llevaba cuatro goles cuando se suspendió. Yo tengo contrato hasta diciembre y decidí quedarme acá en la cuarentena, que se hizo más larga de lo que esperaba. Volvió el campeonato y el equipo viene bien. Además está acostumbrado a pelear arriba. Fue sencillo insertase en el grupo y en la forma de jugar. Me tocó hacer varios goles, venimos punteros. Y estamos trabajando para seguir así”, expresó desde Honduras Klusener.

El misionero llegó a Motagua, tras jugar en Independiente Rivadavia de Mendoza, en la Primera Nacional. En Centroamérica lleva convertidos seis goles en los últimos nueve partidos en el Torneo Apertura 2020-21 de la Primera División hondureña.

Hace un par de semanas todos los medios de aquel país elogiaron la chilena que ensayó “Kluse” en el clásico. La maniobra dio en el palo. No fue gol, pero todos destacaron esa pirueta.

“Un compañero remato, el arquero la saca y tiré la chilena. Pegó en el palo. Encima después perdimos. Una anécdota que no sirvió”, contó entre risas. Es que Klusener nunca hizo un gol de chilena en su extensa carrera, pero aclara: “No lo busco, es un recurso me quedó”. Aunque dice que lo volverá a probar.

Se lo nota contento a Klusener. “Lo estoy disfrutando, y más con los resultados , el rendimiento se hace mas llevadero”, relata.

En barrio Jardín se lo recuerda por sus goles, sus partidos, pero, fundamentalmente, por su profesionalismo. Por eso no sorprende que mientras se lleva adelante la conversación el atacante de sobrada experiencia y trayectoria afirme: “El jugador de fútbol no deja de aprender”.

Siempre por más. “Aspiro a seguir creciendo”, agrega ‘Klusegol’.

A Klusener le tocó atravesar toda la pandemia del Covid-19 en Honduras. Lo hizo junto a su esposa y su hijo. Y más allá de que estuvo encerrado en un departamento, le vio el lado positivo del encierro, ya que pudo estar con el pequeño Romario en las etapas de crecimiento. “Fue un tiempo increíble”, destaca el goleador.

Pero no sólo el coronavirus atraviesa aquella región. Es que el paso de la tormenta tropical Eta por aquel país ha dejado mucho sufrimiento a de miles de hondureños afectados por el fenómeno climático.

Klusener justo en esa fecha estaba en El Salvador, ya que su equipo debía jugar por la Concacaf Champions. No fueron horas tranquilas, ya que su familia sí estaba en Honduras. El huracán tocó tierra ya en forma de tormenta, pero lo mismo hizo desastres.

Y frente a esta realidad donde mucha gente la pasó mal, el argentino se sumó en ayuda solidaria comprando comida y colchones para donarle a los afectados por la tormenta tropical Eta. ¡Un crack!

Hablar con “Klusegol” siempre llevará a Talleres. El artillero está muy identificado con el club de barrio Jardín. Es uno de los últimos ídolos de la institución albiazul. Y el cariño es recíproco.

“Talleres hace muchos años que esta haciendo las cosas bien, con un proyecto muy claro, con gente capacitada, y muy formada para conducir un club”, resalta el misionero autor de uno de los goles del último ascenso albiazul en cancha de All Boys.

Y agrega: “Tiene un gran cuerpo técnico y obvio buenos jugadores, sino no estaría haciendo el papel que hace , ganándole a Boca en la Bombonera. La verdad que es digno de admirar”.

Tras el triunfo de la “T” frente al “Xeneize”, el delantero le mando un mensaje felicitando a su amigo Pablo Guiñazú, que hoy forma parte del cuerpo técnico de Alexander Medina.

– ¿Por qué crees que más allá del paso del tiempo seguis siendo muy querido por el hincha de Talleres?

– Me tocó llegar a un momento llegar en un momento complicado del club, donde todo el grupo de jugadores lo cambiamos y la hicimos ilusionar a la gente. Logramos el ascenso. Y a mi me tocó la parte linda, de hacer los goles, el que hace goles sobresale. Teníamos un grupo espectacular, un técnico muy bueno… Es hasta injusto que me nombren porque hay muchos jugadores que hicieron cosas muy grandes en Talleres. El cariño es reciproco, lo sigo a Talleres, le deseo lo mejor. Hice muchos goles y fui un tocado con la varita. Es muy difícil ser reconocido como me reconocen en Talleres, soy un agradecido…

– ¿Seguís teniendo sueños?

– Sigo disfrutando de este deporte. La verdad es que me siento muy contento, muy a gusto de seguir aprendiendo, de ir a entrenar. El objetivo es seguir creciendo. Y hoy mi objetivo es salir campeón en Honduras… Hay compañeros que me cargan, me dicen que me queda poco, y yo les digo que me quedan siete años más todavía para jugar – se ríe-. Me siento pleno, me siento. tengo para rato. Me apasiona y me gusta competir. (GG) (MUNDO D Y LA NUEVA MAÑANA)