Connect with us

Más de Honduras

Fútbol hondureño sigue estancado

Luego que la Federación Hondureña de Fútbol ordenara a la Liga Nacional comenzar el próximo torneo y puso como fecha máxima de inscripción el 28 del mes en curso, este día los presidentes de los clubes se reunieron con la LINA buscando definir algunos aspectos, pero la tertulia fue un fracaso total.

El informe respecto a los avances del préstamo que solicitaron los equipos a banco Ficohsa, la distribución de los fondos FIFA y el aporte del gobierno a través de la Copa Presidente fueron los puntos torales de la reunión, pero no hubo avances.

Uno de los presentes en la conversación que no quiso ser identificado relató que el presidente de la LINA, Wilfredo Guzmán, se dedicó más de dos horas a justificar sus decisiones y a decir que lo han atacado injustificadamente y que cuando le volvieron a pedir la renuncia dijo que no dejaría el cargo.

La Fenafuth se comprometió a entregar 20 mil dólares a los clubes para arrancar la pretemporada y los restantes 50 mil al momento de inscribirse y dejó claro que los equipos que no estén de acuerdo serán desafiliados al tiempo que estableció el 26 de septiembre como fecha para arrancar el Torneo Apertura.

G6 no quiere recibir plata del gobierno

En una votación que fue propuesta por el llamado G6 que integran Marathón, Real Sociedad, Vida, Platense, Honduras Progreso y Real de Minas se determinó que el dinero que dará el gobierno para los protocolos de bioseguridad lo maneje la Liga Nacional y no los clubes.

Esta acción la tomaron al considerar que la plata que darán de los fondos Copa Presidente no será suficiente para cubrir los protocolos de seguridad y los clubes no están dispuestos a poner dinero y quieren que sea la LINA la que asuma esos costos.

De momento no hay humo blanco ya que la dirigencia de la liga no ha sido capaz de consensuar con los clubes pese a la ordenanza de Fenafuth.

Reunión de los clubes con Fenafuth

Ante la falta de capacidad de Guzmán y sus colaboradores, los clubes encabezados por el G6 solicitaran una reunión con Fenafuth para buscar llegar a un acuerdo y que se reanude el fútbol.

Olimpia en esta ocasión votó a favor de los seis clubes y la votación quedó 7-3.

Los equipos más perjudicados con el retraso del fútbol hondureño son Marathón, Olimpia y Motagua ya que deberán enfrentar competencias internacionales en octubre y llegarán sin ritmo de competencia. (JL).