Connect with us

Más de Honduras

Los entrenadores serán la clave para bioseguridad en el fútbol: Doctor Avilés

En amena plática y exposición en Deportes TNH, el médico José Bonifacio Avilés, analizó la situación de la pandemia del coronavirus adaptada al fútbol y a los deportes en general, sacando reflexiones y conclusiones muy importantes para los dirigentes deportivos.

El galeno, quien ha colaborado durante años con el Fútbol Club Motagua tiene su propia idea de un plan de bioseguridad para los diferentes equipos profesionales: “confeccioné uno que está diseñado en cinco partes, iniciando con la planificación para los entrenamientos donde en la sede de los clubes deben ingresar 40 personas como máximo: jugadores (22), cuerpo técnico (6), utileros (3), seguridad (1), mantenimiento cancha (2), conductor (1), cupo adicional (5). En ese grupo no deben estar personas con riesgo médico de salud y deberá existir una encargada de vigilar el protocolo respectivo”, dijo.

Una segunda etapa siempre es en la sede durante los entrenamientos donde el doctor Avilés considera necesario verificar y limpiar las instalaciones: “cada jugador recibirá una bolsa con su ropa y la deberá devolver de la misma manera al utilero sin bañarse en el lugar de entreno. Allí mismo se darán charlas de bioseguridad a todos los integrantes de cómo mantenerse sanos, sin la enfermedad y concientizar lo que se debe hacer en casa con su familia. Se les entregará además un kit con todos los implementos que necesita el jugador y cuerpo técnico para su protección”, apuntó.º

La tercera etapa previo a competir son las constantes evaluaciones que deben tener, iniciando con la toma de la temperatura, luego limpiar sus zapatos y tacos antes de entrar al complejo deportivo y realizarse pruebas rápidas semanalmente para descartar cualquier contagio ya sea en propiedad o asintomático: “la cuarta etapa son los entrenamientos que no deben ser más de 10 personas al inicio, con los porteros trabajando en otros horarios. Es un tema de cada entrenador, pero ellos llevan la voz cantante para que el jugador se concientice de lo que ahora se vive, jugar bajo la pandemia para poder vivir. En la misma etapa ya se toman en cuenta las concentraciones que cambiarán visiblemente sobre todo de gira, donde ya el plantel no viajará en un solo bus, habrá un gasto adicional para que vayan con bioseguridad”, añadió.

La quinta y decisiva etapa son los partidos, donde inicialmente se jugarán a puerta cerrada: “en los juegos deben hacerse pruebas rápidas, además cada jugador debe llevar una constancia de que se le practicó recientemente, eso también deberán presentar cuerpo técnico, árbitros, dirigentes y hasta la prensa que cubrirá los juegos.

También los camerinos deben de estar limpios o los lugares donde se darán instrucciones, los actuales son muy pequeños por lo que se deben buscar dentro de la instalación algo que los proteja de la cercanía entre uno u otro. La llegada a los estadios no debe ser masiva de jugadores, sino uno a uno. Se deben desinfectar balones y uniformes, mientras los jugadores al salir deben ir con las manos recién lavadas”, agregó.

Otros puntos básicos es durante los partidos, donde los de la banca no deben quitarse las mascarillas y si es posible los suplentes ubicarlos en las gradas, pero siempre separados de una distancia prudencial: “en la cancha debe evitar celebrar goles con grandes abrazos y demás. En el medio tiempo debe individualmente, no irse en grupos y al final del juego los jugadores se quitan el uniforme y lo entregan en bolsa. Ellos deben irse de inmediato a sus casas, mientras el cuerpo técnico no debería entrar al camerino al final del juego para evitar cualquier contagio. Hay muchas medidas que tomar, pero allí todo pasa por educación y obediencia, el protocolo de bioseguridad será agregado al reglamento interno de cada club, por lo que el que falle podrá ser multado o sacado de cualquier institución por no obedecer su contrato”, concluyó. (GG)

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras