Una polémica innecesaria que ensucia un gran trabajo de Troglio - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

Una polémica innecesaria que ensucia un gran trabajo de Troglio

El caso de José Mario Pinto y Jean Paul Suazo, es el tema de moda en las redacciones de los diarios, en las tertulias de pasillo y sobre todo en redes sociales, donde unos atacan y otros se defienden, pero lo cierto es que hasta aquí las directivas de Lobos y Olimpia no han sido capaces de ponerle un alto al asunto.

La polémica se desató la noche del marte cuando el periodista Limber Pérez, publicaba que Osman Madrid, presidente deportivo de los merengues habría llamado a Pinto para ordenarle que no podía jugar el duelo de la pentagonal contra el equipo que paga su salario.

El miércoles dirigentes blancos y universitarios se llamaban al silencio, en las redes sociales la especulación no paraba y la “guerra” no cesaba entre los que le van al albo y sus detractores. Fue hasta en horas de la tarde que los directivos albos publicaron un comunicado poco claro que lo único que demostraba es que Pinto jugó en la segunda vuelta, sin embargo, no esclareció si hubo o no tal prohibición o la llamada cláusula del miedo.

Y seguía la noticia del día dejando episodios que no abonan en nada al deporte rey y es que Pérez, quien dio a conocer la noticia informaba en redes sociales que tras la publicación recibió amenazas de muerte.

Nadie era capaz de confirmar si Pinto y Suazo iban a ser de la partida, fue hasta pocos minutos del duelo cuando el plantel de Lobos llegó al estadio Nacional sin la presencia de ambos jugadores que se comprobó que no serían de la partida, no obstante nadie pudo aclarar los motivos considerando que sobre todo Pinto es insustituible para los estudiosos.

El partido pasó sin que pasara nada, Olimpia ampliamente superior se impuso 3-0 a un desconocido Lobos, pero la noticia no era lo futbolístico, sino que la ausencia de Pinto en el terreno de las acciones ya que vio el partido desde la gradería.

“No quiero problemas”, fueron las palabras del mediocampista cuando fue abordado por la prensa, una respuesta que no aclaraba nada y daba espacio a los rumores.

El técnico Salomón Nazar, dejó entrever su malestar, pero tampoco confirmó la famosa llamada de Madrid a Pinto. “Nunca ha habido tanta confabulación para que un equipo perdiera, nos quitan al mejor jugador y nos ponen al árbitro más malo”, declaraciones que no revelan lo que se esperaba.

Pero aparece Henry Oliva y va de frente: Osman Madrid llamó a Pinto, ustedes lo saben”, el único que se atreve a dar la cara.

Supuestas llamadas, amenazas de muerte, directivos que no dan la cara y una guerra en redes sociales es parte de lo que ha desatado el caso Pinto que lo único que ha hecho es ensuciar un gran trabajo de Olimpia y de Pedro Troglio que con justo merecimiento ganaron las vueltas y demostraron su superioridad, lamentablemente la falta de claridad en los manejos del fútbol hondureño los tildará como un título “sucio” si finalmente se coronan.

Lo más sano sería que ambas directivas ofrecieran una conferencia de prensa dando a conocer lo que realmente sucedió porque de lo contrario las especulaciones seguirán.

Recomendamos - Más de Honduras