Una Plaza de Toros recibe a Federer en México - Diario Deportivo Más
Connect with us

Otros Deportes

Una Plaza de Toros recibe a Federer en México

Con 73 años de existencia, la Plaza de Toros México ha sido testigo de grandes corridas y faenas de grandes matadores. Pero el vetusto escenario vivirá algo inédito al convertirse en el escenario de una exhibición de tenis.

¿El actor principal? Roger Federer, el campeón de 20 torneos de Grand Slam — más que nadie en todos los tiempos.

Será la cuarta parada de la gira latinoamericana del astro suizo, acompañado por el alemán Alexander Zverev. Y México estará de plácemes: es la primera visita de Federer para jugar en el país.

Federer ha declinado varias invitaciones para disputar el Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco, dado que su agenda anual tiene como fijo el torneo de Dubai, que se realiza en las mismas fechas.

“Es un logro para la compañía, hemos estado muy metidos en esto porque es un sueño y hasta ahora las cosas van bien, esperemos rendir buenas cuentas”, dijo a The Associated Press, Raúl Zurutuza, director general de Mextenis, la compañía que opera los Abiertos de Acapulco y Los Cabos, un ATP 250 que se monta en agosto. “Es un logro, sabemos que Roger difícilmente volverá a México como jugador activo porque él tiene su agenda de torneos, es la realidad, por eso estamos contentos de tenerlo aquí”.

Federer y Zverev ya jugaron en Buenos Aires y Santiago de Chile y actuaban en Bogotá la noche del viernes. Tras visitar México, concluirán su gira con un partido en el Coliseo Rumiñahui de Quito, Ecuador. La mayoría de los escenarios son techados.

Los organizadores en México pudieron elegir algún otro recinto, incluyendo las sedes específicas para el tenis que ya existen en Acapulco y en Los Cabos, pero eligieron a la “México”, la plaza de toros más grande del mundo, porque tiene una capacidad de más de 42.000 aficionados.

“La idea era encontrar una combinación ideal que le pudiera dar acceso al mayor número de gente posible a un precio asequible dentro de la industria y la Plaza México cumple con eso”, agregó Zurutuza, quien informó que casi la mitad del aforo se vendió por un precio que rondó los 25 dólares por boleto y con las entradas más costosas rondando los 500. “La Ciudad de México da para todo tipo de público y afortunadamente tenemos localidades agotadas”.

El jueves un grupo de unos 200 trabajadores seguía trabajando a marchas forzadas para terminar con la transformación del escenario que en su historia ya ha sido sede de pruebas de motocross, conciertos, combates de lucha libre y peleas de boxeo, entre ellas una de Saúl “Canelo” Álvarez en 2011 y una del legendario Julio César Chávez, quien se retiró ahí con una pelea ante Frankie Randall en el 2004.

Los encargados comenzaron a trabajar sobre la superficie del ruedo el domingo pasado para aplanar la superficie para luego colocar una base de arcilla y al final un sellador en los costados que impide el movimiento del tapete de hule que servirá de pista de tenis.

“Lo más difícil fue nivelar la arena porque se tenía que compactar desde el domingo por la noche para que quedara como una alfombra perfectamente pareja y sobre todo que no hemos tenido tanto tiempo”, dijo a AP Tano Cruz, director técnico del partido de exhibición y quien ha supervisado las cancha durante las 26 ediciones del Abierto Mexicano de Tenis. “Aunque fue difícil, todo deberá quedar listo y sin problemas para recibir a Federer como se merece”.

El trabajo quedó en manos de Flexytap, una compañía mexicana encargada de instalar recubrimientos en escenarios deportivos hechos a base de llantas de automóviles recicladas, no sólo para canchas de tenis, sino en otras disciplinas.

“Es un recubrimiento prefabricado, lo hicimos como alfombra y está hecho a base de hule de llanta reciclado (granulado de llanta), y está aglomerado con poliuretanos flexibles, que le dan la característica de flexibilidad, de resistencia al doblez, de suavidad para las condiciones del deporte”, dijo Guillermo Díaz de la Vega, director de instalaciones de la compañía.

Los encargados de la pista informaron que, al finalizar el partido de tenis, alrededor de las 9 de la noche el sábado, deberán comenzar una gran faena con el desmontado de todo el escenario, porque el domingo la Plaza México recibe a sus visitantes regulares con la cuarta corrida de su temporada grande.

Federer y Zverev cederán el ruedo del coloso a los matadores Juan Pablo Sánchez, Diego Silvetti y Ginés Marín. AP

Recomendamos - Otros Deportes