"Príncipe de las alturas" estuvo en Honduras - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

“Príncipe de las alturas” estuvo en Honduras

El pasado 27 de julio se cumplieron 26 años que el cubano Javier Sotomayor Sanabria impuso el récord histórico de salto alto. Nada menos que se levantó 2,45 metros en la pista de aire libre en Salamanca, España, el gran plusmarquista mundial de 52 años edad.

Es una leyenda viviente del atletismo a quien se conoce además como el “príncipe de las alturas o el tigre de Limonar”. Este ícono del deporte estuvo de visita en Tegucigalpa, en un encuentro de profesionales de la educación física en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) y con dirigentes del atletismo.

Un personaje sencillo, accesible que donde va es reconocido por sus grandes proezas en el atletismo que lo mantienen en el pedastal, porque ningún ser humando ha sido capaz de saltar 2,45 metros, casi el doble de estatura. Tiene 26 años de ser el mejor de la historia en salto de altura, con los récords mundiales en al aire libre y en pista cubierta (2,43).

Medallista olímpico en Barcelona 1992, campeón mundial desde los 16 años rompiendo las primeras marcas. Es poseedor del premio Príncipe de Asturia de los Deportes en España.
El primer récord mayor se lo rompió al sueco Patrik Sjoberg en 1988 cuando tenía 20 años. Antes de viajar a La Habana, dijo que se llevó en buen trato y la cordialidad de la gente de Honduras.

Ahora se desempeña como secretario general de la Federación Cubana de Atletismo. En el 2001 se retiró de la existosa carrera, pero como un mito imborrable, el récord de Sotomayor sobrevive solitario en tiempos que el deporte ha tenido mucha evolución. Lo que obtuvo el “rey de las alturas” no fue una marca pasajera, sino que tiene el cordón de leyenda. ¿Cuántos años más tendrán que pasar para que venga un extrarrestre a quitarle la marca este hombre de carne y hueso?

¿Cómo vivió esos momentos de gloria?
-Fueron momentos de mucha alegría y gloria para mi, tuve grandes resultados, campeón olímpico, campeón mundial en varias veces, gracias que tuve una vida deportiva bastante longeva.

¿A los 10 años inicia y a los 16 ya es campeón?
Sí, como todo niño cubano inicié a los 10 años y a los 16 ya estaba entre los mejores del mundo cuando el récord era 2,37 yo saltaba 2,33. Bien contento durante los años que estuve saltando, porque fueron de éxito.

¿Dónde va es reconocido por su trayectoria de triunfos?
-Gracias a mis resultados la gente me reconoce en muchos lugares del mundo. Me ayudó a triunfar la humildad. Me relacionó con todo el mundo y eso hace que la gente me quiera más.

¿Por qué sólo ganó un título olímpico ?
-No participamos en los Olímpicos de Los Ángeles 1984 y Seúl 88, en Atlanta 96 estaba lesionado y en el 2000 en Sídney estando yo adelante, se vino en un diluvio y me quedé con plata.

¿Los 2,45 fue su mejor salto en todos los sentidos?
No, porque tuve muchos saltos perfectos, pero fue válido.

¿Sufrió lesiones y operaciones?
Sí, muchas lesiones, una operación y dos intervenciones quirúrgicas.

¿Nunca dudó cuando estaba frente a la varilla y saber la gran altura?
No, no, si dudo no lo salto. Antes de saltar me concentraba 100 por ciento en la técnica, la velocidad, la fuerza y cada uno de los movimientos.

¿Cuántos años duró su exitosa carrera?
De los 16 años hasta los 34.

¿Qué hizo al retirarse?
-Estuve un tiempo en la música, conformé un grupo de música cubana que es la que siempre me gusta, pero de igual ligado al deporte.

Cuba se ha estancado en el deporte, ¿o los demás países se han desarrollado?
-Los países se han desarrollado, Cuba sigue siendo de los mejores del mundo.

¿Cómo ve el futuro deportivo de su país?
-Tenemos muchos jóvenes con mucho potencial y talento en muchos deportes con edad entre 18 y 22 años que están en entre los mejores del mundo.

¿Sus hijos practican en el deporte?
-El mayor lo dejó, pero ya se reincorporó al atletismo.

¿Se ganaba bien por los triunfos en su tiempo?
-Lo que nos interesaba a los cubanos era competir por nuestra bandera, había algunas ganancias, pero no igual como ahora.

Hoy día, ¿qué hace?
-Hago mis cosas, me invitan a varios países y lo hago con mucho agrado. Soy conferencista.

Hubo sanciones, ¿fueron injustas?
-Claro que sí, después de lo que me hicieron en los Panamericanos de Winnipeg, Canadá, me tildaron de usar de sustancias prohibidas que no hice ni necesitaba usarlas en unos Juegos Panamericanos, a pesar que tenía una hernia que me estaba cuidando para el campeonato mundial.

¿Fue atleta limpio?
Sí, muy limpio nunca tuve la necesidad de acudir al doparme para ganar.

Al retirarse, ¿por qué no abraza la carrera de técnico?
-Podría hacer otras cosas en el atletismo y lo hago en la federación y estoy en el campo por lo menos tres veces por semana guiando jóvenes en salto alto.

Recomendamos - Más de Honduras