Las incongruencias de la Comisión Nacional de Disciplina - Diario Deportivo Más
Connect with us

Más de Honduras

Las incongruencias de la Comisión Nacional de Disciplina

El malestar de la gente de Real España tras conocer las sanciones de la Comisión Nacional de Disciplina están justificadas y es que el ente disciplinario no juzga siempre utilizando los mismos criterios.

Los catedráticos fueron condenados a jugar sin afición tres encuentros, lo que es correcto porque sus aficionados sembraron el caos dentro y fuera del estadio.

Sin embargo llama poderosamente la atención que Marathón no haya sido juzgado de igual manera y es que en el encuentro contra Olimpia, aficionados de ambos clubes protagonizaron actos vandálicos dentro y fuera del estadio, incluso la policía tuvo que recurrir a los disparos y lanzar bombas lacrimógenas para poder contener a los inadaptados.

Ante tales actos que abochornan la Comisión Nacional de Disciplina se hizo de la vista gorda y se limitó a sancionar a los verdes con 6 mil lempiras por acumulación de tarjetas amarillas.

En ese mismo encuentro el presidente deportivo de los esmeraldas, Rolando Peña, se presentó en los camerinos de los árbitros para desaprobar su decisiones. “Nosotros somos los que te pedimos como árbitro y no nos sancionas dos penales”, fueron las palabras del personaje al silbante Oscar Moncada.

No obstante el ente disciplinario no aplicó sanción a Peña, sino que determinó que le harán una advertencia, luego se asustan cuando ven a gerentes y presidentes atacando a los jueces en sus camerinos porque saben que no serán castigados.

Por otra parte el futbolista de Olimpia, Jonathan Ferrari, fue acusado por la gente de Marathón de realizar un gesto obsceno y únicamente fue sancionado con un encuentro de suspensión, por la misma acción a Yustin Arboleda, le aplicaron tres partidos en el pasado reciente.

Estos pequeños detalles dejan al descubierto las incongruencias de la Comisión Nacional de Disciplina que una vez más no mide con la misma vara. (J. LANDA).

Recomendamos - Más de Honduras