Connect with us

Deporte Nacional

Samaria Eguigure: El fuego le quemó la piel, pero no sus sueños…

* “La vida no ha sido sencilla, tampoco me quejo porque estoy viva y hago lo que me gusta”.

*”Soy una persona normal, nunca he tenido complejos y jamás nadie me vio de forma extraña”.

*”El actual alcalde de la capital me regaló la mitad de pasaje a Estados Unidos para ser operada”.

El fuego quemó sus manos, pero no sus sueños, le dejó cicatrices en la piel, no en el corazón, por el contrario, aquel accidente que ocurrió cuando apenas tenía ocho meses la hizo más fuerte y hoy disfruta de una de sus grandes pasiones, la natación.

El viento sopló fuerte e hizo caer una lampara de gas sobre la cama de aquella niña de ocho meses, de inmediato el fuego le provocó daños severos en sus muñecas, y justo ahí empezó la historia de un personaje que pese a los golpes de la vida, no deja de sonreír y perseguir sus metas, clasificar a un mundial de natación.

Tres meses en el hospital escuela, mamá desesperada por el daño de su bebé, los diagnósticos de los especialistas no invitan al optimismo, no obstante, una luz en el camino devuelve la esperanza a la familia de Samaria Isabel Segura Eguigure, la protagonista de esta historia.

“Yo no me acomplejo por el problema es mis manos, como era tan pequeña cuando el accidente para mi es como que haya nacido así, me acostumbré y nunca nadie me ha visto de menos, soy una niña normal y como tal me comporto”, cuenta Samaria, orgullosa de si misma.

La pequeña Samaria Eguigure, sufrió una grave accidente cuando apenas tenía ocho meses que le quemó sus muñecas, pero eso no le impide competir en natación y tener grandes aspiraciones.

“La vida no ha sido sencilla, tampoco me quejo porque estoy viva y hago lo que me gusta. Saliendo del hospital mi mamá escuchó en una radio de una brigada de médicos estadounidenses que llegaban a Danlí y me llevó, ellos lograron que fuera a Estados Unidos y me realizaron dos cirugías”.

No obstante, no fue suficiente con aquellas intervenciones y hubo necesidad de regresar a Norteamérica, pero ahora la familia debía costear los gastos y evidentemente no había recursos, por lo que hubo que recurrir a personas de buen corazón y Samaria, a sus 19 años recuerda a un personaje en particular.

“Somos una familia de escasos recursos y no teníamos cómo hacer el viaje, mi mamá empezó a moverse para conseguirlo con gente que estuviera dispuesta y hubo alguien que me dio la mitad del pasaje, esa persona es el actual alcalde de la capital, “Papi a la Orden”, Nasri Asfura”, recuerda cuenta emocionada la menor.

Aunque ahora ve la natación como una de sus grandes pasiones, ella se define como una amante del deporte en general porque sus inicios fueron en el atletismo, auqnue finalmente se decantó por la piscina.

“Amaba, amo el atletismo, pero Maylo Núñez, un día me invitó a nadar, al principio la idea no me agradaba del todo, aclaro nunca sentí que iba tener impedimentos por mis muñecas, pero creía que no era lo mío, sin embargo, una vez que entré al agua descubrí que había nacido para nadar”.

“No sentí temor que me vieran de manera extraña, porque mis muñecas son distintas a la de los demás y eso no pasó jamás, desde que empecé me apoyaron todo y hoy lo siguen haciendo creyendo en mi”.

Eguigure, es parte el equipo de natación de Pumas que entrena Carlos Meléndez.

Actualmente la joven estudiante de finanzas se prepara para participar en Brasil, donde buscará su pase a los Juegos Parapanamericanos de Lima, Perú que se desarrollarán en el mes de julio.

“Voy a Brasil confiada que lograré estar en Lima, me estoy entrenando muy bien y creo firmemente en mis capacidades y además tengo el apoyo de mi familia, mi equipo, Pumas y el entrenador Carlos Meléndez”.

“Sueño con clasificar a un mundial, me encantaría estar en Japón, pero se que debo ir despacio para poder llegar lejos el trabajo, es la base del éxito y sé que tengo que esforzarme el doble”.

Samaria se entrena de lunes a viernes al menos tres horas diarias y participará el la modalidad de 50 y 00 metros libres y además en dorso y asegura que no le teme al reto.

“Soy la menor de tres hermanos, tengo una familia maravillosa y eso me da fuerzas para lograr mis metas, soy una persona normal y puedo llegar lejos, voy a luchar por estar en un mundial porque soñar nos da vida y no voy a rendirme”.

Actualmente la joven se prepara para buscar su clasificación los Juegos Panamericanos de Lima, Perú.

Recomendamos - Deporte Nacional

s