Pioneras del fútbol argentino reivindican su lugar definitivo en la historia - Diario Deportivo Más
Connect with us

De Todo Un Poco

Pioneras del fútbol argentino reivindican su lugar definitivo en la historia

La primera selección femenina de fútbol de Argentina en jugar un Mundial (México, 1971) lleva toda una vida apartada de las portadas de los medios de comunicación. Ya jubiladas, muchas han hecho de este deporte su vida a pesar de no tener el reconocimiento que les corresponde.

Invitadas por la organización de esta Copa del Mundo (no avalado por la FIFA), no tenían ni la equipación para pisar el terreno de juego, algo que no les impidió firmar, entre otros, cuatro goles a la selección inglesa.

“Fuimos a jugar y no teníamos nada, íbamos con una camiseta que al primer lavado ya no la teníamos más. Cuando llegamos allá nos dijeron que teníamos que jugar con botines y no sabíamos porque nosotras siempre jugábamos en zapatillas”, narró en una entrevista con Efe una de las participantes en aquel Mundial, Gloria ‘Betty’ García.

Unos días antes de empezar el campeonato, el equipo albiceleste saltó al césped estrenando botines para poder, así, practicar su juego con un calzado que nunca antes habían usado.

La organización de México 1971 se hizo cargo de ellas, ya que al momento de llegar al país norteamericano ni siquiera contaban con técnico. Algo que solucionó el exjugador argentino radicado en México Norberto Rozas, quien las guió desde el segundo partido del campeonato.

“Nos tocó jugar contra Inglaterra, ese día teníamos que salir a ganar o a ganar porque si no quedábamos fuera del Mundial. Acá mi compañera Elba Selva hizo cuatro goles que fueron magníficos”, continuó.

México, Inglaterra, Italia y Dinamarca fueron las selecciones contrincantes de la que fue la primera selección sudamericana femenina en participar en un Mundial.

García destacó que, al regresar a Argentina, muchas jóvenes querían empezar a jugar al fútbol. Sin embargo, señaló que la mayoría no pudo porque sus familias se opusieron.

‘Betty’ García (77 años), Elba Selva (73), Lucila Sandoval (48) y Mónica Santino (53) son cuatro de las ‘Pioneras del Fútbol Argentino’, un grupo que Sandoval se esforzó por reunir.

“Cuando yo en 1988 voy a firmar mi primer fichaje, en la Asociación Argentina del Fútbol Femenino había un cuadrito de un equipo de mujeres que decía: ‘Selección Argentina, Mundial México 1971’. Me agarró un escalofrío. Yo nací en el 1970, imaginate que, para mí, mi generación era la primera que jugaba al fútbol”, contó Sandoval, propulsora de la iniciativa.

Selva y García eran dos de las protagonistas de esa foto.

Hasta hace poco menos de un mes, Selva dedicaba su tiempo al voleibol y nunca había querido ser galardonada por los éxitos que había dejado en su juventud.

Ahora reconoce que, de haberlo sabido, hubiera llegado antes a la agrupación, ya que, a su juicio, sirve para incentivar a las futbolistas más jóvenes a que no dejen este “lindo deporte”.

‘Betty’, quien recibió incluso un reconocimiento del Senado de la Nación, busca junto a las ‘Pioneras’ que se apruebe en marzo la petición -que ya recibió la media sanción de la cámara de Diputados- que proclama el 21 de agosto como el día de la Futbolista.

El 21 de agosto de 1971 fue justamente el día que Selva marcó los cuatro tantos con los que Argentina venció a Inglaterra por 4-1 en el estadio Azteca ante 110.000 personas en aquel Mundial.

“Yo empecé a jugar al fútbol cuando ellas estaban en el Mundial. Yo tenía 6 años en 1971 y para nosotras siempre los referentes fueron los hombres”, aseguró Santino, quien puede llevar con orgullo el título de referente del fútbol femenino en el país.

“Nosotras vivimos en un país de fútbol, en un país en el que el fútbol es un bien cultural, forma parte de nuestra identidad. En el siglo XXI seguir pretendiendo que las mujeres estemos fuera de un fenómeno cultural de esas características tiene un solo nombre que es patriarcado”, resaltó.

Suya es también, y desde hace años, la tarea de “derrumbar muros” para que “las pibas más chiquitas” puedan tener referentes femeninos.

“La historia de las mujeres no la cuenta nadie, ni en el deporte, ni en la política, la tenemos que rescatar nosotras mismas”, sentenció. EFE.

Recomendamos - De Todo Un Poco