Connect with us

Fútbol Internacional

Las mejores excusas del fútbol

Publicado

El fútbol es un juego hermoso si se gana y todo sale como uno quiere, aunque a veces hay que tragar el amargo cáliz de la derrota. Y para algunos técnicos y futbolistas, eso puede ser demasiado.
Como muestra FIFA.com, existen excusas que van de lo cómico a lo absurdo cuando algunos de los nombres más conocidos del deporte rey se niegan a asumir la adversidad.
RANAS
Antes de convertirse en una potencia arrolladora que doblegaba a todos los adversarios que se interponían en su camino, la selección española tenía fama de ser un equipo incapaz de hacer valer en los grandes torneos la gran calidad que atesoraba.
Por eso su victoria por 4-0 sobre Ucrania en su estreno en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 supuso una sorpresa. No obstante, la culpa no fue de la falta de puntería del delantero del Chelsea Andriy Shevchenko, ni de los fallos de la retaguardia ucraniana. Fue de unas ranas. Sí, de unas ranas. El defensor Vladislav Vashchuk no desaprovechó la oportunidad de justificar a su equipo cuando terminó el encuentro.
“Las ranas apenas nos dejaron pegar ojo, croando”, explicó Vashchuk. “Estuvimos todos a punto de buscar unos palos e ir a cazarlas”.
UCRANIA
 
RECOGEPELOTAS
Cuando Shevchenko llegó a Stamford Bridge, se encontró con un entrenador conocido por haber protagonizado titulares en toda Europa, José Mourinho. Aun así, una de las excusas más memorables del técnico portugués se produjo durante su etapa en el Real Madrid. Después de perder en la Supercopa de España contra el Barcelona en 2011, lanzó una invectiva contra los acérrimos rivales del conjunto madridista.
“A partir del primer minuto del segundo tiempo, y no lo critico, porque hay gente que lo hace, los recogepelotas se esconden. Ocurre en los equipos pequeñitos cuando se encuentran en dificultades”.
El cuadro catalán había conseguido nada menos que diez trofeos en tres temporadas antes de aquel choque. El técnico luso empleó el mismo pretexto el fin de semana en que el Chelsea se despidió de su imbatibilidad ante el Newcastle United.
ÁRBITRO PERDIDO
No cabe duda de que los recogepelotas desempeñan una función importante en los partidos, pero si hay alguien imprescindible para la disputa de un encuentro, ése es el árbitro. Por lo tanto, la ausencia de Marco Rezende en el duelo de octavos de final de la Copa Libertadores entre River Plate y América de México en 1998 supuso un pequeño problema.
Las gradas ya vibraban y las cámaras de televisión estaban listas para empezar a transmitir el evento, pero Rezende se encontraba a más de mil kilómetros, en Belo Horizonte (Brasil). “Nadie me informó de que se me había designado para ese partido”, declararía luego.
El malentendido obligó a aplazar la contienda, que se jugó una semana más tarde. Santiago Solari marcó entonces el solitario tanto de aquel choque, el último que disputó con River antes de marcharse a España.
ZAPATOS Y MEDIAS
Años después, el argentino cambió Madrid por Milán y pudo ser testigo de excusas de lo más peregrino en el fútbol italiano. A Francesco Totti y Christian Panucci, por ejemplo, pudo aplicárseles el dicho de que un mal obrero culpa a sus herramientas tras el decepcionante empate 0-0 contra Dinamarca en la Eurocopa 2004.
Totti optó por la excusa de echarle la culpa a sus botas, al afirmar que era “como tener los pies en arena hirviendo”. Panucci, por su parte, fue un paso más allá y culpó a las medias, con el argumento de que estaban hechas “de un hilo demasiado áspero”.
totti
 
CAMISA DE MALA SUERTE
Siendo justos, hay que decir que no han sido los únicos en achacar un desempeño poco inspirado a su equipación. Sir Alex Ferguson ordenó a su equipo quitarse la camiseta gris de visitante, de infausto recuerdo, en el descanso contra el Southampton en 1996.
El Manchester United se encontraba con un 3-0 en contra y sumaba cuatro partidos sin ganar con ese uniforme, y Fergie decidió que ya había tenido suficiente.
“Fuera con esa camiseta, vamos a cambiarla”, recuerda Lee Sharpe. “Fueron las primeras palabras que dijo en el descanso… Y no volvimos a jugar con ella”. Poco importaría, ya que los Saints terminaron imponiéndose por 3-1.
Sir Alex Ferguson
 
PLAY STATION
Pero no podemos concluir esta historia de excusas sin contar, quizás, la más marciana de todas. El inglés David James llegó a echar la culpa de su mala actuación bajo palos en un partido… ¡a Lara Croft!
Parece ser que el guardameta, durante su etapa en el Liverpool, acusó en los días de partido su obsesión con la PlayStation® de Sony. Y después de un encuentro ante el Newcastle en el que se le culpó por haber recibido tres goles, el internacional inglés confesó el motivo de su falta de concentración: “Me dejé llevar por el Tomb Raider y el Tekken II. Estuve jugando durante horas y horas”.

Ver Más

Fútbol Internacional

El Sheriff disfruta en su adiós

Publicado

Por

(HN)

El Sheriff, con un gol en el tiempo añadido de Boban Nikolov, se marchó de la Liga de Campeones con un meritorio empate en Kiev frente el Shakhtar, que prolonga la fiesta en el fútbol continental del representante moldavo, que ahora disputará la Liga Europa.

El Sheriff acentuó el decepcionante recorrido del Shakhtar que se marcha como último del grupo y sin ganar partido alguno. Por detrás del Sheriff, la revelación. Capaz de vencer en el estadio Santiago Bernabeu y de no perder ninguno de los encuentros contra el Shakhtar.

El conjunto de Roberto de Zerbi se mostró mejor en un partido entre dos rivales que suelen despreciar la posesión y que explotan sus virtudes a la contra.

Aún así, con opciones para ambos, fue el equipo local el que tomó ventaja al borde del descanso, cuando Fernando remató un pase en profundidad de Serhii Kryvtsov.

Con el choque encarrilado el Shakhtar decayó en la segunda parte. De Zerbi movió pronto el banquillo y agotó los cambios. Fue una despedida mientras el Sheriff siguió a los suyo.

Las ocasiones del representante moldavo empezaron a caer. Pudo marcar Cristiano y también Adama Traore. Pero el empate llegó en el tiempo añadido en una de las últimas acciones del choque después de que Boban Nikolov aprovechar un balón suelto dentro del área para efectuar un remate que superó a Oleksiy Shevchenko que minutos antes sustituyó a Andriy Pyatov.

– Ficha técnica

1 – Shakhtar Donetsk: Andriy Pyatov (Oleksiy Shevchenko, m.86); Dodo, Sergey Krivtsov, Valeriy Bondar, Viktor Korniienko (Ismaily, m.67); Marcos Antonio; Marlos, Artem Bondarenko (Maycon, m.67), Georgiy Sudakov (Tete, m.46), Manor Solomon; y Fernando (Mikailo Mudryk, m.46).

Entrenador: Roberto De Zerbi.

1 – Sheriff: Georgios Athanasiadis; Fernando Costanza, Danilo Arboleda, Gustavo Dulanto, Cristiano; Sebastien Thill, Dimitris Kolovos, Edmund Addo; Adama Traore, Dimitris Kolovos (Boban Nikolov, m.46), Bruno Felipe; y Momo Yansane.

Entrenador: Yuriy Vernydub

Goles: 1-0, m.42: Fernando; 1-1, m.92: Boban Nikolov.

Árbitro: Donatas Rumsas (LTU). Mostró tarjeta amarilla a Fernando y Mikailo Mudryk, del Shakhtar y a Edmund Ado y Gustavo Dulanto, del Sheriff.

Incidencias: encuentro de la sexta y última jornada del Grupo D de la Liga de Campeones disputado en el estadio Olímpico de Kiev. EFE

Ver Más

Fútbol Internacional

El Atlético resurge en Oporto

Publicado

Por

(HN)

Sostenido de forma determinante por Jan Oblak, reivindicado con una actuación estelar, y lanzado por un gol de Antoine Griezmann en el minuto 55, después de resistir la presión y el desborde del Oporto, el Atlético de Madrid resurgió en la Liga de Campeones con una victoria indispensable, sentenciada por Ángel Correa y Rodrigo de Paul, que lo catapultó a los octavos de final del torneo (1-3).

No falló el equipo de Diego Simeone, entre la crítica, entre las dudas, entre la incertidumbre, entre la desconfianza de sus últimos encuentros, dentro de la pesadilla que últimamente es la Liga de Campeones para el conjunto rojiblanco, que se despertó de ella de golpe, para demostrar su carácter, para reencontrar la contundencia en las dos áreas, el argumento más irrebatible sea cual sea el escenario y el adversario, y para sobrevivir en una competición en la que surcó el precipicio muchas veces, varias este mismo martes.

No disponía Diego Simeone ni de Savic ni de Giménez ni de Felipe ni de Trippier, tres de sus cuatro centrales y el lateral derecho titular. Y a los 13 minutos perdió a su mejor goleador, a su futbolista de más jerarquía, al mejor de todos cuando delante está la portería contraria: Luis Suárez. Lesionado, desolado, incluso con alguna lágrima cuando tomó asiento en el banquillo, entre la frustración de apearse de un encuentro tan definitivo. Un severo contratiempo para el Atlético, otro más del que sobreponerse en una situación al límite. A doble o nada.

El reemplazo fue Matheus Cunha. No Joao Félix, que no disputó ningún minuto. Un indicativo hoy por hoy de cuál es el momento del atacante portugués en este Atlético, más allá de que el brasileño sea quizá el cambio natural del ‘9’ charrúa. También entraron Correa y Lodi. Él no.

La lesión de Suárez tampoco fue una excusa para el Atlético, que rebuscó su reinvención contra las bajas, por momentos rebelado contra las circunstancias y enfrentado a la realidad, que no es tan buena como en otras ocasiones, pero que fue capaz de agitar el duelo primero por medio de Carrasco, antes de decaer de nuevo, también por el mérito del Oporto, que lo devoró un rato con su presión, y después ganarlo con Griezmann.

Aún en el primer tiempo, entre la tensión, entre la intensidad, entre las pugnas, también hubo espacio para el talento. Carrasco dribló a tres, irrumpió en el área y armó un baile en torno a la portería contraria que nada más frustró el portero Diogo Costa. Hasta en dos ocasiones. La primera, atento, oportuno, en el remate de Lemar; la segunda, en el posterior tiro de Marcos Llorente. Entre medias, por un par de centímetros, no más, Griezmann no alcanzó bien el balón ni a batir al guardameta. Lo segundo habría sido una consecuencia segura de lo primero.

No sólo fue una oportunidad, sino también un ‘grito’ sonoro de que el Atlético podía pasar a octavos. Que no iba a desistir. Que iba a dar todo lo que tenía, en su cuerpo y en su alma, por remediar en la última jornada todo lo que había permitido en las cinco citas anteriores.

Pero no era tan sencillo. Porque el Oporto es un buen equipo, presionante, ambicioso, potente. Y porque no sólo tenía que ganar él, sino que no lo hiciera, al menos por el mismo marcador y número de goles, el Milan al Liverpool. En San Siro, antes de la media hora, Tomori adelantó al conjunto italiano. Antes del intermedio, empató el bloque inglés. Aún había vida. Mucha vida, sobre todo porque había sobrevivido entonces a la ofensiva rival.

Pero necesitaba goles el Atlético, que lo pasó muy mal desde entonces, agobiado, con pérdidas constantes de balón, encerrado por el conjunto portugués… Y salvado por Jan Oblak, que puede tener mejores o peores días, pero son tantos -innumerables- los primeros y tan pocos los segundos que es un portero que no admite discusión. Su parada a Luis Díaz fue formidable. Sin ella, habría sido gol.

La secuencia de saques de esquina posteriores pusieron de nuevo al filo al Atlético, aliviado cuando el duelo paró en el minuto 46, pero reencontrado de nuevo con la misma situación en cuanto el partido retomó su actividad, de nuevo sostenido por el imponente guardameta esloveno, que frenó otra ocasión de Mehdi Taremi, repelido con el pie derecho, y, de pronto, resurgió contundente en su ataque para golpear con el 0-1, en un saque de esquina que botó Lemar, que peinó un defensa y que remachó Griezmann, solo, en el segundo palo. Era el minuto 55.

Y no sólo eso, sino que Origi, casi a la vez, anotó el 1-2 en Milan para el Liverpool. Estaba dentro de octavos el Atlético, que marcó y renació, también en el juego, también en el contragolpe, con una acción espectacular de Matheus Cunha que salvó Pepe cuando era gol o gol, cuando el partido, la última jornada, las posibilidades, habían virado a favor del conjunto rojiblanco, hasta que Yannick Carrasco cometió un error infantil. De alevín. En el minuto 67. Es reincidente el extremo internacional belga, cuya equivocación es inadmisible. Se fue a la ducha.

Lo arregló Matheus Cunha, que, visto lo visto, promovió de nuevo la igualdad numérica. Entre tanta tensión, Wendell le puso el codo en la nuez, él se fue al suelo, el árbitro Clement Turpin, quizá influido por lo que había hecho antes con Carrasco, expulsó al lateral del Oporto, siete minutos apenas sobre el terreno de juego, para derivar ambos equipo en una multitudinaria discusión. Los octavos de final estaban en juego. No hubo tregua hasta el minuto 90, cuando Correa, primero, y De Paul, después, sentenciaron la clasificación por 0-3.

– Ficha técnica:

1 – Oporto: Diogo Costa; Joao Mario (Fabio Vieira, m. 81), Mbemba, Pepe, Zaidu (Wendell, m. 62); Otavio (Sergio Oliveira, m. 81), Vitinha, Grujic (Tecatito Corona, m. 81), Luis Díaz; Evanilson y Mehdi Taremi (Toni Martínez, m. 81)

3 – Atlético de Madrid: Oblak; Llorente, Vrsaljko, Kondogbia, Hermoso, Carrasco; Lemar (Correa, m. 65), Koke, De Paul; Griezmann y Luis Suárez (Cunha, m. 13 (Lodi, m. 83)).

Goles: 0-1, m. 56: Griezmann. 0-2, m. 90: Correa. 0-3, m. 92: De Paul. 1-3, m. 95: Sergio Oliveira.

Árbitro: Clement Turpin (Francia). Expulsó a Carrasco, por el Atlético de Madrid (m. 67), por una agresión a Otavio, y a Wendell, por el Oporto, por una acción sobre Cunha (m. 70). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Taremi (m. 31), Pepe (m. 68) y Otavio (m. 68) y al visitante Correa (m. 66).

Incidencias: partido correspondiente a la sexta y última jornada del grupo B de la Liga de Campeones, disputado en el estadio de Do Dragao ante unos 40.000 espectadores. EFE

Ver Más

Fútbol Internacional

Haaland se luce en en goleada del Borussia

Publicado

Por

(HN)

Erling Haaland tuvo suficiente con media hora sobre el césped para lucirse con un doblete en el trámite del Borussia Dortmund, que se despidió de la Liga de Campeones con una goleada ante el Besiktas (5-0), para trasladar sus expectativas a partir de ahora a la Liga Europa.

Todo estaba escrito en el choque. El representante alemán, superado en el trayecto por el Ajax y el Sporting, no podía mejorar. Tampoco empeorar. En cualquier caso, y con los cálculos en la mente del preparador Marco Rose, el conjunto germano sometió desde el principio al Besiktas, resignado a su suerte, que afrontó toda la segunda parte con un jugador menos por la expulsión de Welinton.

El representante turco apenas inquietó. Resistió media hora. Más por los desaciertos del Borussia que por mérito propio. Pero a partir del minuto 29 el encuentro se descosió.

Fue cuando en un contraataque un pase de Jude Bellingham fue enviado a la red por Donyell Malen.

Y al borde del descanso el choque se agitó definitivamente. Una falta dentro del área sobre Mahmoud Dahoud fue sancionada como penalti y propició, además, la expulsión de Welinton. No falló desde los once metros Marco Rose.

La sentencia llegó al inicio de la segunda parte cuando Reus batió a Ersin Destanoglu tras recibir un balón de Mahmoud Dahoud.

A la hora de juego irrumpió en el terreno de juego Erling Haaland que busca su puesta a punto tras el largo tiempo de lesión. No tardó en marcar. Le bastaron seis minutos sobre el césped para llevar el balón a la red con un remate de cabeza a pase de Nico Schulz.

Erling Haaland se convirtió en el gran atractivo de un encuentro sin historia. No defraudó. El goleador noruego volvió a acudir a la cita con el gol. Otra vez de cabeza acertó en un saque de esquina botado por Mahmoud Dahoud.

— Ficha técnica:

5 – Borussia Dortmund: Gregor Kobel; Thomas Meunier (Rinier, m.46), Mats Hummels, Dan Axel Zagadou (Marin Pongracic, m.72), Nico Schulz; Mahmoud Dahoud, Axel Witsel, Jude Bellingham (Rafael Guerreiro, m.73); Marius Wolf (Felix Passlack, m.62), Marco Reus (Erling Haaland, m.62) y Donyell Malen.

Entrenador: Marco Rose

0 – Besiktas: Ersin Destanoglu; Necip Uysal, Welinton, Francisco Montero, Umut Meras; Mehmet Topal, Josef (Atiba Hutchinson, m.82); Kenan Karaman (Valentin Rosier, m.46), Can Bozdogan (Salih Ucan , m.78), Cyle Larin Rachid Ghezzal, m.72); y Michy Batshuayi.

Entrenador: Sergen Yalcin

Goles: 1-0, m.29: Donyell Malen; 2-0, m.45+3: Marco Reus, de penalti; 3-0, m.53: Marco Rose; 4-0, m.68: Erling Haaland; 5-0, m.80: Erling Haaland

Árbitro: Francoise Letexier (FRA). Expulsó con roja directa a Welinton (m.43) y mostró tarjeta amarilla a Francisco Montero, Cyle Larin y Josef

Incidencias: encuentro de la sexta jornada del Grupo C de la Liga de Campeones disputado en el estadio Signal Iduna Park de Dortmund. EFE

Ver Más

Fútbol Internacional

Manchester City termina la fase de grupos perdiendo

Publicado

Por

(HN)

El Manchester City terminó la fase de grupos a medio gas, en un estadio vacío y con una derrota ante el RB Leipzig que no empaña su pase a octavos de final como primero de grupo (2-1).

Los de Pep Guardiola se marchan de Alemania con la segunda derrota de la primera fase y con la pérdida de Kyle Walker, expulsado por roja directa en los últimos minutos, para la siguiente ronda.

Sin nada en juego, Guardiola sacó aun así un once de muchos quilates. Jugadores como Foden, Grealish, Mahrez, Gündogan y De Bruyne no indicaban que los ingleses fueran de paseo al Red Bull Arena, recuerdo de hace meses con sus gradas vacías por el aumento de casos en Alemania, pero lo cierto es que no fueron la máquina de las grandes ocasiones.

Y aun así dieron la cara durante la primera parte, en la que el City se pudo adelantar con una volea de De Bruyne alta y un disparo a la media vuelta de Grealish también a las nubes. Dos jugadas más aptas para un ‘nueve’.

Pero por mucha pelota que tuvieran, al Leipzig les bastó con pillarlos una vez adelantados para hacer daño. Arrancó desde muy lejos, tras un pase filtrado, Szoboszlai para vestirse de delantero, dejar tirado a Ederson con un recorte y empujar la bola con la zurda.

Ejemplo de pegada de los alemanes, que pudieron irse con más ventaja, pero Ederson respondió bien a un disparo de Forsberg dentro del área y aun gran jugada que culminó Szoboszlai con una dejada de cabeza para André Silva, que solo pudo dirigir su cabezazo al muñeco.

No había sentenciado el Leipzig y eso dejaba con vida a un City que vivía ajeno a los rafagazos del rival. Alejados de un resultado que era más una anécdota que otra cosa, los ‘Cityzens’ seguían creando fútbol con asiduidad y Gulacsi tuvo que rozar un remate de Foden que escupió el palo.

Pero notaron la bajada de intensidad en la segunda mitad. Ellos rebajaron el ritmo y el Leipzig vivió con la comodidad del resultado hasta que Silva se desquitó del fallo anterior para encontrar un disparo raso desde dentro del área. Era el 2-0 para un Leipzig que terminó sufriendo cuando Mahrez recortó distancias con el 2-1 rematando en plancha un buen centro de Zinchenko desde la izquierda.

Quinto gol en esta Champions para el argelino e hilo de esperanza para un City que terminó con diez jugadores cuando Walker perdió la cabeza, pegó una patada por detrás a Silva y fue expulsado con roja directa.

Pese a la derrota, el City marcha como primero de grupo a octavos, mientras que el RB Leipzig sella su pase a la Europa League.

– Ficha técnica:

2 – RB Leipzig: Gulacsi; Mukiele (Henrichs, m.79), Klostermann (Simakan, m.46), Gvardiol, Angeliño; Kampl, Laimer (Adams, m.63), Nkunku, Szoboszlai, Forsberg (Brobbey, m.79); y André Silva (Moriba, m.87).

1 – Manchester City: Steffen; Walker, Stones, Ake (Dias, m.88), Zinchenko; Gundogan, Fernandinho, De Bruyne (Palmer, m.87); Mahrez, Grealish y Foden (Sterling, m.46).

Goles: 1-0. Szoboszlai, m.24, 2-0. Silva, m.71 y 2-1. Mahrez, m.77.

Árbitro: Sandro Schärer (SUI) amonestó a Kampl (m.14) y Adams (m.91) por parte de los locales y a De Bruyne (m.30) y Stones (m.81) por parte de los visitantes. Además expulsó a Walker (m.83).

Incidencias: Partido correspondiente a la última jornada del Grupo A de la Liga de Campeones disputado en el Red Bull Arena de Leipzig a puerta cerrada. EFE

Ver Más

Fútbol Internacional

El goleador del Salzburgo Adeyemi habría rechazado ir al Barcelona

Publicado

Por

(HN)

El delantero internacional alemán del Salzburgo Karim Adeyemi, una de las revelaciones de la actual Liga de Campeones, habría rechazado una oferta del Barcelona, según la televisión Sky.

El atacante de 19 años, que lidera la tabla de goleadores en Austria con 11 tantos en 16 encuentros, mientras que en la Liga de Campeones ha marcado 4 goles, es una de las grandes estrellas del Salzburgo.

Según la televisión Sky, el delantero, que todavía tiene contrato con el equipo austríaco hasta junio de 2024, rechazó la oferta del Barcelona y prefiere jugar en el Borussia Dortmund alemán.

La gran estrella del Borussia Dortmund es otro antiguo jugador del Salzburgo, el noruego Erling Haaland.

Si el Salzburgo logra sumar un punto mañana en casa contra el Sevilla será el primer equipo austríaco en pasar a octavos de final de la Liga de Campeones. EFE

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.