Connect with us

Béisbol

Los Astros buscarán ser nueva dinastía en las Grandes Ligas

La actividad en el campo de entrenamiento de primavera de los Astros de Houston ya comienza a ser intensa y fuera el sentimiento unánime de los jugadores es que no quieren ser campeones de la Serie Mundial por un solo año sino que su meta ahora será la de establecer una nueva dinastía dentro de las Grandes Ligas.

Tras el primer campeonato de la franquicia, conseguido después de 56 años de espera, y con una plantilla joven y llena de talento, que se sienten más que una familia, y en la que nadie oculta su ilusión y entusiasmo por repetir la hazaña deportiva que lograron en el 2017.

“No queremos ser un equipo que la gente recuerde por un año”, declaró el toletero boricua Carlos Correa. “Queremos ser una dinastía, ganar dos años seguidos o tres si se puede. Tenemos el equipo para lograrlo, solo que nos toca ponernos a trabajar y hacer bien las cosas”.

El jardinero de origen puertorriqueño George Springer, que el pasado otoño fue el verdugo de los Dodgers de Los Ángeles, bateando para .379 con cinco jonrones, tres dobles y siete impulsadas en una Serie Mundial, que Houston ganó en siete vibrantes partidos (4-3), llegó al campo de entrenamiento como ganador el premio de Jugador Más Valioso (MVP), trofeo que le acompañó hasta Florida.

Esta primavera, su trofeo de MVP será exhibido en el complejo primaveral del equipo, además de fotos de la campaña de 2017 colgadas en las paredes.

“Claro, es especial. Creo que es más especial por lo que nuestro equipo pudo lograr”, declaró Springer, de 28 años. “No se puede conseguir eso (el MVP) sin la victoria del equipo. Eso me pone contento, estoy orgulloso, y el poder recordar aquí lo que hicimos en el pasado campeonato”.

No es el único jugador de los Astros que todo lo hace ver tan fácil de hacer.

Correa, de 23 años, viene de una campaña en la que bateó para .315 con 24 cuadrangulares y 84 carreras remolcadas en apenas 109 juegos, disfruta sonriente cuando toma sus rodados en el campocorto y tira con precisión a las bases.

Precisamente, Correa cree que este equipo es incluso superior al del año pasado y de ahí que tenga toda la confianza en que van a llegar muy lejos en la competición.

El equipo de Houston busca ser el primer club desde los Yanquis de Nueva York en 1998-2000 que revalida la corona en el béisbol de las Grandes Ligas.

“Ganamos 100 juegos y estuvimos sin Justin todo el año, Lance estuvo lesionado por un tiempo, lo mismo que le sucedió a Keuchel, Springer y yo me perdí dos meses”, argumentó Correa. “Si ponen eso en perspectiva y con el equipo sano durante todo el año, puede ser algo que realmente sea para temer”, sostuvo.

También lo hace el tercera base Alex Bregman, que compiló un OPS de .827 en su primera temporada completa en las mayores. Cumplirá 24 años el próximo mes.

“Todos son tan talentosos”, destacó el veterano receptor Brian McCann. “No tienen límite, porque seguirán aprendiendo. …Es algo que da miedo, aunque seas su compañero”.

Pero si hay alguien, que de verdad mete miedo por su aportación dentro y fuera del diamante es el segunda base venezolano José Altuve, tres veces campeón de bateo y reinante Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana, con apenas 27 años.

“Somos fuertes en todas las facetas del juego”, valoró McCann. “La mayoría surgieron juntos y esa es una gran razón de nuestro éxito. Todos reman hacia la misma dirección y todo el mundo sabe lo especial que es este grupo y queremos aprovecharlo al máximo”.

Repiten casi todos los jugadores clave de la pasada temporada, pero además los Astros estuvieron activos este invierno al adquirir en un traspaso al exestelar de los Piratas de Pittsburgh, el abridor derecho Gerrit Cole, y reforzaron el bullpen con Joe Smith y el venezolano Héctor Rondón.

Cole se suma a una formidable rotación de abridores que incluye a Dallas Keuchel y Justin Verlander, sendos ganadores del Cy Young. Verlander llegó en un traspaso con Tigres de Detroit el pasado de 31 de agosto.

El joven Lance McCullers, Brad Peacock, Charlie Morton y Collin McHugh tampoco deben ser menospreciados y volverán a ser decisivos en el pitcheo de los Astros.

“Siempre quise ser parte de una rotación de lujo”, reconoció Keuchel. “Creo que es una que podría ser una de las mejores de todos los tiempos por la calidad que hay entre todos los lanzadores que la forman”.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol