Connect with us

De Todo Un Poco

Pidieron la detención del gerenciador de Rubio Ñu de Luque por el escándalo sexual

La Justicia paraguaya comenzó a investigar el caso que tiene en vilo al fútbol de su país y este martes el Ministerio Público pidió la detención de Antonio González, imputado por explotación sexual y laboral. El gerenciador del club Rubio Ñu de Luque, quien se hacía llamar presidente de la institución, fue denunciado por dos futbolistas por acoso sexual.

Teresa Martínez, fiscal de la unidad de trata de personas, fue quien confirmó el pedido del Ministerio Público, en diálogo con la radio 780 AM de Paraguay. “Seguir investigando con él (Antonio González) libre puede ser perjudicial para los afectados y para la propia investigación”, explicó.

Hasta el momento, los dos jugadores que declararon ante las autoridades fueron Bernardo Gabriel Caballero y Fermín Morínigo. El primero fue quien destapó el escándalo al contar que había tenido que terminar su carrera porque el dirigente se negaba a venderle el pase, luego de que el futbolista oficializara una relación formal con su actual pareja, Valentín Ozuna.

Por su parte, Morínigo, de 19 años, denunció este lunes que fue acosado siendo menor de edad. “No fue solo acoso, también hubo maltrato físico al negarse a someterse a su pedido”, explicó su abogado Reinaldo Acosta en diálogo con la emisora 1020 AM.

El futbolista rompió el silencio más tarde y aportó más datos sobre el accionar del dirigente: “Me decía que me iba a ayudar para surgir y a mi familia, pero yo tenía que darle algo a cambio, relaciones sexuales”.

Además, reveló que luego de hacer la denuncia, González lo llamó: “Me dijo que por la emoción está este caso ahora así, pero que cuando se calme, me prepare para asumir las consecuencias”.

Por su parte, Acosta reveló que aún hay más casos: “Existen otros chicos, pero ellos no quieren hablar por miedo. Hasta ayer, ellos estaban recibiendo amenazas, les decían que se cuiden, que esto no va a terminar así y que se abstengan con las consecuencias de lo que están diciendo”.

La fiscal Teresa Martínez fue quien inició la investigación y quien ordenó el allanamiento que se realizó el 9 de febrero en las oficinas de Rubiuo Ñu de Luque. Allí se incautaron documentos como fichajes de menores y confiscaron películas con contenido pornográfico, celulares, pen drive, y balas de armas de fuego.

Este escándalo había estallado cuando se filtraron fotos de Antonio Gonzalez junto al futbolista Bernardo Gabriel Caballero. En ese entonces, el dirigente, quien decía ser el presidente del club, había asegurado que eran pareja y que el representante del futbolista, Valentín Ozuna, lo había convencido de abandonarlo, para luego enamorarlo.

Finalmente, Ozuna rompió el silencio y explicó que en realidad el gerenciador era un hombre de mucho poder y dinero que obligaba a los jugadores a mantener relaciones sexuales con él. Además, en diálogo con Infobae y contó que él no es el agente del futbolista, sino sólo su pareja.

Comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco