Connect with us

Automovilismo

El automovilismo acelera a fondo y levanta pasiones en China

Los deportes automovilísticos, prácticamente ausentes hace 30 años, han experimentado en China un gran aumento de la popularidad debido al crecimiento de la clase media. Un éxito que se ejemplifica en la pasión que destapa entre la población del país asiático el rally Ruta de la Seda.

“A veces hago ‘karting’. Y también me gusta recorrer las dunas con mi 4×4”, explica a la AFP Yang Yulin, contable de 28 años mientras observa las nubes de polvo que levantan en el desierto de Gobi (al norte del país) los coches que participan en esta prueba, que se disputa entre Rusia y China.

Pese a la popularidad de la que gozan hoy día, los deportes de motor tuvieron unos comienzos difíciles en China. La federación que regula dicha disciplina no se fundó hasta 1993 y la primera retransmisión por televisión de una prueba data 2004.

Después, el país asiático aceleró. En la actualidad organiza cada año multitud de competiciones entre rallies, pruebas de motocross o campeonatos de turismos. Además, por supuesto, del Gran Premio de Shangái, que se celebra de forma ininterrumpida desde -precisamente- el año 2004.

Otra muestra de la ‘pasión’ que el motor despierta en China es que fue en Pekín donde se celebró, en 2014, el primer Gran Premio de la historia de Fórmula Eléctrica (‘Formula E’). Evento que congregó a 75.000 personas.

Desde 2016, China organiza junto a Rusia la Ruta de la Seda, que une Moscú y Pekín a través de un recorrido de más de 10.000 kilómetros que quiere convertirse, junto al Dakar, en la gran cita anual del motor.

“Los chinos tienen necesidad de organizar sus propios eventos, a semejanza de lo que ocurrió en Europa hace unos años. Se han convertido en grandes amantes de la aventura y los descubrimientos”, dice a la AFP el francés Hubert Auriol, exdirector del rally Dakar.

– Dinero y tiempo libre –
Auriol fue consultado para aportar su opinión y experiencia en la organización del ‘Gran Rally de China’, prueba de la que fue director entre 2013 y 2016.

“Quizá teníamos en mente la imagen, algo estereotipada, de que los chinos son muy trabajadores. Pero como en cualquier parte del mundo, también ellos buscan el ocio e intentar hacer cosas nuevas”, sostiene Auriol.

“La gente tiene cada vez más medios y más tiempo libre”, tercia Wang Xudong, director general del Zhongshi Huanqiu, grupo dedicado a la organización de carreras de automóviles en el país.

“Y de forma paralela, el mercado del automóvil chino se expande”, lo que familiariza a los ciudadanos con el placer de conducir, agrega.

Los turismos eran una excepción en las calles del país hace solo 30 años, pero China, con 24,38 millones de ventas en 2016 (un 15% más que en el ejercicio anterior), es el primer mercado mundial del sector.

Una popularidad en la que también han influido figuras públicas como Han Han -34 años-, escritor, bloguero, director de cine y campeón de rally en 2012. Toda una celebridad entre los más jóvenes.

– Desde la infancia –
El gobierno chino, además, ha apostado desde 2016 por “perfeccionar la organización de los deportes de motor”, favoreciendo la creación de nuevos circuitos e instalaciones en las que acoger a los espectadores, así como la puesta en marcha de nuevas pruebas.

“Hay voluntad política así que todo se organiza fácilmente”, agrega Hubert Auriol, que ve en el gigante asiático “un enorme potencial” para desarrollar deportes motorizados.

“China está muy poblada y tendemos a pensar que solo hay grandes ciudades, pero en el norte (del país) hay regiones gigantes con magníficos desiertos que, con sus dunas y mágicas arenas, se prestan a la organización de rallys”, señala.

Todo un proceso que además se refrenda con la llegada de una nueva generación de pilotos, como es el caso de Han Wei, que ocupa una sorprendente tercera plaza en la clasificación general de la Ruta de la Seda.

“Antes comenzaban a competir cuando ya eran adultos, pero ahora empiezan desde que son niños, con el karting. El futuro es prometedor”, vaticina Wang Xudong. “Poco a poco nos vamos a ir acercando al nivel internacional”. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo