Connect with us

Fútbol Nacional

Utilero de Motagua uno de los fallecidos en la final de Honduras

Carlos Alfonso Torres Mendoza de 58 años, salió de su casa de la colonia Modesto Rodas de Tegucigalpa, acompañado de dos hermanos y dos sobrinos para presenciar la final del torneo Clausura y ver como su amado equipo Motagua lograba el bicampeonato y levantaba la Copa 15, sin imaginarse que no volvería a la misma.

Portando la camisa del azul profundo Torres Mendoza, y con el fervor de un hincha apasionado, les comentaba a sus familiares que sería una tarde inolvidable, según relata su hermana Dilcia Medina.

Al llegar al estadio Nacional, por la multitud se dividieron pero tenían planificado encontrase en el lugar donde habitualmente se sientan en la localidad de sol centro.

Dilcia y sus demás familiares ingresaron a la instalación deportiva y esperaban con ansías a su hermano, pero este no llegaba.

Dilcia Medina hermana de Carlos Torres, muestra el boleto de la final donde murió su familiar.

El partido inició y la angustia invadió a Dilcia que recuerda que fue su hijo quien escuchó por la radio que había varias personas muertas y uno de ellos tenía el mismo nombre de su pariente.

“Mi hijo escuchó en la radio de la noticia, nosotros notamos algo extraño porque su celular sonaba apagado y nunca contestó, miramos el primer gol, y de ahí confirmamos en los medios que mi hermano era uno de los que había muerto y nos fuimos al hospital”, relata con lágrimas en sus ojos y su vos entrecortada

“Cuando llegamos al Hospital Escuela no dieron la mala noticia que mi hermano había fallecido, es algo duro, nunca nos imaginamos, íbamos a festejar y ahora estamos tristes y con mucho dolor, pues era una gran hermano”, detalla.

UTILERO DE MOTAGUA
Carlos Torres, trabajaba en la agencia Aduanera 2000 y deja tres hijos.

En los fines de semana desempeñaba la función de utilero del equipo Motagua Veteranos.

“Él decía que moría por su Motagua, a veces le decíamos que no fuera al estadio por el peligro, y nos decía que no tuviéramos miedo, que nada nos pasaría porque nosotros íbamos a disfrutar y no a buscar pleito”, relata su hermana Dilcia.

Su pasión por Motagua era desde niño y siempre iba a los partidos del equipo azul cuando jugaba en Tegucigalpa.

Torres es velado en la funerario Excélsior de Tegucigalpa y será enterrado en el municipio de Cedros, Francisco Morazán.

Carlos Torres será enterrado con la camisa de su querido Motagua.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional