Connect with us

Fútbol Internacional

La maldición de Héctor Cúper en las finales sigue vigente

De nuevo una final perdida: el seleccionador argentino de Egipto, Héctor Cúper, se estrelló una vez más ante su particular maldición en las grandes finales, cayendo ante Camerún (2-1) en la de la Copa de África de Naciones (CAN-2017), en Libreville.

Cúper, de 61 años, ha perdido media docena de finales importantes desde que dejó Argentina para probar suerte en los banquillos en España, hace dos décadas.

Su primera temporada en el Mallorca se saldó con una derrota en la tanda de penales de la final de la Copa del Rey ante el Barcelona, en 1998. En su segunda temporada, otra final amarga con el Mallorca, en la extinta Recopa de Europa, donde los baleares perdieron 2-1 ante el Lazio italiano.

Al año siguiente, Cúper pasó al banquillo del Valencia, en los años en los que brillaba su compatriota Claudio ‘Piojo’ López. La final entonces fue en la Liga de Campeones, en el 2000, y allí el verdugo fue el Real Madrid de Raúl y Roberto Carlos, con un 3-0 en París.

Otra final de ‘Champions’ con triste final para el Valencia llegó un año más tarde, en Milán en 2001, cuando el Bayern de Múnich les ganó en la tanda de penaltis.

A un nivel más modesto, Cúper también perdió la final de la Copa de Grecia de 2010 con el Aris Salónica, confirmando la maldición tras salir de Argentina. En su país pudo al menos ganar con Lanús la final de la Copa Conmebol en 1996.

El entrenador argentino bromeó hace unos días con esta circunstancia.

“Es verdad que no tengo suerte en las finales. Espero ganar algún día una”, declaró el miércoles tras la clasificación por penales ante Burkina Faso (4-3 después de 1-1) en semifinales de esta CAN-2017.

Pero no siempre las preguntas sobre las finales le agradan tanto.

“¿Cuántas finales ha jugado y cuántos ha ganado?”, le preguntó el sábado un periodista de la BBC. La cuestión molestó a Cúper: “Ya conoces la historia”, se limitó a responder, serio y cortante.

Para su historial, la final de la CAN-2017 de este domingo quedará como otra más de la larga lista de decepciones y subcampeonatos agridulces. AFP

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional