Connect with us

Deporte Nacional

Estadio Yankel Rosenthal podría recibir su cuarto castigo

El sábado el fútbol hondureño volvió a ser noticia y le dio vuelta al mundo y no fue por algo positivo, sino una vez más fue por la violencia. Una vez más el escenario el estadio Yankel Rosenthal y los protagonistas las barras de los equipos sampedranos Marathón y Real España, unos por no aceptar la derrota y otros por pasarse en celebración.

Durante el juego todo estaba bien, se vivía un bonito ambiente, en gradas una multitud de aficionados de todas las edades apoyaban a sus equipos y en la cancha dos los jugadores protagonizando un bonito partido.

El triunfo favoreció a los “aurinegros” por el marcador de 3-1.

Es el cuarto incidente que se presenta en el Yankel Rosenthal, el tercero siendo protagonistas las barras de Real España y Marathón.

Una vez concluye el juego, comienzan los incidentes en las afueras del estadio, cuando aficionados comenzaron a lanzar piedras a la policía y esta respondió con bombas lacrimógenas. El gas penetró al interior del estadio, por lo que tuvieron que abrir los portones que dan acceso a la cancha para que aficionados pudieran ingresar y alejarse un poco del gas. Los hinchas, entre ellos muchos niños, tenían que echarse agua en los ojos para poder controlar un poco el ardor provocado por los gases. Mientras en las afueras la policía seguía haciendo su propio show.

Momento que los hinchas ingresaban tapándose la nariz.

ANTECEDENTES
La primera vez que se produjo un problema similar en el Yankel Rosenthal fue en mayo del 2015 luego de un partido de repechaje entre Real España y Marathón, esa vez los aurinegros clasificaron a semifinales. Finalizado el partido, integrantes de ambas barras protagonizaron un zafarrancho.

La Comisión Regional de Disciplina castigó el escenario con tres partidos.

En agosto del 2015 se vuelve a repetir la historia. Tras el partido que los verdolagas le ganaron al Real España 2-0, los aficionados del Marathón muy eufóricos por la victoria, invadieron la cancha, acción que le costó al conjunto esmeralda, no jugar un encuentro de local el estadio Yankel Rosenthal.

En septiembre del 2015, el Yankel fue castigado con dos juegos, por el zafarrancho protagonizado por las barras de Marathon y Olimpia. Se corría el minuto 45 cuando en las graderías aficionados del equipo albo saltaron la valla de seguridad impuesta por la policía y comenzaron un pleito con los seguidores del conjunto sampedrano.

La seguridad en aquel entonces intervino y logró poner orden a medias, pero estos comenzaron a lanzar objetos por lo que tuvieron que soltar bombas lacrimógenas y terminaron sacando a la barra del Olimpia. El pleito se trasladó a las afueras del recinto luego que el árbitro diera por finalizada la primera parte.

Deja tu comentario

Recomendamos - Deporte Nacional