Connect with us

Fútbol Internacional

Leicester, el debutante que quiere seguir soñando en Europa

Después de maravillar al mundo la pasada temporada con su inesperada y sonada victoria en la Premier League, el Leicester City confía en mantener vivo el sueño europeo a costa del Sevilla, su rival en octavos de final, y olvidar, de paso, las penurias ligueras.

Poco ha cambiado esta campaña el equipo entrenado por el italiano Claudio Ranieri, aunque la marcha del centrocampista francés N’Golo Kanté, ahora en las filas del Chelsea, ha resultado crucial en un Leicester que deambula, sin embargo, por la parte baja de la clasificación.

Los ‘Foxes’ parecen haberlo apostado todo a la Champions. En su primera experiencia en la máxima competición continental sorprendieron a Oporto, Copenhague y Brujas para liderar con solvencia el Grupo G y sellar su pase a octavos a falta de una jornada.

La contundente derrota en la última fecha en O Dragao a manos del Oporto (5-0) no refleja lo que ha sido el Leicester en la competición, puesto que Ranieri formó en Portugal con un once plagado de suplentes: Hamer, Lucas Hernández, Wasilewski, Chilwell, Mendy, Musa y compañía.

El equipo cambia mucho sin los Schmeichel, Vardy, Fuchs, Slimani, Mahrez, Albrighton, y con ellos el conjunto inglés barrió a sus rivales en las primeras cuatro jornadas de la fase de grupos: victorias sobre el Brujas a domicilio (0-3) y en casa (1-0), ante Oporto en el King Power Stadium (1-0), y empate (1-1) y triunfo (1-0) frente al Copenhague.

Sin embargo, el panorama del vigente campeón en la Premier League es muy diferente. Con la salvedad de la goleada del pasado domingo frente al todopoderoso Manchester City de Pep Guardiola (4-2), con un ‘triplete’ de Vardy incluido, a los ‘Foxes’ se les está atragantando el campeonato nacional y han sido acusados de falta de concentración, ganas e interés.

Los augurios no fueron buenos ya desde el arranque, puesto que en la primera jornada cayeron sorpresivamente a manos del recién ascendido Hull City (2-1). No mejoraron las cosas en las semanas venideras, con decepciones ante Liverpool (4-1), Manchester United (4-1), Chelsea (3-0), West Brom (1-2), Watford (2-1) y Sunderland (2-1).

El equipo ha acusado en exceso la marcha de Kanté, y ni su teórico reemplazo, Nampalys Mendy, ni Daniel Amartey ni Andy King, han conseguido hacer olvidar al centrocampista galo, que ahora brilla en el Chelsea.

En la actualidad, los hombres de Ranieri marchan en decimosexta plaza en la liga inglesa, con 16 puntos, cuatro por encima del descenso, tras 15 jornadas disputadas.

De los nuevos fichajes sólo Slimani, traspaso récord del club -28 millones de libras- se ha hecho con un hueco en el once inicial y ni Hernández, Musa, Mendy o Zieler han rendido como se esperaba de ellos.

A algunos futbolistas que rindieron muy por encima de lo que se esperaba, como es el caso de los Mahrez, Vardy -llevaba tres meses sin marcar hasta el domingo-, Drinkwater, Huth, Fuchs, Morgan, Simpson o Albrighton, les ha costado arrancar esta campaña, pero se espera que con el parón de la Champions hasta febrero eleven su rendimiento.

El esquema y el estilo, sin embargo, es inamovible: Ranieri no altera su 4-4-2, intentando solventar las limitaciones de sus jugadores y potenciando siempre las virtudes. Las transiciones defensa-ataque rápidas, la presión sin descanso y la movilidad de los delanteros, son algunos de los sellos característicos de este Leicester.

El preparador italiano apuesta por una defensa en líneas muy marcadas (4-4-2), con Vardy y Slimani -u Okazaki- arriba, y Mahrez apareciendo por el interior derecho buscando en profundidad los puntas.

La portería y la defensa mantienen el dibujo del pasado año, con Schemeichel guardando la valla y una zaga muy veterana y experimentada, formada por Simpson, Morgan, Huth y Fuchs. Nombres que los aficionados se saben de carrerilla.

En el centro del campo, el galés King o el ghanés Amartey acompañan a Drinkwater, mientras que las bandas son propiedad de Mahrez y Albrighton, con las esporádicas apariciones de Musa, Jeffrey Schlupp o el jovencísimo Demarai Gray.

El once tipo del Leicester City es el siguiente: Schmeichel; Simpson, Morgan, Huth, Fuchs; Drinkwater, King o Amartey, Albrighton, Mahrez; Slimani u Okazaki y Vardy. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional