Connect with us

Más de Honduras

Diego Vázquez, del más odiado al más amado por los motagüenses

No se equivocaba quien acuñó la frase “la vida es una tómbola”, que define a la perfección la actual situación del entrenador de Motagua, el argentino Diego Martín Vázquez.

En el fútbol, como en la vida, las circunstancias cambian constantemente y con ello la forma de pensar de las personas.

Y es que Motagua ha sido un verdadero “sube y baja” en el presente torneo Apertura, cayendo del primero al cuarto lugar en las vueltas regulares y luego levantando nuevamente al eliminar al líder Olimpia en semifinales.

Cuando los resultados no se le estaban dando al equipo azul los aficionados pedían la cabeza de Vázquez, a quien señalaban como el principal responsable de la crisis deportiva.

A tanto llegó esta situación que en el último partido de las vueltas regulares, contra Vida, en Tegucigalpa, los fanáticos motagüenses comenzaron a gritar “fuera Diego”.

Esto tocó el orgullo de los jugadores y dieron vuelta a un 0-1 desfavorable convirtiéndolo en un contundente 4-1, partido que pareció ser un punto de inflexión para Motagua.

Tras dejar en el camino a Marathón en el repechaje y Olimpia en semifinales, el “romance” entre Diego y la afición motagüense se ha renovado y ya nadie pide que se vaya.

Ni hablar si llegar a ganar el título en la final donde enfrentarán a Platense. En caso de lograr la ansiada copa 14 Vázquez seguramente saldrá en hombros del estadio Excélsior de Puerto Cortes, ratificando nuevamente que “la vida es un tómbola”.

 

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras