Connect with us

Automovilismo

Tanak, el más rápido en un primer tramo cronometrado marcado por la lluvia

El estonio Ott Tanak (Ford) se ha convertido en el primer líder de la 52ª edición del Rally RACC Cataluña-Costa Daurada, tras ser el más rápido en el primer tramo especial urbano, disputado en un circuito instalado en la montaña de Montjuïc de Barcelona.

Bajo la lluvia que ha caído en Barcelona, el piloto estonio cubrió el tramo urbano, de 3,2 kilómetros, en un tiempo de 3:47.6 minutos, 2 segundos y 7 décimas menos que el italiano Lorenzo Bertelli (Ford), autor del segundo mejor tiempo.

Tanak se aprovechó de correr en mejores condiciones meteorológicas que algunos de sus rivales, que afrontaron el primer tramo de la undécima prueba del Mundial bajo un fuerte aguacero.

Ello motivó que notables como el noruego Andreas Mikkelsen (Volkswagen), el belga Thomas Neuville (Hyundai), segundo y tercero en la general, o el español Dani Sordo (Hyundai) quedaran más rezagados de lo previsto.

El más rápido de los pilotos punteros en la general fue el francés Sébastien Ogier (Volkswagen), que terminó tercero tras parar el crono en 3:51.1, a 3.5 segundos de Tanak.

El tricampeón mundial, que en Cataluña busca alzarse con su cuarta corona, superó en poco más de 2 segundos a Neuville y Mikkelsen, sus más inmediatos perseguidores en la general y que terminaron séptimo y octavo, respectivamente.

Por su parte, el español Dani Sordo (Hyundai), en uno de los momentos álgidos de la tormenta, cubrió este primer tramo en 3:54.7, lo que le aupó hasta la undécima posición, a 7 segundos y 1 décima de Tanak.

En la sesión matutina, Ogier consiguió el mejor tiempo 2:13.9 en el ‘shakedown’ (ensayo previo), una especial mixta de 2,97 km disputada en Salou.

Sordo (2:14.0) acabó segundo, siendo 1 segundo y 1 décima más rápido que Mikkelsen, mientras que Tanak terminó en la cuarta posición.

La de este viernes será la jornada más larga de la carrera con la disputa del tramo especial de Terra Alta, de 38,95 kilómetros, que contará con carreteras de asfalto y de tierra con hasta cinco cambios de superficie.

Además, no habrá asistencia y los pilotos sólo gozarán de una oportunidad para cambiar neumáticos tras superar el primer tramo del día.

Los errores o problemas mecánicos podrían resultar caros, ya que no habrá asistencia hasta que los pilotos vuelvan a Salou, antes de que el asfalto sea el protagonista.

De esta manera será este viernes cuando se podrá ver si Mikkelsen y Neuville plantan cara a Ogier, que, junto a su copiloto Julien Ingrassia, lo tiene todo a su favor para conquistar su cuarto Mundial de Rallys en la undécima cita de la temporada.

Líder con 195 puntos, el tricampeón del mundo tiene una renta de 68 puntos con respecto a su compañero de equipo, el noruego Andreas Mikkelsen, vencedor el año pasado de la prueba catalana.

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo