Connect with us

Baloncesto

“Generación de Oro” de baloncesto de España se despide con un bronce olímpico

La generación de oro del baloncesto español, posiblemente la mejor selección de toda la historia de cualquier deporte en España, se despidió de los Juegos de Río de Janeiro con una nueva medalla olímpica, ésta de bronce, después de batir en el emocionante partido por el tercer puesto a Australia, por 88-89.

Llegó la hora del adiós. O no. Porque con estos geniales jugadores nunca se sabe. Aunque no parece muy posible que el núcleo duro de esta talentosa selección aguante mucho más. Al menos, no parece muy probable verlos con 40 años en los Juegos de Tokio.

El equipo que proporcionó a España sus mayores alegrías -sólo equiparables a las de la selección de fútbol que logró un Mundial y dos Eurocopas entre 2008 y 2012; o la de balonmano, con dos Mundiales (2005 y 2013) y tres bronces en Juegos (1996, 2000 y 2008)- salió, como no podía ser de otra manera, por la puerta grande de Río de Janeiro. Sufriendo hasta el final. Pero con su tercera medalla consecutiva en las últimas tres participaciones olímpicas.

En las que añadió a la histórica plata de Los Ángeles 1984 (EEUU), la de los Corbalán, Epi, Fernando Martín (primer español en jugar en la NBA) y Solozábal -que firmaron la primera gran gesta del basket español, cediendo sólo ante un equipo en el que ya brillaba un joven Michael Jordan- otras dos de ese metal. Tras complicar las finales de Pekín 2008 y Londres 2012 de nuevo a Estados Unidos.

A falta de confirmaciones o desmentidos oficiales (ni siquiera las del técnico, Sergio Scariolo, parece claro que no se repetirá otro gran torneo con el esqueleto de este equipo, liderado por Pau Gasol y capitaneado por Juan Carlos Navarro, en el que en Brasil aún jugaron seis héroes de Saitama. Donde España se situó en el centro del basket intercontinental al ganar el Mundial de Japón 2006.

En tierras niponas floreció la semilla que comenzó a germinar con las victorias en el Europeo sub’18 de 1998 de Bulgaria, en el que España venció en la final a Israel con un conjunto en cuyas filas ya jugaban Navarro, José Manuel Calderón y Felipe Reyes. Junto a Pau, el más condecorado con la absoluta, con la que ha pescado todos los trofeos posibles desde la entrada del nuevo milenio.

Único de los presentes en Río sin vínculo con la NBA, Reyes, hermano de Alfonso, otro ilustre de la canasta, se ha limitado, tras explotar en Estudiantes, a ganarlo todo con el Real Madrid.

Si aquel título de Varna fue el primer paso, la advertencia seria llegó en el Mundial sub’19 de Lisboa, donde, con Calderón ausente -por lesión- y Pau ya incorporado al grupo, España sorprendió ganándole el título en la final a Estados Unidos.

A partir de ahí, se abrió un siglo de luces para el baloncesto español. Después del bronce de Turquía 2001 y la plata de Suecia 2003, España brilló en la fase de grupos de los Juegos de Atenas 2004, pero tuvo la mala suerte de que EEUU, que había perdido dos partidos, pasó como cuarta. Y la eliminó en cuartos. Antes de caer en semifinales ante Argentina, campeona olímpica ante Italia.

Después llegó el bombazo de Japón, que inmortalizó el “ba-lon- ces-to” que proclamó Pepu Hernández, director de aquella obra maestra, ante la afición que llenó la madrileña Plaza de Castilla el día de la recepción. De los presentes en Río, además de los citados también trajeron oro nipón el ‘Chacho’ Rodríguez (ausente entre 2007 y 2012) y Rudy Fernández, partícipe todas las gestas desde entonces.

Pepu también fue seleccionador de un grupo que plantó con fuerza la bandera de España en la NBA (Pau tiene dos anillos con los Lakers y ha jugado seis veces el Partido de las Estrellas) y que había levantado tantas expectativas en el Europeo de España 2007 que a alguno la plata le supo a poco. El sabor de ese metal cambió en los Juegos de Pekín, un año después. De la mano de Aíto García Reneses se puso contra las cuerdas al equipo de Kobe Bryant y LeBron James.

Y la ‘tristeza’ por el europeo cedido en el último tiro a canasta de Pau ante los de Andrei Kirilenko en el Palacio de los Deportes de Madrid se enmendó dos años después en Polonia 2009, donde, ya con Scariolo como seleccionador, España logró su primer título europeo, ante Francia.

En el último gran triunfo en el que participó Jorge Garbajosa, flamante presidente de la Federación Española. Que también coincidió con Calderón en los Toronto Raptors. Y no pudo tener mejor debut en Río, de donde sale con dos medallas, al añadir a la de este domingo la plata femenina del sábado, ante EEUU.

En Lituania se revalidó ese título dos cursos después, ante Serbia; un año antes de volver a perder con gran dignidad la final olímpica de Londres contra el equipo de ‘coach K’, LeBron y Kobe.

El bronce de Eslovenia, ante Croacia, tras perder en ‘semis’ con Francia, también supo a poco a una afición malacostumbrada por la excelencia de tan brillantes jugadores. Que le volvieron a dar la vuelta a la tortilla en el Europeo de Francia del año pasado, donde Gasol masacró al anfitrión con 40 puntos en semifinales, antes de derrotar a Lituania en la final.

En Río, se tardó en arrancar. Tras una preparación trastabillada, en la que, por motivos de seguros NBA, Pau no pudo entrenarse durante veinte de los primeros treinta días; y el baile de jugadores y equipos mantuvo menos concentrados a muchos de sus compañeros.

Y, primero Croacia; y, acto seguido, Brasil elevaron la voz de los agoreros patrios. El equipo reaccionó ante Nigeria, vapuleó a Lituania y ganó sin problemas a Argentina. Pasó segunda a cuartos y dio buena cuenta de Francia. Pero las dos primeras derrotas la abocaron a un cruce en semifinales con Estados Unidos.

Y este domingo lucharon por bronce, “una medalla olímpica” que “siempre es una medalla olímpica”, como recordó a Efe Gasol tras caer ante el ‘Team USA’. Este domingo, el buque insignia, con fuerte vendaje en el gemelo derecho, volvió a ser determinante. Sus 31 puntos lo convirtieron en el máximo anotador de un partido en el que él y un grupo de ilustres pueden haber cerrado el círculo más brillante de la historia del baloncesto español. O no. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto