Connect with us

Más de Honduras

Honduras busca superar su propia historia

Nadie le daba crédito, pero la selección de fútbol Sub 23 de Honduras ya está en el selecto grupo de los cuatro semifinalistas de los Juegos Olímpicos. Esa competencia que ganaron Petrone, Scarone, Vittorio Pozzo, Puskas, Yahsin, Deyna, Guardiola, Kanu, Eto´o, Tévez, Messi y Riquelme entre otros. Esa misma que lo verá al humilde conjunto “catracho” pelear por esa prestigiosa medalla, ese pedazo de historia deportiva, contra Brasil, contra el mismo local, el miércoles próximo en el mítico Estadio Maracaná, buscando un resultado mejor que sus ya gloriosos de antaño.

Honduras tiene una no tan longeva vida futbolística, pero ya conoce lo que es un podio, al menos a pequeña escala. En 1981 se coronó como local campeón del hexagonal de la CONCACAF que hizo de eliminatoria para el Mundial de España 82, no sólo siendo rey de la región por primera y única vez, sino más aún logrando la histórica clasificación a la Copa del Mundo.

No estuvo nada cerca de ese hito en los años siguientes. Recién en 1995, durante los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, aquel Sub 23 se le animó a la Argentina de Gallardo, Ortega y compañía, empatándole 2-2 en la primera fase y perdiendo ajustadamente 3-2 una de las semifinales con un cabezazo de Roberto Ayala en offside faltando pocos minutos.

Esa noche de marzo de 1995 en el José María Minella de Mar del Plata, formó con Flores; Lagos, Cruz, Castro (Oseguera), Guerra; Amado Guevara, López, Romero, Pineda; Pavón y Suazo, marcando Romero y Cruz de penal los goles. El equipo había dejado afuera a un pobre Brasil por tiros desde el punto penal con gran actuación del imborrable Milton “Chocolate” Flores, que detuvo cuatro remates y marcó el decisivo, y cayó en la final del bronce ante Colombia, redondeando un gran trabajo.

En la siguiente edición, en Winnipeg (canadá) en 1999, Honduras repitió la campaña y llegó hasta la final, donde México lo derrotó; aunque sólo participaron países de la CONCACAF y un Uruguay amateur, lo de los hondureños fue destacable. Dos años más tarde, marcó su hasta hoy mejor participación en un torneo no regional, ya que para la Copa América de 2001 en Colombia fue invitado por la CONCACAF al bajarse Argentina por razones de seguridad en el país cafetero.

Y gracias a eso, los catrachos llegaron hasta las semifinales, derrotando 1-0 a Uruguay en primera ronda, dejando afuera en cuartos de final a Brasil en Manizales 2-0, cayendo con el futuro campeón Colombia, y venciendo otra vez a la celeste por penales para quedarse con el tercer lugar americano. En ese partido, el 28 de julio de 2001 en El Campín de Bogotá, Honduras fue Enamorado; Izaguirre, Morales (81 Medina), Caballero, Pérez; García, Bernárdez,Turcios (64 Rodríguez), Guevara (90 Philips); Pineda y Saúl Martínez, anotando Martínez a los 14 minutos e Izaguirre a los 42, en tanto que para Uruguay marcaron Bizera a los 22 y Martínez a los 45. En los penales, Henry Enamorado le atajó a Gutiérrez el segundo e Izaguirre convirtió el definitivo.

Por ese inicio de milenio, la Sub 23 consiguió dos inéditos títulos de la edad de la CONCACAF, que le permitieron debutar en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y repetir para Pekín 2008, ambos donde no pudo pasar la primera fase. Al lograr el subcampeonato regional de 2012, fue a Londres y allí hizo una campaña sensacional, eliminando al poderoso España por 1-0 con gol de Bengtson y haciéndole partido al Brasil de Neymar, a quien iba venciendo hasta que los brasileños lo dieron vuelta por 3 a 2.

Espinoza, autor del segundo gol, jugó tan bien que cuando se fue expulsado sobre el cierre, fue felicitado por el árbitro y hasta por los rivales. Ahora, el destino del fútbol lo ha puesto otra vez ante Brasil y ante Neymar, pero bien visitante en la bella Río. Pero como dijo su figura Anthony Lozano, el equipo del colombiano Jorge Pinto quiere hacer historia. Como aquel 16 de noviembre de 1981, cuando con el Chelato José Herrera Ucles de técnico igualaron 0-0 con El Salvador y arribaron al Mundial. Como para 2009 y 2013, cuando llegaron a dos nuevas Copas del Mundo, la última justamente en Brasil, donde no sumaron puntos. Pero el fútbol da revancha. Y tal vez, este humilde Honduras se haga grande en el Maracaná. (Cortesía @lostribuneros Diego Martín Yamus)

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras