Connect with us

Baloncesto

Estados Unidos favorito para su octavo oro, el sexto consecutivo

Estados Unidos se presenta como el principal y casi único favorito para lograr el oro olímpico en Río de Janeiro, una presea dorada que sería la sexta consecutiva y la octava del Team USA en las once ediciones en las que el baloncesto femenino ha formado parte del programa olímpico.

Nunca se han quedado las norteamericanas fuera de un podio en el que una vez subieron al segundo escalón (Montreal 1976) y otra al tercero (Barcelona 1992), además de no estar en Moscú 1980 porque su país no participó. Eran todavía tiempos de dominio de la Unión Soviética.

Ahora el panorama del baloncesto ha cambiado y EEUU domina con mano firme un torneo en el serán estrellas jugadoras como Maya Moore, impenitente anotadora, la ya legendaria Diana Taurasi o la gigantesca Brittney Griner (2,03 metros).

Otra anotadora, Angel McCoughtry, la talentosa Elena Delle Done (1,95), la base Sue Bird y el nuevo impacto Breanna Stewart (1,93) amplían un plantel inalcanzable para el resto.

Aunque la medalla de oro parece decidida de antemano, el torneo promete emociones fuertes en la pelea por las otras dos preseas, con las que sueñan hasta ocho selecciones más.

Quizás las que con más razón, España, actual subcampeona del mundo y bronce europeo en 2015; Australia, bronce en el último Mundial 2014; Serbia, actual campeona continental; y Francia, plata europea y siempre aspirante a los puestos altos de cualquier competición.

Pero también Turquía, Canadá, China y Bielorrusia, en cuartos de final de los últimos grandes campeonatos, todos extremadamente igualados, también se ven con legítimas aspiraciones. Como Brasil, que se agarra a Erika de Souza (1,97) y a su condición de local.

A España, que hace dos años cayó 77-64 en el último partido del Mundial de Turquía, la penaliza enormemente la ausencia de la lesionada Sancho Little, pieza clave junto a Alba Torrens en los éxitos de los últimos años del combinado español.

Aunque poder relevar a la caribeña de nacimiento por la también nacionalizada Astou Ndour (1,96) es sin duda de las mejores soluciones posibles para Lucas Mondelo. Con ella, España cazó medalla hace un año en el Europeo de Hungría.

En el mismo grupo que Estados Unidos y España, el B, Serbia tratará de alargar el dulce momento que vive con su título europeo del pasado año liderada por la base Ana Dabovic y la ala-pívot Sonja Petrovic.

China, con siete jugadoras por encima del 1,88 metros y tres de 1,95, y la rocosa Canadá podrán a prueba la solidez de las españolas, las serbias y francesas ya en la primera fase de unos cuartos de final imposibles para Senegal.

Tampoco tiene muchas posibilidades Japón en un Grupo A en el que Brasil, con la legendaria Erika de Souza de nuevo al frente, lo tendrá muy complicado ante una Australia, apoyada en el trío Erin Philips-Penny Tayol-Marianna Tolo, y una Francia, lanzada por Celine Dumerc y rematada Sandra Gruda, que miran hacia la plata.

Turquía, cimentada en las interiores Nevriye Yilmaz y Lara Sanders, y la Bielorrusia de Katsyarina Snytsina y la talentosa Yelena Leuchanka (1,95), también sueñan con unos cuartos de final que les abran el camino a los metales.

Deja tu comentario

Recomendamos - Baloncesto