Connect with us

Más de Honduras

El formato de un campeonato competitivo

Por: Elmer López Lutz

Minutos después de finalizado el partido donde el Club Barcelona ganó su 24 campeonato de liga con apenas un punto de diferencia sobre el Real Madrid, su capitán Andrés Iniesta, manifestó que el campeonato de liga era el más importante de todos, pues significa el premio a la regularidad. Esto no amerita ninguna discusión, pues ganó el equipo que hizo mejor las cosas.

Costa Rica, que nos lleva bastante ventaja organizativa (sus resultados son obvios), acaba de modificar su formato de campeonato de liga. Para este próximo torneo, el equipo que gana las vueltas automáticamente clasificará a la gran final, luego, en una liguilla de cuatro equipos jugando todos contra todos a visita recíproca saldrá el otro equipo para la gran final.

En caso de que sea el mismo equipo que ganó las vueltas, la gran final no será necesaria. De esta manera se promueve la competividad y se premia al equipo más regular, el que gana las vueltas.

Este formato contrasta radicalmente con el que tenemos en nuestro mediocre y deficitario torneo de liga el cual se juega en dos fases, la primera de mentiritas o fase clasificatoria que permite incluso a equipos con un rendimiento inferior al promedio poder clasificar a la fase de repechaje que con liguilla incluida, le da la oportunidad inclusive de aspirar a jugar y ganar la gran final.

Con este nuevo formato los ticos pretenden elevar el nivel de su fútbol, pues con este tipo de torneo se logra un campeonato más competitivo en todas sus etapas. El nuestro es todo lo contrario, pues fomenta la mediocridad al dar una segunda oportunidad a equipos de tabla media hacia abajo, además de desconocer el esfuerzo del equipo ganador de las vueltas.

Es penoso observar a los equipos líder y sublíder de las vueltas tener que perder el ritmo de partidos mientras esperan a que se juegue el repechaje, y más denigrante aun, esperar a que un equipo que bien pudo haber terminado en el sexto puesto de las vueltas tenga la potestad de definir la fecha y la hora del primer partido de la semifinal.

Tampoco el cambio a un campeonato anual es recomendable en este momento, pues los demás equipos del área continuarían con dos campeonatos cada año y nuestros equipos quedarían en desventaja estadística en relación al número de títulos alcanzados por equipo, títulos de goleo y portero menos batido, menos oportunidad de transferencia de jugadores a equipos vecinos, etc.

Los resultados nos demuestran que cada vez exportamos menos jugadores de calidad, nuestros equipos son cada vez menos competitivos a nivel de Concacaf y nuestra Selección Nacional que ya se quedó fuera de la Copa América Centenario, se tambalea en su camino a la copa del mundo. La decisión está en manos de las autoridades de la Liga de Fútbol Profesional de Honduras.

Esperemos que esta vez su único objetivo sea elevar el nivel de nuestro fútbol.

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras