Connect with us

Fútbol Americano

La NFL recibe apoyo de tribunal en acuerdo sobre conmociones

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) logró un importante triunfo legal tras el dictamen de un tribunal federal de apelaciones de Filadelfia que ratificó un plan mediante el cual aportaría 1.000 millones de dólares para compensar miles de demandas presentadas por exjugadores que sufrieron secuelas debido a repetidas conmociones cerebrales.

La decisión se dio a conocer casi un año después de que una jueza de distrito aprobó el arreglo con ciertas modificaciones.

En caso de no presentarse más apelaciones, los exjugadores a los que se hayan diagnosticado lesiones cerebrales atribuidas a conmociones recurrentes comenzarían a recibir compensaciones en un periodo de entre tres y cuatro meses, dijo un abogado de los denunciantes.

Mientras que los abogados de la NFL explicaron que el fallo reconoció que el acuerdo no es perfecto, pero si fue considerado justo por los tribunales.

Los representantes de los exjugadores consideraron que estaban decepcionados con la resolución, pero estudiarían los siguientes pasos legales que van a dar.

En un comunicado, un portavoz de la NFL consideró que el fallo de la corte de apelaciones constituye “un paso significativo para implementar el compromiso de los equipos a fin de proporcionar una compensación a los jugadores retirados que experimentan problemas cognitivos o neurológicos”.

De acuerdo a lo establecido en el acuerdo, se brindaría cobertura para más de 20.000 exjugadores de la NFL durante los próximos 65 años.

La liga estima que 6.000 jugadores retirados –casi tres de cada 10– desarrollarán el mal de Alzheimer o alguna forma de demencia moderada.

Menos de 200 de esos exdeportistas se pronunciaron en contra del acuerdo, mientras que el 99 por ciento lo aceptó.

El acuerdo también establece que la NFL no admitió culpa alguna por estos casos.

En una comparecencia reciente ante el Congreso, un dirigente de la liga reconoció por primera vez que había definitivamente un vínculo entre la práctica del fútbol americano y la encefalopatía traumática crónica, un padecimiento degenerativo del cerebro que se encontró en decenas de exjugadores tras su muerte.

Sin embargo, el tribunal de apelaciones consideró que ese comentario no bastaba para revocar el arreglo.

El juez Thomas L.Ambro, como portavoz del panel de los tres que estudiaron el caso y se pronunciaron a favor del arreglo de forma unánime, destacó que el acuerdo proporcionaría alivio inmediato a los jugadores retirados que padecen las secuelas que les dejó su carrera dentro de la NFL y además reconoció que rechazar la oferta significaría que tendrían que volver a una mesa de negociaciones, donde no se garantizaba que saliese un mejor acuerdo.

Durante años, han surgido quejas de que la liga ocultó los riesgos de las conmociones cerebrales, a fin de que los jugadores regresaran pronto al terreno.

El acuerdo elimina la necesidad de un juicio e implica que la NFL jamás tendría que revelar lo que sabía sobre los riesgos y tratamiento por conmociones cerebrales repetidas.

Los abogados de los jugadores, que negociaron el acuerdo con la NFL y que recibirán 112 millones de dólares en honorarios, dicen que el plan ayudará a que las familias reciban indemnizaciones que necesitan, o puedan someterse a análisis médicos. Argumentan que todo ello se pospondría por años si el caso fuera de nuevo a juicio.

El fallo se da menos de un mes después de que Kevin Turner, exjugador de los Eagles de Filadelfia y uno de los principales demandantes, falleció a los 46 años, tras enfrentarse con la enfermedad de Lou Gehrig.

Quienes están en contra del acuerdo lamentaron que éste no cubra los desórdenes de conducta o los cambios de humor que algunos investigadores atribuyen a la encefalopatía.

Ambro consideró que sería muy difícil demostrar ello, pero recalcó que el arreglo contempla revisiones “de buena fe” por parte de los involucrados, cada 10 años, para tomar en cuenta los avances de la ciencia.

El año pasado, la jueza federal de distrito Anita Brody aprobó el acuerdo, tras devolverlo a los abogados en dos ocasiones, por considerar que la financiación sería insuficiente.

Cada jugador podría recibir hasta 5 millones de dólares en casos de traumatismos cerebrales severos y significaría que la NFL tendría que aportar más de 1.000 millones de dólares a lo largo de 65 años, incluyendo intereses y honorarios de los abogados.EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Americano