Connect with us

Bla Bla

DESPUÉS DEL TRUENO …JESÚS MARÍA

El miércoles anterior durante el compromiso entre Victoria y Vida por la Copa Presidente, al guardameta de la jaiba, John Aston Bodden poco le faltó para sonarle los “mocos” al árbitro central Marlon Díaz, aduciendo que lo hizo para “corregir” un fallo de apreciación del tocapito que al final perjudicó a su representativo.

Resulta que una falta de Wilson Guity contra Marcelo Canales, provocó que el árbitro decretara un penal a favor del cuadro “cocotero”, esto despertó la reacción del moreno futbolista, quien al mejor estilo de gladiador se abalanzara contra la humanidad de Marlon Díaz, quien tuvo que soportar empellones y cabezazos y al final agradeció que el enfurecido jugador no lo mandara a la lona de certero “cachimbazo”.

Ahora y como queriendo curarse en salud, aparece el guardameta, pidiendo disculpas por su accionar y con “máscara” de “manso corderito” muestra disculpas a la cuarteta arbitral y a la Comisión de Disciplina, para no ser castigado en futuros compromisos ligueros.

“El problema fue que tenía las revoluciones muy altas, me dolió la forma en que el árbitro nos sancionó el penal, pero eso ya quedó atrás, incluso fui a los camerinos y les ofrecí disculpas a los de la Comisión de Disciplina, ojalá no me castiguen y que no confundan un torneo con el otro ” ha manifestado el arrepentido Bodden.

Como dicen en mi pueblo, después del trueno Jesús María, equivocado o no nuestro patético arbitraje, no le da derecho a ningún futbolista para tomarse la ley por sus propias manos y después fingir un falso arrepentimiento, tomando en consideración que es reincidente en este tipo de situaciones.

A pocas horas del encuentro que sostendrá hoy Victoria ante Motagua, la Comisión de Disciplina debe dar un castigo ejemplar al veterano guardameta, de lo contrario alistémonos para una nueva velada boxística, esta noche en el estadio Nacional.

Por: César Rosales
@cesarcafu

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla