Connect with us

Bla Bla

¡Póngase pilas, señores del Tribunal Superior de Cuentas!

Rudy Urbina
@chavelachaparro

Las autoridades hondureñas se encuentran a las puertas de una oportunidad histórica de lavar su rostro y demostrar que están verdaderamente comprometidos con la transparencia, como tanto lo proclaman a los cuatro vientos sin ser demasiado creíbles.

Una auditoría que le practicó el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) en 2010 a la Fenafuth reveló en aquel momento algunas irregularidades que, de haber sido atendidas a tiempo, podrían haberle ahorrado a Honduras una nueva vergüenza internacional como lo ocurrido con Alfredo Hawit y Rafael Callejas, detenidos por supuestos actos de corrupción.

Ahora que la Comisión Normalizadora de la Fenafuth ordenará (a solicitud de FIFA) una auditoria nacional y otra extranjera, los miembros del TSC tienen la responsabilidad de escudriñar hasta el fondo para sacar a la luz la verdad, sea cual sea y “caiga quien caiga”, como dicen por ahí.

Y ojo, no estoy insinuando que encontrarán corrupción, solo pido que muestren la verdad para que se sepa de una vez por todas cómo se maneja la Fenafuth (bien o mal), la única federación autónoma del mundo siendo casi “intocable”. Cuidado TSC, si no hacen bien su trabajo la auditoria internacional podría dejarlos mal parados.

Ojalá no encuentren “podredumbre”, lo deseo de todo corazón, pero si así fuera la Fiscalía deberá hacer también su parte entonces y proceder, para que todo no vuelva a quedar como papel mojado como suele acontecer cuando se tocan intereses de los poderosos de este país.

Tienen la “pelota” en su poder señores del TSC, no la dejen caer esta vez. Sepan que habrá ojos hondureños y extranjeros pendientes de su trabajo, porque lo único que queremos es que de una vez por todas las cosas en este país comiencen a manejarse de forma transparente. Sean Tribunal Superior de Cuentas y no de “cuentos”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla