Connect with us

Automovilismo

Al Attiyah regresa en las dunas y Loeb le dice adiós al título tras un vuelco

En la llegada a las dunas y con la exigencia de la navegación, el catarí Nasser Al Attiyah rompió el dominio de los Peugeot y se adjudicó la octava etapa, por delante del español Carlos Sainz y el francés Stephane Peterhansel, que recupera el liderato de la prueba tras un accidente de Sebastien Loeb.

Después de seis triunfos y dominio absoluto de la marca francesa, el defensor del título le dio a Mini su primera victoria con un tiempo de 6h.32:23, 12 segundos por delante del madrileño y con 31 de ventaja con respecto a ‘Monsieur Dakar’.

“Estoy muy contento de ganar mi primera etapa que tuvo de todo: dunas, fuera de pista, hierbas de camello. Sé que los Peugeot son muy rápidos pero las próximas dos etapas serán decisivas. La diferencia de 14 minutos no es muy grande y he venido aquí para volver a ganar el Dakar”, sentenció el catarí.

Por su parte, Loeb tuvo un retraso marcado tras quedar estancado en la arena, y luego tuvo un accidente en el que dio varias vueltas de campana a once kilómetros del final de la especial.

Si bien la tanto Loeb como Daniel Elena están en perfectas condiciones, el Peugeot quedó muy deteriorado y luego de repararlo pudieron acceder a la meta a 1h.08:09 del líder catarí, para quedar en la octava posición de la general.

Esta situación deja a Loeb fuera de la pelea por el título tras un gran comienzo que lo tuvo durante gran parte de la carrera como líder en su primera experiencia en el Dakar.

“El hecho destacable de la jornada es que Seb ha dado vueltas de campana a 20 kilómetros de la llegada. Lo hemos alcanzado cuando llevábamos unos 100 kilómetros, lo hemos doblado y luego ha vuelto a ponerse por delante de nosotros intentando recuperar tiempo”, relató Peterhansel.

“En un fuera de pista en un lecho seco por el que íbamos a unos 120 km/h, él ha seguido por un canal grande y, cuando yo he llegado unos 20 segundos después, su coche había volcado. Nos han hecho señas para que siguiéramos adelante. Estaban los dos fuera del vehículo, así que están bien, pero el coche ha sufrido algunos daños. Al querer recuperar el tiempo perdido, habrá cometido una equivocación. Es mucho menos cómodo para el equipo contar con solo dos coches delante”, completó el líder de la prueba.

En este nuevo escenario Peterhansel asume nuevamente el liderato de la prueba con 2:09 minutos de ventaja sobre Sainz y 14:43 en relación de Al Attiyah.

Por su parte, el francés Cyril Despres logró con Peugeot su mejor actuación en coches al garantizarse la cuarta plaza, justo por delante de los Mini del finlandés Mikko Hirvonen, el español Nani Roma y el argentino Orlando Terranova.

“Cada jornada tiene sus dificultades pero hoy ha sido una prueba típica de Dakar. La segunda especial de hoy he tenido un problema con el diferencial central que me ha penalizado mucho”, sostuvo el oriundo de Folgueroles.

Entre las motos, el australiano Toby Price (KTM) es el nuevo líder de la general tras ganar este lunes la octava etapa, por delante del hasta ahora primero, el portugués Paulo Gonçalves (Honda).

Price arribó a la meta con una ventaja de 5:17 minutos sobre Gonçalves, ahora segundo en la general a 2:05 del australiano.

A falta de cinco etapas para el final de esta edición del Dakar, el australiano de 28 años y el portugués de 36 perfilan un mano a mano en la búsqueda del título.

“Nunca sale todo perfecto. He hecho algunos errores, pero he tenido suerte al ir eligiendo el rumbo. Al final ha sido una buena jornada porque he terminado haciendo el mejor tiempo.Mañana nos enfrentamos a otra etapa maratón. Habrá que prestar atención a la moto para no dañarla y poder arreglárnoslas el segundo día”, aseveró el australiano Price.

“Con Paulo andamos un poco a la gresca. Un día gana tiempo uno, otro día el otro? Al final va a ser cuestión de minutos, o a lo mejor de segundos, hasta el último día”, añadió el australiano.

En cuanto a las marcas, KTM buscará, tras la retirada de su último emblema, el español Marc Coma, mantener su hegemonía de las últimas 14 ediciones, mientras que Honda irá a la caza de un logro que no consigue desde 1989.

“Ha sido una jornada difícil, con tramos muy toscos de fuera de pista. En un momento en el que iba bastante rápido me he inclinado un poco hacia un lado y me he ido al suelo. No me he hecho nada físico, pero la torre de navegación de la moto se ha estropeado. He tenido que terminar con una mano para que no se arrancaran del todo los cables, pero al final no he perdido mucho tiempo respecto a Toby”, dijo el luso.

El tercer puesto en la etapa, que unió las ciudades argentinas de Salta y Belén, con un especial de 393 kilómetros, fue para el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), a 6:32 del vencedor.

Tras ellos acabaron el eslovaco Stefan Svitko (KTM), que se mantiene en el tercer lugar de la general a 14:14, y el argentino Kevin Benavides (Honda).

El portugués Helder Rodríguez (Yamaha), el español Gerard Farres (KTM), el francés Meo Antoine (KTM), el también español Juan Pedrero (Sherko) y el holandés Adrien Van Beveren (Yamaha) completaron los primeros diez en esta jornada, la primera tras el receso del domingo en Salta.

Después del tercer puesto en la general del eslovaco Stefan Svitko, el chileno Pablo Quintanilla y el argentino Kevin Benavides se disputan ser el mejor latinoamericano de la prueba.

“Fue una etapa dividida en dos partes, una salta y la otra en Belén. La primera parte muy bien, con más caminos, y la segunda ya con mucha navegación, arena, piedras. La verdad es que bastante duro, muy difícil”, relató Benavides.

“Fue una etapa de mucha exigencia pero estoy muy contento con el nivel que logramos demostrar. Confío en que esta moto me llevará donde quiero llegar”, sentenció Quintanilla.

Entre los españoles Armand Monleon (KTM) fue undécimo, Jordi Viladoms (KTM) decimoquinto y Laia Sanz (KTM) fue decimonovena.

En la categoría de quads, el liderato no cambió de apellido pero si de nombre porque Marcos Patronelli se adjudicó la etapa con 5:42 minutos de ventaja sobre su hermano Alejandro.

De esta manera, Marcos tomó por asalto el número uno de la general con una ventaja de 2:06 minutos sobre Alejandro, y amplió la importante diferencia sobre el peruano Alexis Hernández, que ahora es de 32:50 minutos.

Por último entre los camiones, el holandés Gerard De Rooy se impuso en la octava etapa y tomó por asalto con su Iveco la clasificación general.

Detrás, y casi en un sprint para plantearle dura lucha comienzan a asomar los Kamaz con los rusos Eduard Nikolaev y Andrey Karginov en segundo y tercer lugar en la jornada de hoy.

En la clasificación general, Nikolaev se ubica a 7:58 minutos del líder holandés y luego continúan los holandeses de Man: Pieter Versluis y Hans Stacey. EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Automovilismo