Connect with us

Bla Bla

La injusticia de las multas

Por: Rodolfo Herrera.

En esta semana la Comisión Regional de Disciplina del Centro impuso una multa de 90 mil lempiras a Motagua, como castigo porque la barra de este equipo introdujo luces artificiales a las graderías del Estadio Nacional, las que fueron encendidas durante el último partido de la semifinal ante Olimpia.

¿Qué culpa tiene la junta directiva de los azules en este asunto? ¿Acaso los aficionados dependen de esta institución y la junta directiva es la que supervisa la entrada de los aficionados? La responsable que ingrese pólvora a la instalación deportiva es la Policía que está en los portones de acceso.

Además, Motagua no es dueño del estadio, simplemente lo utilizan por el convenio que tienen con Conapid, pero para ello hay que pagar. Me parece que ese tipo de castigo es  contraproducente, tomando en consideración que ningún club puede incidir para que los aficionados comenten actos incorrectos como lo hacen en muchas ocasiones.

Mientras que los fanáticos en las graderías no pongan en riesgo la integridad física de las personas, no es justo que los organismos disciplinarios impongan multas a los clubes cuando actúan en su condición de local.

Aunque la ley así lo determine, debe haber otros parámetros para imponer las sanciones, pues es difícil educar a los aficionados y lo que debe hacer la autoridad es tener mayor control en el registro, porque al estadio muchas veces, a vista y paciencia de los policías, ingresan palos, piedra, pólvora, envases y otros objetos.

Además, ahora existe una Ley del Deporte que ya tiene las sanciones establecidas para las personas que cometan actos vandálicos. Los equipos están casi quebrados económicamente, parece que quisieran acabar de “fundirlos”.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla