Connect with us

Fútbol Nacional

Los rojos sueñan con la gran final

LA CEIBA. Los rojos del Vida terminaron las dos unidades de entrenamiento entre un juego y otro para alistar la estrategia que utilizarán esta noche contra el Honduras Progreso. Están conscientes que para llegar a la final deben jugar completamente diferente a la forma exhibida ante el Marathón en el repechaje. Su rival es el mejor equipo del torneo.

“Ya cumplimos el primer objetivo que era llegar a semifinales. Ahora será diferente, ambos equipos tenemos las mismas características. Antes jugamos con el resultado que nos convenía, ahora empezamos de cero, tenemos que ganar en el partido de ida. Tenemos muchas ganas de seguir avanzando, habemos muchos jugadores que nunca habíamos estado en liguillas y estamos con esa emoción de que nos faltan 180 minutos para llegar a una final en la que le gustaría jugar contra Olimpia”, expone el veloz carrilero derecho Miguel Valerio.

Al inicio del torneo la mayor parte de los jugadores del club no pensaban que llegarían tan largo, pero con el devenir de las jornadas comenzaron a coquetear con la segunda posición en medio de Motagua y Olimpia, allí se dieron cuenta de su potencial, mismo que ahora los tiene peleando un boleto a la final.

MISMAS EXIGENCIAS
Para el delantero Bryan Moya el nivel de exigencias que se presentan en estas instancias es el mismo sea Marathón, Honduras Progreso, Motagua u Olimpia. “Cualquier equipo en liguilla se está jugando una final y todos se ponen fuertes. Desde que me vine de Estados Unidos y llegué a Vida me propuse venir a pelear por algo y acá estoy. Soy un ganador y espero llegar a la final y cumplir el sueño de salir campeón”.

Elvin López y uno de sus asistentes Hernán Fúnez, sabe que deberán plantear otro tipo de juego para eliminar a los progreseños.

Elvin López y uno de sus asistentes Hernán Fúnez, sabe que deberán plantear otro tipo de juego para eliminar a los progreseños.

Según el delantero catracho, ambos equipos llegan en un buen nivel, quizás el Vida con un poco más de ritmo ya que los progreseños tienen cerca de diez días de no tener juegos exigentes. Se ha trabajado en la creación de espacios en la defensa rival, esos mismos que fueron incapaces de generar ante Marathón.

El guardameta Orlin Vallecillo es del parecer que en este tipo de encuentros ni el Honduras Progreso que llegó líder tras una temporada sensacional es favorito ni el Vida que juega en su casa el primer partido. “Ellos son jugadores luchadores, manejan buena intensidad de juego, podemos hacerles frente porque tenemos elementos más jóvenes, va a ser un lindo partido. Ahora son un equipo más pausado, ya no corren tanto, con el profesor Castellón se mueven con otra idea”.

Vida tiene cuatro juegos consecutivos de no recibir goles en su cancha. Esto no ocurría desde el mes de noviembre del 2008. Honduras Progreso perdió cuatro juegos como visitante, dos de ellos en La Ceiba y los otros en Tegucigalpa.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional