Connect with us

Más de Honduras

“Chelato” comenzó a ver la luz al final del túnel…

Cuando un sector de la medicina hondureña lo había condenado a perder su pie y posiblemente su pierna, José de la Paz Herrera, popularmente conocido como “Chelato Uclés”, se las ha ingeniado, con la ayuda de todo un país como hinchada, para ganar una nueva “gran final” como tantas veces lo hizo dentro de las canchas de fútbol.

Y no es que haya sido fácil, pero el “profe” cuenta que con el apoyo de su familia, amigos y pueblo en general ha podido superar el tramo más difícil de su padecimiento y hoy comienza a ver la luz al final del túnel, aunque adelanta aún quedan batallas por pelear.

En este mano a mano con diario Más, “Chelato” abre su alma y se desborda en agradecimiento hacia su gente, la que le no le soltó la mano en momentos de angustia; se animó además a contar cosas que no dijo antes, con ese estilo filosófico que siempre lo caracterizó.

Antes que todo, ¿cuál es su actual estado de salud?
Soy optimista porque veo los resultados, la regeneración del tejido de la planta del pie, ese es el motivo de mi permanencia en Siguatepeque, ya que el doctor Asley Cruz es quien conoce bien este tratamiento. Me siento bien y que la cosa va prosperando.

Chelato recibió la visita de su amigo en las buenas y en las malas, Alberto Chedrani.

Chelato recibió la visita de su amigo en las buenas y en las malas, Alberto Chedrani.

¿Cuánto tiempo deberá permanecer en Siguatepeque?
Mínimo un mes más. Ha sido un gran gesto del señor Amadeo (dueño de Granja D’Elia), quien tuvo la gentileza de regalarme la permanencia aquí, es una de las mayores contribuciones que he recibido. Uno nunca debe dejar de agradecer.

¿Siente que la vida le está dando una segunda oportunidad de volver a caminar?
Esto lo sabe explicar mejor el sabio Confucio: “Hay que saber convertir amargos golpes del destino en lecciones fuertes e inolvidables”. Esto es lo que me toca a mí, uno debe dejar huella, como dice el Papa.

Usted dijo que quería retribuirle a la gente el cariño y la ayuda, ¿ya pensó cómo va a hacerlo?
Les dije a los ticos eso y ellos me respondieron “es que más bien a usted le están devolviendo”, pero igual uno debe buscar qué hacer por su pueblo, buscaré hacer algo sobre todo en colonias donde los niños no tienen ningún apoyo. Yo siempre les he dicho a los futbolistas: “ustedes pasan dando gracias a Dios, ¿y qué devuelven?” En Platense y Olimpia yo hice que les lleváramos con jugadores y directivos ayuda a las personas menos favorecidas.

Hermelindo Cantarero y sus muchachos de Marathón, reservas, aprovecharon para saludar a “Chelato Uclés”.

Hermelindo Cantarero y sus muchachos de Marathón, reservas, aprovecharon para saludar a “Chelato Uclés”.

Mientras estuvo en Costa Rica tratándose el pie, ¿qué es lo que más extrañó de Honduras?
Allá me atendieron muy bien, como si fueran viejos amigos, por eso es que no extrañaba todo; uno le hace falta la relación con los suyos, pero al final estaba esperando el plazo para regresar a mi país.

En Costa Rica usted tuvo oportunidad de conocer el Proyecto Goal de ellos, ¿qué le pareció?
En América Latina es muy difícil que alguien tenga un Proyecto Goal tan bonito como el que tienen. Para mí es casi imposible que tengamos algo así, tal vez en unos 50 años porque es demasiado lo que edificaron.

¿Y qué es lo que tiene?
Primero, dos canchas muy buenas de grama natural (una exclusiva para la selección mayor); otra con césped sintético; una pequeña solo para preparación de porteros; cancha de fútbol playa; cancha de futsal y un enorme restaurante con 4 grandes pantallas.

Además un hermoso hotel deportivo con un gimnasio con todo tipo de máquinas de última tecnología; el impresionante edificio administrativo que además tiene muchos empleados; piletas de inmersión y piscinas climatizadas y hasta un lago con peces.

Eso es solo lo que vi, porque no pude recorrerlo todo, y eso que todavía le falta una parte más de edificios que van a construir. Uno dice, ¿qué le hace falta a esto de comodidad? Por eso les dije a ellos: “aquí al futbolista lo tienen ‘chineado’, en Honduras se van a admirar porque teniendo ustedes todo esto nosotros somos los que les generamos más problemas a Costa Rica sin tener todas estas comodidades”.

El personal de Granja D’elia --que recién se acaba de inundar-- tuvo al profesor Uclés a “pie de rey”.

El personal de Granja D’elia –que recién se acaba de inundar– tuvo al profesor Uclés a “pie de rey”.

De toda la gente que lo ha apoyado, ¿hubo alguien en particular que le sorprendió porque no se lo esperaba?
Del Congreso Nacional y del Presidente de la República; no por la ayuda, sino por la medida en la que lo hicieron. Luego, gente con la que no tuve una gran relación se acercó a ayudarme como “Pacharaca” Bonilla y Yankel Rosenthal.

Y por otro lado, ¿alguien de quien sí esperaba ayuda lo decepcionó?
Sí, me sentí un poco mal, pero no voy a dar nombres, ellos saben. Sobre todo gente con la que yo tuve una gran conducta y no encontré retribución.

Lo apoyó gente del Partido Liberal, su partido, y de Libre, ¿con quién lo asociaron luego?
En el caso de Libre no me sentí bien, porque me contaron que en el Congreso no tuvieron una reacción positiva con la ayuda del avión y considero que yo les ayudé a ellos.

¿Hay situaciones de cuidado personal que cambiará a partir de hora por su condición de diabético?
Tuve muchas fatalidades que me llevaron a esta situación, la que nos acompaña a todos. Siempre me supe cuidar y por ello gocé de buena salud, Dios me había dado esa dicha. Los jugadores me decían “usted nunca se enferma y no podemos descansar”.

¿Su problema de salud le ha servido para reconciliarse con alguien?
Mucha gente, sobre todo en el ámbito familiar. Me siento reconciliado prácticamente en un 100 por ciento con la gente que aprecio, porque yo tenía el defecto de resentirme mucho en mi vida personal y el fútbol.

Por ejemplo, el señor José Rafael Ferrari, quien me ayudó con la taquilla del partido contra Seattle Sounders y algunas otras cosas, esa fue una de las grandes reconciliaciones.

¿La medicina hondureña está a la altura de las circunstancias en lo que respecta a pacientes diabéticos?
No todos, pero cierto grupo de médicos no lo está. Yo clasifiqué al mundial porque estaba encima del equipo y no me despegaba de él, por eso creo que les faltó dedicación a algunos de ellos, esa debe ser la principal característica de un médico.

En mi caso particular sentí falta de interés de algunos doctores, a excepción de Asley Cruz, Gustavo Vallejo, Emec Cherenfant y el doctor Rivera, quienes han estado y siguen pendientes de mi caso a cada instante; ni hablar de Luis Morelli en Costa Rica, que hasta los domingos en la mañana me iba a ver.

Una aficionada no dejó escapar la posibilidad de fotografiarse con el histórico entrenador.

Una aficionada no dejó escapar la posibilidad de fotografiarse con el histórico entrenador.

En Costa Rica me explicaron que, de haber tenido mejor atención médica al inicio de mi problema, pude haber evitado la amputación del dedo. Los primeros médicos que me trataron lo hicieron de forma prepotente; cuando les decía del doctor Asley Cruz de Siguatepeque me decían que no era nadie, que es un médico general y eso no me gustó.

¿Tendrá problemas para caminar por la amputación de su dedo gordo del pie?
No, lo único que utilizaré un zapato especial. Voy a caminar normal. Además me cuidaré en las comidas, puedo comer de todo pero en pequeña cantidad; asimismo tomarme una pastilla e inyectarme insulina por el resto de mi vida.

¿Qué mensaje envía a los diabéticos de Honduras que están en un caso similar al suyo?
Lo mío ha servido. Deben ir a que los trate alguien con dedicación y profesionalismo, no como los primeros doctores que me vieron a mí. También el cuidado personal con la alimentación.

¿Sueña con volver a entrenar?
No a la fuerza. Sueño con volver al fútbol; con tal de estar haciendo un bien me basta. Es más quiero ver qué hago por la gente necesitada a través del fútbol. No puedo alejarme de este deporte en cualquiera de sus formas, el 80 por ciento de mi ser está compuesto de fútbol y ha sido un virus que me entró desde niño y cada vez me gusta más, es una pequeña fiesta para mí.

Va a comenzar la eliminatoria, ¿qué podemos esperar para la selección de Honduras?
Pinto es casi la perfección en estructuras defensivas, no hay solo que verle los resultados. Un equipo para calificar necesita gol, así que creo que si logra mejorar en ofensiva por supuesto que somos candidatos.

Ahora tenemos un inconveniente: El Salvador, con Ramón Maradiaga ya no puedo garantizar que tenemos esos seis puntos. Honduras es el que más gana en el Cuscatlán, pero con Maradiaga y Gilberto me entran dudas.

¿Es ventaja que los técnicos de México y El Salvador tengan menos tiempo de trabajo que el de Honduras?
En el caso de México, sí; él (Juan Carlos Osorio) no nos conoce a nosotros. En El Salvador no es tanto, porque “Primi” conoce bien el fútbol de ambos países y lo viene siguiendo. En cuanto a Canadá le da un plus un hombre competente como Benito Floro en el banquillo, pero no sé si sea suficiente para calificar.

Y a todo esto, ¿de cuánto le ha salido “la broma” para salvar su pie?
Esto es caro, en Costa Rica el tratamiento fue eficiente pero caro. Los médicos fueron tan nobles allá que todavía les estoy debiendo los honorarios; solo del doctor Luis Morelli que me operó son 6 mil dólares y como cuatro mil del resto de su equipo de doctores.

También hay deudas con el hospital Viera (alrededor de 130 mil lempiras) y El Carmen en Honduras (21 mil). Hasta ahora los gastos superan el millón y medio de lempiras y seguimos contando. Y esto que el doctor Asley Cruz no me está cobrando y se lo agradezco, él pasa en comunicación constante con Morelli, ambos son eminencias en el tema del tratamiento a diabéticos.

Para finalizar, ¿el fútbol y el pueblo hondureño le respondieron como esperaba?
No solo eso, se unieron en oración por mí. La oración masiva llega más que lo individual, es mucha la gente que se me ha acercado para decirme que ha orado por mí, esa es la mejor prueba de afecto. Yo sabía que gozaba del cariño de la gente, pero no a este nivel. Muchas gracias a todos.

Por: Rudy Urbina
@chavelachaparro

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras