Connect with us

Más Deportes

Karla Mendoza, la hondureña que quiere cruzar el Lago de Yojoa nadando

Por: Mauricio Pineda

Nadie duda hoy sobre los beneficios del deporte en la salud de las personas, beneficios directos; unos inmediatos y otros a largo plazo sobre su cuerpo, pero además beneficios sobre la mente. Antiguamente se decía hay una mente sana en un cuerpo sano, practicar ejercicios físicos de manera individual compitiendo a diario para vencer su anterior registro, ejercicio en equipos o colectivos para lograr vencer a otros similares. Hacer al menos 30 minutos diarios tiene grandes beneficios en la vida de las personas, previniendo problemas de presión arterial, diabetes, sobrepeso, capacidad cardiovascular, etc. También te ayuda a asumir retos mayores, para luego superarlos.

A los 3 años empezó a practicar fútbol junto a -Álvaro- su hermano mayor, quien asistía a una academia de fútbol y con quien también jugaban en casa. Nacida en Tegucigalpa en el año de 1994, Karla Mendoza es una persona que disfruta del deporte intensamente, es una de las grandes pasiones en su vida.

MEMEA sus cinco años inició clases de natación; su mamá -Lourdes- era quien la llevaba a la piscina de la Villa Olímpica de Tegucigalpa, más tarde problemas de alergia la alejarían de las piscinas, pero no de los deportes. Volvería a las piscinas hasta 2014 junto a su amiga Mirna Janineh.

Pues desde muy temprano aprendió que el deporte le ayudaba a tener mejor dominio sobre el exceso de energía, le ayudaba a dormir y descansar mucho mejor, y a controlar la ansiedad.

Hizo sus estudios de escuela primaria en la Mayan School donde jugaba fútbol desde categoría mosquito. En 2012 inició la universidad en el programa de Lic. en Comunicación audiovisual y publicitaria de Unitec, donde también inició jugando fútbol sala, también practica ciclismo de montaña, corre en la pista de bajo impacto -admite que antes no lo disfrutaba mucho- levanta pesas, hace caminatas en montaña, corre maratones con sus amigos a quienes motiva a iniciar actividad física.

Cada vez que su horario se lo permite acude a la piscina de la universidad a nadar; donde actualmente práctica junto al equipo de natación de la Unitec, todavía no se ha federado para competencia individual pero esta idea ya coquetea en su mente, la natación le permitió también conocer muchos nuevos amigos. El deporte le facilita mantenerse relajada y por ésto disfruta mantenerse activa. Su salud es casi perfecta pero el asma apareció recientemente y Karla se limita a correr y a levantar pesas, por problemas en su columna que le producen dolor, juntos con algo de “stress”.

MEME 1Un buen día -Adolfo- uno de sus amigos del equipo de natación de la universidad le comentó que se estaba preparando para participar en una competencia de resistencia en aguas abiertas -no en piscina/alberca/pileta- el reto apuntaba a cruzar nadando por 5 kilómetros el Lago de Yojoa. Karla, sintió que este reto era para justo para ella pues tenía que competir contra ella misma y desarrollar resistencia y mejorar sus tiempos.

Entrenó intensamente por 2 meses, durante su entrenamiento y preparación se enfermó de chikungunya y estuvo en cama por una semana completa, pero inició nuevamente mientras se recuperaba y volvió a su ritmo. Entrenó en la piscina y en la pista de bajo impacto para mejorar su resistencia hasta estar lista para la cita del 30 de agosto de 2015 en el Lago de Yojoa. El objetivo estaba claro cruzar 2 Km. por la ruta corta en menos de una hora.

Para conducir correctamente la ansiedad y sus pensamientos de la mejor manera se dedicó a construir un listado de 150 canciones desde Internet, se mantuvo bajo una ingesta con proteína, colágeno, mucha agua, nada de alcohol, plátanos, todo en pequeñas cantidades, canceló sus llamadas y esa noche se fue a descasar temprano y a escuchar su música favorita; a las ocho de la noche ya estaba soñando.

MEME 2Su mente se enfocó en los primeros 8 lugares de la competencia, así el equipo de Unitec mantendría sus posibilidades de clasificación, Karla fue la única mujer del equipo de la universidad en la competencia, el resto fueron estudiantes varones.

A la orilla del Lago de Yojoa, tocó el agua con la mano, estaba caliente, el agua era oscura y de pronto sonó el silbato de salida. Comenzó a seguir a la lancha líder. Se decía en su mente, ¡Más fuerte, más fuerte así vamos a llegar a la meta! Por casi 10 minutos no supo exactamente en que lugar o posición se encontraba. Escuchó a sus compañeros del equipo de Unitec que le gritaba que ya faltaba poco, al salir del lago “recibí una botella con agua, algo de leche y me compartieron el tiempo fue 57 minutos y que pasara a descansar“.

Durante su trayecto a nado sintió mucha hambre y un poco de dolor de cabeza. Minutos después se fue a comer y allí le avisaron que había un mensaje de “texto” en su smartphone y al leer dudó y pensó que era una bromita más de los chicos. Luego -Cristhian Cano- el entrenador, le confirmó que logró su objetivo, ganar el primer lugar de 2 km. Femenino (categoría 21-24 años) y en masculino Alejandro Lagos, también de Unitec. (Cortesía pensamientosmaupinianos.com).

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Más Deportes