Connect with us

De Todo Un Poco

FOTOGALERÍA: Las dictaduras y el fútbol en América Latina

El fútbol es demasiado importante para ser un simple deporte, por eso es que algunos regímenes totalitarios en America Latina se han aprovechado de su popularidad.

Son muchos los personajes que han combinado su pasión por el fútbol y la política de Estado, por ello el sitio web lapizarradeldt.com escogió a cinco de ellos para realizar este interesante reportaje.

Juan Domingo Perón (1946-1952) (1952-1955) (1973–1974)

Ídolo de masas. Un líder que ha motivado desde movimientos políticos, hasta religiones. El general ascendió al poder en 1946, en plena época guerrillera, cuando estaba de moda oponerse insurreccionalmente al gobierno de turno en América. Perón fue un amante del deporte. Boca Juniors y Racing de Avellaneda se disputan fervientemente el polémico fanatismo futbolístico del nacido en Lobos.

MEMESin embargo, Ramón Cereijo, su antiguo ministro de hacienda, manifestó que efectivamente era fanatico de los xeneizez, pero que no lo podía decir porque significaba herir a parte del pueblo. De hecho, en 1953 se le vio a Perón celebrando una victoria de Boca contra River en el Monumental de Núñez. Esta tendencia ideológica llegó a tener medios, como el semanario Mundo Deportivo, para apoyar las decisiones del gobierno; por ejemplo, el establecimiento de un tope salarial de 1500 pesos para los futbolistas profesionales, hecho que obligó la emigración de futbolistas de la talla de Néstor Raúl Rossi, Adolfo Pedernera y Alfredo Di Stéfano, en plena huelga de 1948, con destino al Millonarios de Colombia.

Durante este ciclo político, “Evita” Perón, pareja del gobernante, comenzó a promover una serie de proyectos sociales que se basan en ayudan a los chicos de bajos recursos para que pertenecieran a una institución deportiva y jugaran los torneos “Evita”, inicialmente, en el estadio Presidente Perón, de Racing de Avellaneda. A los mencionados niños se les cubrían los gastos generales, uniforme, calzado y se les permitía entrar gratis al estadio de Primera División hasta cierta edad.

Jorge Rafael Videla (1976-1981)

De los hombres que más infundieron miedo durante el siglo XX en toda América Latina. Llegó al máximo puesto de la nación en 1976, liderando un golpe de estado. En pleno gobierno de Videla, cuando se torturaba y asesinaba disidentes al régimen con el denominado Proceso de Reorganización Nacional, Argentina ganaba su primer campeonato del mundo en 1978, de la mano de César Luis Menotti; por ende, la gesta sirvió como una cortina de humo a la situación del país en el aspecto social.

meme 1El deporte ha sido usado en diversas ocasiones como aparato de propaganda para desmentir acusaciones y reafirmar proyectos. El mundial que ganaba la Albiceleste sobre Holanda en el Monumental del Núñez no fue la excepción. La organización del torneo estuvo a cargo de los militares, quienes llegaron a gastar, aproximadamente, 700 millones de dólares en logística del evento que protagonizaron Passarella, Fillol, Ardiles y Kempes. Menotti afirmó, tiempo después, haber sido “usado” por aquel régimen que detuvo periodistas por preguntas incómodas y sobornó equipos.

Varios deportistas fueron víctimas de secuestros ejecutados por la policía para ser trasladados a campos de concentración. Miguel Sánchez, Claudio Tamburrini y Daniel Schapira se cuentan entren las víctimas de los abusos a los DDHH. Como dato adicional, Boca Juniors disputó 3 finales consecutivas durante el gobierno de Videla; ganó 2 (1977, 1978).

Venezuela:

Marcos Pérez Jiménez (1952-1958)

Un tachirense de pocas palabras, pero de acciones que a día de hoy tienen detractores y también fanáticos por su crueldad al reprimir la oposición y su gran afición a la arquitectura moderna. Llega al gobierno de los Estados Unidos de Venezuela en 1952 –antes había formado parte de un triunvirato cívico-militar-.

meme 2El país gozaba de una buena situación económica, lo que motivaba a grandes clubes internacionales. Durante su gobierno se construyó el estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria en Caracas. Durante el mandato de este coronel tachirense se realizaron diversas competencias internacionales como: Copa Ministerio de la Defensa (La Salle, UCV, Deportes Quindió, de Colombia y Madureira, de Brasil), Copa Marcos Pérez Jiménez (Real Madrid, Barcelona, Roma, Corinthians, La Salle, Botafogo y Millonarios) y Copa República de Venezuela (Porto, Vasco Da Gama, Nacional de Uruguay, Botafogo y Sevilla).

Actualmente, la capital de Venezuela cuenta con 5 equipos de Primera División; 4 juegan en el estadio de la Ciudad Universitaria, construído por Carlos Raúl Villanueva en el mandato de Pérez y que vio desfilar a Pelé, Di Stefano, Eusebio y Yashin.

 

Chile:

Agusto Pinochet (1973-1989)

Quizás es el caso que genera más controversia dentro de esta lista. Cuando la denominada derecha derroco al socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973, el universo futbolístico chileno no sabía que jamás estaría tan vinculado a la política como en aquel momento. El Palacio de La Moneda sería un centro de operaciones para controlar toda actividad social en Chile durante 17 años, incluso el fútbol.

meme 3El 21 de noviembre de 1973 se debía jugar el partido de vuelta de la repesca para Alemania 1974. La vuelta había quedado 0-0 frente a la Unión Soviética, con quienes habían roto relaciones. Los europeos nunca acudieron; alegaron razones de seguridad. Chile llegó al Mundial sin hacer mucho. Para aquella Selección jugaba uno de los mejores centrales nacidos en el sur de América: Elías Figueroa, Osvaldo Castro y Leonardo Véliz.

Al mismo tiempo de lograr hitos como este, en las grades y el interior del estadio Nacional de Chile se torturaban personas e incluso se llegaron a asesinar disidentes al régimen. Pinochet lo controló todo: los seleccionados chilenos tenían limitaciones de contacto con la prensa y si el presidente no quería a un jugador en la nómina, se eliminaba de la lista (Carlos Caszely, 1978 y 1983).
y
Entre el 73 y el 89, 4 equipos chilenos llegaron a la final de la Copa Libertadores: Colo-Colo, 1973; Unión Española, 1975 y Cobreloa, 1981 y 1982. Todos perdieron.

Brasil:

Joao Baptista Figueredo (1979-1985)

La dictadura comenzó oficialmente en Brasil en el año 1964, 15 años antes de que Figueredo llegara al poder, por lo que la población pedía una cada vez más necesitada apertura democrática en cuanto a partidos políticos y elecciones populares.

PNGLa relación directa de Figueredo con el fútbol tiene que ver con una leyenda del fútbol Brasileño: Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira, capitán de Brasil en los mundiales del 82´ y 86´. Uno de los opositores más cercanos al régimen fue este futbolista que marcó una era en el Corinthians porque al margen de su excelsa calidad con el balón en los pies, era un erudito filosófico y doctor de profesión. Irónicamente, Sócrates debuta en la Canarinha en el mismo año que Figueredo llega al poder.

El movimiento democrático brasileño estuvo motivado en gran parte por el jugador del “Timao”, quien militó en el Partido de los Trabajadores. “Libertad con responsabilidad” era el lema de la Democracia Corinthiana, un movimiento deportivo en el que todos los miembros del club tenían voz, desde fichajes, sueldos, despidos, horarios y premiaciones, y que ayudó a que en hubiera un viraje para el país más grande en extensión de toda Sudamérica.

A pesar de la confusa actualidad de Brasil en los 80´, Flamengo y Gremio ganaron la Copa Libertadores de 1981 y 1983, respectivamente.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco