Connect with us

Bla Bla

NO HAY EXCUSA

Por: Mario David Sierra

Tremendo “show” y ridículo armaron el martes algunos miembros de la FENAFUTH, al arribo de la selección Sub-20, que venía de participar en el Mundial en Nueva Zelanda, cuando al solo llegar al aeropuerto Toncontín, alguien, porque nadie quiere decir quién fue el que dio la orden, comenzó a “desnudar” en plena línea aérea a los jugadores, pidiéndoles que fueran al baño a quitarse la indumentaria que portaban del equipo nacional.

Primero: es una falta de respeto haberles solicitado a los jugadores que se quitaran las camisas, delante de las personas que iban y venían de viaje, pudiendo solicitárselas al día siguiente.

Segundo: No entiendo para qué quieren esos uniformes, no las camisas que traían puestas los seleccionados, sino el uniforme con el que jugaron, que también se les despojó, si en el dorsal traen el nombre de cada jugador.

Se barajan un par de nombres, que señalan como culpables de haber dado esa orden, aunque el presidente de la FENAFUTH, Alfredo Hawit y el extitular de la misma, Rafael Leonardo Callejas aseguran que no fueron ellos.

Incluso, ambos se mostraron molestos por esa acción bochornosa. La pregunta del millón sería ¿si no fueron ninguno de los dos, que son la máxima autoridad de ese ente deportivo?, quién dio la orden entonces.

Y como dice aquel viejo dicho, que “al perro más flaco se le pegan las pulgas”, lo más seguro es que le caiga el “clavo” al jefe de delegación, gerente o al utilero.

La Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), a través de un comunicado oficial pide disculpas al público en general y en especial a los jugadores de la selección Sub-20 de Honduras, por el incidente que pasaron a su regreso al país, en la terminal aérea capitalina donde fueron despojados de sus uniformes.

La Fenafuth asume toda la responsabilidad en el incidente y aclara que el patrocinador Joma no tiene nada que ver en el asunto.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla