Connect with us

Fútbol Internacional

‘Chuck’ Blazer confiesa sobornos para mundiales y Copa Oro

A medida transcurren los días siguen saliendo a la luz pública los actos de corrupción de los miembros y exmiembros de la FIFA, este día el exfuncionario ‘Chuck’ Blazer, soltó la sopa en testimonio dado a la corte de Nueva York y aceptó que recibió sobornos para adjudicar la sede del Mundial de 1998 en Francia y del 2010 en Sudáfrica y cinco Copas de Oro.

El exdirigente que ha sido pieza que el FBI tomara cartas en los actos de corrupción del ente que maneja el fútbol a nivel Mundial.

La fiscalía estadounidense divulgó este día la transcripción de la audiencia de 2013 en un tribunal de distrito en la que Blazer aceptó declararse culpable de crimen organizado y otros cargos.

“A principios o alrededor del 2004 y hasta el 2011, yo y otros miembros del comité ejecutivo de la FIFA acordamos aceptar sobornos en conjunción con la elección de Sudáfrica como nación sede de la Copa Mundial del 2010”, se puede leer en su declaración.

“Durante mi asociación con FIFA y CONCACAF, entre otras cosas […] accedí con otras personas alrededor de 1992 para facilitar la aceptación de un soborno ligado a la selección de la nación sede para la Copa Mundial de 1998”, declaró Blazer según los documentos de la corte.

El directivo también aceptó sobornos por los derechos de las Copas Oro desde 1996 hasta la del 2003.

“Alrededor de 1993 y con seguimiento hasta inicios de la década de los 2000, yo y otras personas aceptamos sobornos en conjunción con la transmisión y otros derechos para las Copas Oro de 1996, 1998, 2000, 2002 y 2003”, declaró Blazer en los documentos de la corte.

Blazer, quien grabó en secreto a los ejecutivos mientras hablaban de sobornos y otros negocios turbios, se declaró culpable en 2013 de delincuencia organizada, fraude por medios electrónicos, lavado de dinero, evasión fiscal y no reportar sus cuentas de banco en el extranjero, según las autoridades.

Acumuló 11 millones de dólares en ingresos no declarados, dijo Richard Weber, director de la División de Investigaciones Penales del Servicio de Recaudación Interna (IRS) de Estados Unidos.

Por eso se volvió informante del gobierno federal estadounidense y proporcionó documentos y grabaciones de reuniones con colegas de la FIFA a través de un llavero con un micrófono con el que grabó material relativo a las Olimpiadas de Londres 2012.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional