Connect with us

Bla Bla

TORNEOS LARGOS

Por: Rigoberto Rivera
MÁS

Los torneos cortos comenzaron a jugarse en 1997, y aunque hubo una interrupción al año siguiente, desde 1998 se juega con ese formato porque así han querido los directivos de los clubes de la liga, quienes en aquel entonces creyeron que recaudarían más dinero por taquillas.

Indudablemente que los primeros torneos tuvieron éxito, pero a medida ha pasado el tiempo, los aficionados van perdiendo el entusiasmo, sobre todo porque el equipo con el que simpatizan juega seguido y a veces tienen que verlo hasta dos veces por semana, lo que también afecta en la parte económica a los aficionados, quienes lo que hacen es que guardan el dinero para ver los partidos de la etapa final, o los clásicos, porque a las de las vueltas solamente llegan los aficionados financieramente solventes.

Además hay otros factores que obviamente hay que tomar en cuenta como la inseguridad y las incomodidades en la mayoría de los estadios, desde la poca higiene en los baños hasta la falta de un estacionamiento para los que tienen vehículo; mientras los que no van en carro tienen que prepararse para pagar el regreso a casa en una hora que pone en riesgo la seguridad de ellos, en el caso de los estadios donde se juega de noche.

Jugando solamente un torneo al año, los equipos se presentarían en casa una vez cada 15 días, y no se perdería el entusiasmo de ver un clásico “a  cada rato”, aunque obviamente habría que implementar otras medidas.

Los directivos de los clubes y las autoridades y la empresa privada de las ciudades que se benefician al tener esos equipos en la liga, deben pensar no solamente en la hora y el día que conviene jugar, sino también tomar el control hasta de los vendedores, quienes obviamente se aprovechan en cada estadio y hacen su “navidad” en cada partido liguero.

Particularmente pienso que jugando torneos largos el aficionado tendría un poco más de “respiro” económico para ir al estadio cada 15 días a ver a su equipo, y no solo ahorrar para el partido del clásico o la final, aunque tampoco significa que los estadios estarán llenos en cada juego, habrá que trabajar en otros factores, insisto, como la seguridad y comodidad.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla