Connect with us

Más de Honduras

Deybi Flores cuenta que durmió en la calle antes de ser futbolista

Es el hijo de en medio de una familia de cinco hermanos. Deybi Flores nació y creció en San Pedro Sula, un semillero de talentos del fútbol de Honduras y una de las ciudades más violentas del mundo. La pobreza es moneda corriente, al igual que el crimen organizado, las pandillas callejeras y las drogas. Los asesinatos eran prácticamente un hecho cotidiano. Flores perdió amigos en ese ambiente, pero fue el fútbol y su deseo de alcanzar la “meta mayor” lo que lo mantuvo fuera del camino de los peligros que le rodeaban.

Flores se fue de casa a la temprana edad de 12 para perseguir sus sueños de convertirse en futbolista profesional. Hubo momentos en que tenía que dormir en la calle, las noches cuando tuvo que pasar hambre, pero Flores dice que era “un sacrificio que tenía que hacer” para lograr su objetivo. Ese viaje lo ha llevado ahora, con 18 años de edad, al equipo Vancouver Whitecaps de la MLS.

“Fueron circunstancias muy difíciles”, dijo Flores a MLSSoccer.com través de un traductor sobre su infancia en Honduras. “A una edad joven, tener que pasar por ciertas cosas que lo hace madurar mucho más rápido que la mayoría de la gente de mi edad. Trataba de encontrar esa fuerza para seguir adelante.”

Un talento en bruto, un Flores sin hogar pronto fue descubierto jugando en las ligas locales. Luego lo llevaron a jugar con los equipos juveniles de Platense, a 35 kilómetros de su ciudad natal.

El centrocampista siguió impresionando a nivel juvenil y pronto firmó con Motagua, a los 17 años de edad, en 2013, pasando a hacer 21 apariciones en dos temporadas con el club.

Cuando su padre falleció debido a una enfermedad en junio pasado los Whitecaps demostraron interés en el centrocampista, que no dudó en salir a nuevos pastos para continuar sus sueños futbolísticos.

“Fue una gran oportunidad para mí  y mi familia”, dice Flores de la decisión de trasladarse a Vancouver. “Estábamos bajo algunas circunstancias que no eran los mejores. En realidad sólo era una cuestión de hacer la elección que tomara mi familia. ”

Cuando Flores se unió a los Whitecaps, en febrero en un préstamo durante toda la temporada de Motagua con una opción de compra, el pensamiento inicial fue que se había hecho la firma con un ojo en el nuevo equipo de la USL de la organización. Pero después de un impresionante debut  de 18 minutos en la MLS ante Portland, se hizo evidente que los Whitecaps tienen grandes planes para el centrocampista.

Flores en un jugador clave para el equipo nacional de Honduras Sub-20, y se espera que se pierda alrededor de un mes para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, que se extiende 30 de mayo al 20 de junio.

“Mi gran objetivo era llegar a Canadá, y ahora que estoy aquí, es sólo una cuestión de seguir luchando por un puesto en el 11 inicial”, dice Flores. “Poniéndome en la mejor posición para conseguir un llamamiento a la selección nacional y luego, una vez que esté allí, seguir haciendo lo que estoy haciendo y simplemente luchar duro por ese lugar. (Cortesía de la MLS).

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras