Connect with us

Más de Honduras

VÍDEO/FOTOGALERÍA: Un “Calvario” espera a Motagua

Una de las llaves de la segunda fase de la Copa Presidente, tendrá como protagonistas a un club pequeño ante un gigante, a un grupo de jóvenes soñadores que formaron su equipo para representar su barrio, sin imaginarse que en poco tiempo tendrían una cita con la historia.

Calvario FC, el equipo campeón de la liga mayor de Langue, recibirá este miércoles al campeón del fútbol de Honduras, Motagua.

Los sureños bicampeones de Langue, en la primera ronda aprovecharon las altas temperaturas y su estadio para eliminar al Valencia de la Liga de Ascenso y ahora el sueño de los 18 muchachos de los diferentes barrios y comunidades de esta sureña localidad, es dejar fuera al equipo azul que llega como favorito.

Con solo el hecho de participar en el torneo de Copa, alegró a los muchachos del barrio El Calvario, que todas las tardes se reúnen en la pequeña galera de la pulpería “Peor es Nada” (sede del club), se animaron, la noticia que enfrentarán al campeón nacional los llenó de emoción.

“Nadie nos representó en el sorteo de la segunda fase, porque cambiaron el día y no nos avisaron, nosotros ese día nos reunimos como cinco compañeros de equipo y nos fuimos al cerro Candelaria a buscar garrobos, ese día nos fue bien pues agarramos como 13, y cuando llegamos a nuestra sede (la pulpería Peor es Nada), nos contaron que no tocaba jugar con Motagua, no lo creíamos, unos hasta lloraron de la alegría pues en un sueño para nosotros jugar ante jugadores profesionales, de la selección y extranjeros”, relató Olvin Cárdenas uno de los capitanes del equipo y popularmente conocido como “El Perrón” por su forma de juego fuerte.

Esa inesperada noticia fue celebrada con una suculenta sopa de garrobo que les prepara la mamá de Cristóbal Cabrera “Toval”, otro de los capitanes del equipo.

 

JÓVENES JORNALEROS
El Calvario FC, equipo que tiene apenas dos años de haber creado y es el bicampeón de su comunidad, está conformado por 18 novatos que tras su jornada laboral, hacen lo que más les gusta jugar al fútbol.
La mayoría de los deportistas inician su jornada diaria con los cantos de los gallos y cuando apenas el sol comienza a dar sus primeros resplandores, estos salen a los campos a trabajar la tierra, o a los diferentes potreros para ordeñar las vacas o para ponerles el yugo a los bueyes y comenzar a trasportar el alimento para el ganado.

David Gómez conocido como el “Chaparro”, es uno de los goleadores de equipo, oriundo de la aldea El Guayabo II, describe que todos los días sus tareas son; estar en el potrero a las 4:00 am, ordeñar las vacas de su padre, llevar el producto a su casa, luego ayuda a la elaboración de cuajada, queso, y cuando lo buscan para hacer un flete, hala madera, maíz, “guate” (mazorcas cercas para el ganado), con sus bueyes.

“Hago estas tareas desde pequeño, me gusta ayudar, y también me sirve para ganarme unos cuantos pesos para mi familia, y en los fines de semana juego, a veces me pagan 100 lempiras por partido, me dan para el pasaje, otras personas me ofrecen dinero por meter goles”, así describe su vivencia el diminuto pero ágil delantero que como característica celebra los goles dando vueltas en el aire al estilo Georgie Welcome.

“Mi familia está alegre porque vamos a jugar contra Motagua, ya sea Marlon Licona o Portigliatti, quiero anotar, para luego contar que goleé al campeón de Honduras”, menciona David.

SIEMBRA FRIJOLES Y MAÍZ
Otro de los hombres gol del equipo sureño es el joven Abel Flores, sus quehaceres diarios son similares a los de su compañero David, desde tempranas horas del día, sale al campo con su “burrita”, bote de agua, machete, para sembrar maíz, maicillo y frijoles, o para limpiar los cultivos.

“Siempre he trabajado en el campo, no terminé el colegio, tengo una hija por eso trabajo, además lo hago para ayudar a mis padres, pues las tierras son de ellos”, dice el artillero.

Flores para jugar con su equipo los fines de semana tiene que caminar o esperar que alguien le dé un aventón, pues su aldea queda retirado de Langue.

“Voy a buscar con todo hacerle un gol a Motagua, tiene buenos defensas creo que el que más intimida es Wilmer Crisanto, pero vamos hacer lo propio y aprovechar que jugamos en nuestro campo, donde ya estamos acostumbrados”, agrega.

LAS MARAS FRUSTARON SUS SUEÑOS
Uno de los volantes con mayor técnica del club es Jayson Flores, un joven que vio frustrado su sueño de jugar en Liga Nacional por la violencia que impera en el país, especialmente en la capital.

En el 2013, Flores viajó junto a su primo a Tegucigalpa, luego de haber despertado el interés del técnico Elvin Cerna, del equipo juvenil de Motagua, en un amistoso ante la selección sub-15.

Con todos los sueños e ilusiones de destacar en el fútbol, solicitó a su padre el permiso, este accedió y le consiguió posada con un familiar en la colonia José Ángel Ulloa de Comayagüela, sin imaginarse que en ese lugar es dominado por los pandilleros.

“Entrené como tres meses, tenía un bonito ambiente, los compañeros y técnico me trataban bien, lo malo era que caminaba mucho para tomar el bus y en ese trayecto tenía que pasar por calles llenas de mareros que asaltaban a la gente. Varias veces me dejaron sin el pasaje, y una vez miré como mataron en la calle a una persona que no quería entregar sus pertenencias, me dio miedo y le dije a mi padre que ya no quería estar ahí y me regresé a Langue”, recuerda con tristeza el joven.

SE PREPARAN
El plantel de Calvario no llegará con la preparación adecuada para darle la pelea a Motagua, sus dirigentes denunciaron que no les querían prestar en el estadio Jorge Arias, y por la falta de campos en la comunidad no han entrenado.

Hasta esta semana el alcalde les consiguió un permiso para entrenar por la tarde, lo que están aprovechando los jóvenes de la mano de los técnicos, Alex Arias y Enller Tovar, además del preparador físico Epifanio Rodríguez.

Los entrenos son a media con los jóvenes que pueden llegar, pues unos trabajan y otros viven en aldeas lejas y se les hace imposible llegar, pero las ilusiones, los sueños y las ganas de hacer historia en el fútbol hondureño es el principal soporte de este humilde club que busca emular la historia de David y Goliat, un gigante derrotado por un pequeño.

 

Deja tu comentario

Recomendamos - Más de Honduras