Connect with us

Fútbol Internacional

Néstor Doroni goleador gaucho de “pumas” y “leones”

Recordar es vivir y sin duda alguna, el traer a la memoria grandes jugadores extranjeros que dejaron algo en el fútbol hondureño es un hecho positivo, que rescatamos de una historia no escrita en Honduras.

Fue en los años 80 cuando llegaron al país grandes futbolistas desde el cono sur de América, uno de ellos el argentino Néstor Juan Doroni, quien originalmente vino a los “pumas” de la Universidad donde fue subcampeón nacional y luego campeonizó un año después con los “albos” del Olimpia.

Doroni, quien reside en su tierra natal donde atiende negocios personales, no olvida su paso corto por Honduras, es más en 2015 tiene planificado volver a Honduras para platicar con sus amigos, uno de ellos nuestro compañero, Rafael “La Cobra” Lazzari, de quien tiene grandes recuerdos y además no esconde su deseo de poder saludar a los dos entrenadores que tuvo en suelo catracho: “Chelato” Uclés y Enrique Grey Fúnez.

A pesar de los años, la alegría siempre es característica en el exgoleador de Universidad y Olimpia.

A pesar de los años, la alegría siempre es característica en el exgoleador de Universidad y Olimpia.

¿A qué se dedica actualmente en Argentina?
Desde hace 20 años tengo una empresa textil, fabricamos distinta clase de ropa, sport, escolar y las distribuimos en el centro de Argentina, en un radio de 250 kilómetros, desde mi localidad, General Pico, provincia de la Pampa.

¿Qué es de su vida privada, esposa e hijos?
Hace 35 años estoy casado con Rosana Vázquez, ambos de General Pico, tenemos 3 hijos, Franco de 33 quien vive en Buenos Aires y trabaja en el casino flotante de Puerto Madero. Camila de 27, es profesora de inglés y Albano de 22 años, está conmigo en la fábrica de ropa. Ninguno de mis hijos varones jugó fútbol, lo hicieron en el baloncesto. Mi señora atiende el negocio de venta al público que tenemos cerca de la fábrica.

¿Cómo inicia su incursión en el fútbol en su natal Argentina?
Comencé jugando en las inferiores del Club Independiente de General Pico, a los 15 años me voy a Buenos Aires a las divisiones inferiores de Boca Juniors. En 1976 debuto en el primer equipo de Boca, tengo la suerte de jugar dos partidos en ese equipo campeón con el técnico el “Toto” Lorenzo.

Luego paso al Estudiantes de Buenos Aires, Independiente de Neuquen y en 1979 me voy al fútbol ecuatoriano para jugar en el Deportivo Quito, un año después juego en la Liga Deportiva de Quito. En 1981 regreso a mi país para jugar en el Estudiantes de la Plata del técnico Carlos Panchamé, ahí tuve la oportunidad de jugar con José Luis “Tata” Brown, Miguel Russo, Patricio Hernández, Vidalle, Julián Camino, Coudanes, Gottardi, Trama, entre otros. En 1982 juego en el Deportivo Cuenca de Ecuador.

Como integrante de Boca Juniors fue campeón con el “Toto” Lorenzo en 1976.

Como integrante de Boca Juniors fue campeón con el “Toto” Lorenzo en 1976.

¿Y a Honduras en qué año llega?
En 1983 llego a tu lindo país para jugar con la Universidad, donde salimos subcampeones y al año siguiente fiché para Olimpia, levantando la copa de campeón.

¿Después de Honduras dónde jugó?
En 1985 regreso a mi ciudad para jugar en el Ferro de Pico, jugamos el campeonato nacional B, recorriendo todo el país, en un torneo muy federal. En 1987 y 1988 voy a jugar en el Águila de El Salvador, saliendo campeones, en ese equipo jugaba el hondureño Ramón Maradiaga. Regreso a mi país a los 33 años para retirarme y dedicarme a los negocios privados.

Resumiendo mis ocho años fuera de mi país, 4 en Ecuador, 2 en Honduras e igual cantidad en El Salvador.

¿Quién lo recomendó a la U y qué recuerdos tiene de los pumas?
Voy a Honduras recomendado por un exjugador uruguayo Manuel Battaini, quien tenía un amigo en tu país. Nos llevan a probar junto a un brasileño, “Chelato” Uclés en la primera práctica aprobó mi contratación, tenía un ojo clínico, ya que al brasileño lo enviaron al Real España. No recuerdo cuánto me pagaban, no hubo problemas para firmar rápidamente.

En el Deportivo Quito de Ecuador marcó una carrera importante en su vida deportiva.

En el Deportivo Quito de Ecuador marcó una carrera importante en su vida deportiva.

De la U tengo grandes recuerdos y amigos inolvidables como Efraín Gutiérrez, Juan Murillo, “Che” Altamirano, Fredy Orellana, se hizo un gran grupo, con un objetivo claro, jugar bien al fútbol, como le gusta al profe “Chelato”, un maestro de la vida y el fútbol, él es una biblia llena de cosas lindas y mejores enseñanzas, allí defino lo que fue el maestro en mi paso por el fútbol de tu país.

¿Por qué se fue de los pumas al Olimpia?
Me voy de la U porque tenía algunos problemas económicos, tuve la tentadora oferta de Olimpia que fue imposible de rechazar, además con la promesa de formar un buen equipo para campeonizar. Realmente fue así, llegaron jugadores interesantes que al final se quedaron con todo, con el torneo regular, la liguilla invicta, en fin campeonísimos.

¿Cuáles fueron sus mejores goles?
Mis mejores goles o los que más recuerdo son el primero que hice en Honduras con la U, se lo marqué de noche al Motagua, 1-0, un remate de fuera del área, aún conservo la pelota en mi casa como un trofeo hermoso. Los otros dos fueron con Olimpia, el del 1-0 al Vida, un remate fuera del área, muy lindo por la jugada y porque con el mismo comenzábamos a soñar con el título. El otro recuerdo fue el penal que definió el campeonato ante el mismo Vida en La Ceiba, eso fue una fecha antes de terminar la liguilla.

¿Por qué no regresó a Honduras?
No volví a tu país porque teníamos muchos años de andar dando vueltas por el fútbol, estábamos un poco cansados, decidimos regresar a casa donde se me abrieron las puertas de jugar cerca de mi familia.

Siente nostalgia al recordar a los “pumas” de la Universidad, su primer amor en Honduras, siendo subcampeones con “Chelato” Uclés.

Siente nostalgia al recordar a los “pumas” de la Universidad, su primer amor en Honduras, siendo subcampeones con “Chelato” Uclés.

¿No quiso ser entrenador de fútbol?
Nunca me interesó seguir de protagonista en el ambiente del fútbol, a mí me gustaba jugarlo al 100 por ciento. En varias oportunidades me ofrecieron seguir ligado al fútbol como entrenador o ayudante de campo, hasta de empresario, pero preferí la vida tranquila en mi ciudad con mi familia y amigos, disfrutar la vida desde otro punto de vista.

¿Qué le dejó el fútbol?
Hay algo después del fútbol, allí no se termina la vida, gracias a Dios elegí el camino comercial, y no estoy arrepentido para nada, la transición fue muy linda, porque haciendo las dos cosas me fue bien, seguí jugando a nivel de veteranos. Ahora ya juego en la última categoría, mayor de 50 años, pero igual uno revive, al entrar a una cancha con el verde césped y la pelota rodando, eso sí, he perdido un poco de velocidad a los 58 años, ja ja ja, pero doy gracias a Dios por vivir la vida que a mí me gusta.

En su país es hincha de… ¿por qué?
En mi país le voy a Boca, pasé los mejores años de mi vida allí. Tuve formadores a dos fenómenos de personas y biblias del fútbol, como fueron el “Nano” Gandulla y Ernesto Grillo, dos glorias del fútbol argentino en todos las épocas.

¿Qué le parece la actual situación de los pumas de la U, olvidados en Liga Mayor?
Es una lástima que una institución como la U no esté en los primeros lugares del fútbol hondureño, pero todo cambia, muchas veces los recursos no alcanzan para tener un equipo competitivo, en esto del deporte los equipos se hacen grandes, no solo con los logros sino con la continuidad dirigencial.

Con Olimpia de 1984 fue campeonísimo: en la gráfica del recuerdo aparecen Belarmino Rivera, Néstor Doroni, Daniel Zapata, “Indio” Ruiz, “Flaco” Hernández y Benito Suazo. Agachados: Osman Madrid, “Tecate” Norales, José Mario Figueroa, Juan Carlos Espinoza y “Azulejo” Bulnes.

Con Olimpia de 1984 fue campeonísimo: en la gráfica del recuerdo aparecen Belarmino Rivera, Néstor Doroni, Daniel Zapata, “Indio” Ruiz, “Flaco” Hernández y Benito Suazo. Agachados: Osman Madrid, “Tecate” Norales, José Mario Figueroa, Juan Carlos Espinoza y “Azulejo” Bulnes.

¿Es cierto que vendrá a Honduras en los próximos meses?
En mis planes está visitar tu país en el 2015, tengo muchos amigos que me ha dejado el fútbol y va ser una alegría reencontrarme con muchos de ellos. Tengo muchas ganas de ver a “Quique” Grey, nuestro técnico en Olimpia, un maestro, al igual que a “Chelato” Uclés.

¿Desde su país se entera de lo que pasa en el fútbol hondureño?
Todas las semanas. Para eso está la tecnología, me apasiona el fútbol mundial, y Honduras no es la excepción, qué lástima que Olimpia se quedó fuera de la final, y eso que lo dirige una gran persona y amigo mío, de la época de Estudiantes de La Plata, el “León” Vargas.

¿A qué personas quisiera saludar en Honduras?
He dejado muchas personas amigas a mi paso por Honduras, no me puedo olvidar del doctor Raúl Leitzelar, Alfredo Hawit, Fausy Salomón, Juan Carlos Espinoza, Osman Madrid, Azulejo Bulnes, Belarmino Rivera, “Tecate” Norales, Mario Figueroa, “Indio” Ruiz y de todos los que me estoy olvidando en este rápido repaso, pero a todos los tengo en el corazón y les deseo un feliz 2015.

¿Es cierto que era un asiduo lector de LA TRIBUNA? ¿Recuerda a “La Cobra” Lazzari?
Siempre recuerdo las notas de “La Cobra” Lazzari en LA TRIBUNA, siempre fue muy benévolo conmigo, varias veces charlamos personalmente y tengo un buen recuerdo de su persona.

¿Aparte del fútbol qué más disfruta hacer?
Mi otro deporte es esquiar, tenemos muy buenas montañas aquí en la Argentina y en los inviernos 3 ó 4 veces las bajamos llenas de nieve.

Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional