Connect with us

Béisbol

Un chaparro ‘agigantado’

Por Jacobo Goldstein

Desde Miami. – Es venezolano, mide apenas un metro y 66 centímetros de alto, juega de segunda base para los Astros de Houston y aún no goza de la fama de otros beisbolistas de grandes ligas que no le llegan a los talones en habilidad, velocidad y poderío al bate se llama José Altuve y con un promedio de 341 fue el campeón de bateo en la temporada del 2014, no solo de la Liga Americana sino de las ligas mayores.

Con su extraordinario año al bate, en el cual conectó 225 batazos imparables, fue el líder de las grandes ligas en ese rubro, y también fue campeón de la Liga Americana con 56 bases robadas. Además, el pequeño Napoleón del béisbol conectó 47 dobles, tercer lugar y solo se ponchó 53 veces en 707 salidas al plato. En realidad lo que falta en estatura a Altuve lo compensa con una tremenda habilidad bateando, fildeando y corriendo, atributos que hicieron que liderara al equipo de Houston para que en la temporada del 2014 ganara 19 juegos más de las victorias que logró en la temporada del 2013.

Altuve pasó cinco años en las ligas menores antes de llegar a las mayores y este ha sido su gran año. Ahora es el primer jugador menor de 1.65 metros en batear arriba de .300 desde 1969. Y con sus 225 imparables esta temporada se convirtió en el campeón de todos los tiempos en cuanto a beisbolistas de su tamaño.

Actualmente Altuve vive en Houston, tiene 24 años de edad y todavía no es tan famoso como quisieran en este país, pero en Venezuela es un héroe nacional y es el ídolo de Maracay, donde él y su esposa pasan los inviernos.

Altuve ha demostrado con creces que ser chaparro no es obstáculo cuando uno posee un corazón enorme y una férrea voluntad para triunfar.

Deja tu comentario

Recomendamos - Béisbol