Connect with us

De Todo Un Poco

VIDEO.- Leyenda de la natación presenta en Italia la piscina más profunda del mundo

Novatos o nadadores expertos pueden disfrutar todo el año de una jornada de buceo en la piscina más profunda del mundo, ubicada en el norte de Italia, una obra maestra del diseño que la leyenda apneísta, el nadador italiano Umberto Pelizzari, califica de “mágica”.

“Este es un lugar mágico para nosotros”, explica el “bello Umberto”, el Pelé del agua, el mito de la inmersión libre, un coloso de 1,90 mt de casi 50 años, mientras se entrena en la piscina, dentro del complejo de las Termas de Montegrotto, cerca de Padua.

El plusmarquista de todas las modalidades, que ha quebrado varios récord (-150 mt el 24 octubre de 1999 como apneísta), descendió dos veces en la mañana a una profundidad de 40 metros, un resultado digno de un atleta excepcional.

Si bien su récord fue quebrado (-162 mt) por su gran rival, el cubano Francisco “Pipin” Ferraras, Pelizzari se ha dedicado a promover el deporte por todo el mundo y para ello organiza numerosos cursos.

Aquarium

“Deep Joy”, como lo llaman, es capaz de entrenar grupos de quince novatos, quienes pagan 350 euros por dos días de curso, de los cuales la mitad dentro de la piscina, cuyas aguas son siempre calientes, entre 32 y 34 grados, gracias a que provienen de fuentes termales.

Algunos buceadores se detienen a 20 metros de profundidad, en las plataformas intermedias y grutas dispuestas para actividades técnicas. Otros no llegan a tanto.

El ambiente alrededor de la piscina, llamada “Y40” (del griego bajo 40), diseñada por el arquitecto Emanuele Boaretto e inaugurada en junio de este año, es serio y de gran concentración, ya que sumergirse en apnea es una disciplina físicamente exigente y hasta peligrosa.

Tanto Deep Joy como Y-40, con una superficie de 21 x 18 metros y una fosa con una altura equivalente a la de un edificio de 12 plantas, seducen a nadadores de todo el mundo, los cuales pueden ser admirados mientras bucean desde un ventanal ubicado a 5 metros de profundidad, como en un acuario.

“Sin traje neopreno “

La piscina más profunda del mundo, que puede albergar un volumen de líquido de 4.300 metros cúbicos, se ha convertido en meta obligada para todo tipo de nadadores, que pueden acudir en cualquier momento del año y además no necesitan trajes especiales.

“Con esta luz y esta temperatura bucear es algo placentero”, reconoce Pelizzari, ya que Y40 ha sido concebida para garantizar total seguridad a los buceadores además de ofrecer una experiencia agradable, sin necesidad de emplear el traje de neopreno para protegerse del frío.

“Es muy diferente sumergirse en el mar con respecto a una piscina. Lo que sí se siente es la profundidad, que el agua te rodea por todos lados, algo extraño porque cuando se baja mucho lo que uno más siente es el frío que te envuelve”, contó Jacques Mayol, uno de los alumnos.

Los buceadores en lagos suelen hallar a 20 metros de profundidad una temperatura de 5 a 7 grados, y aquellos que se sumergen en mares calientes, encuentran entre 12 a 13 grados, por lo que el traje de neopreno es obligatorio.

“Aquí no se necesita traje. Es fácil sumergirse, permanecer dos y hasta tres horas. Los novatos podrán descubrir muchas sensaciones nuevas”, promete Pelizzari.

Y40, que arrebató el título de piscina más profunda del mundo a la Nemo33, ubicada en Bélgica, batió otro récord: sus aguas son saludables: tiene  propiedades antiinflamatorias.

Deja tu comentario

Recomendamos - De Todo Un Poco