Se “juega” otro mundial…
Connect with us

Fútbol Nacional

Se “juega” otro mundial…

Enviado: Marcial Torres Xatrux

SAO PAULO: No todo es fútbol en Brasil, un país que más parece un continente, multicultural, parece no haber estado preparado para tal evento, es innegable que los comercios, hoteles, restaurantes, y en especial los taxistas se han aprovechado de esta situación.

En Sao Paulo es común ver en las calles, este tipo de imágenes.

En Sao Paulo es común ver en las calles, este tipo de imágenes.

Parecía una excelente idea haber asignado a Brasil como sede de la Copa Mundo en 2014, al fin y al cabo es un país enfermo por este deporte, el masivo descontento social se ha volcado contra el gobierno durante los meses previos al torneo.

El gobierno brasileño se está gastando aproximadamente 14 mil millones de dólares en la Copa del Mundo, haciendo que este se vuelva el mundial más caro de la historia. Esto ha provocado indignación entre los brasileños, que tienen muchas, otras prioridades sociales que Más ha podido comprobar.

Hemos estado en la ciudad de Sao Paulo, una jungla de concreto y superpoblación, el tráfico en las horas pico es terrible, pese a sus modernas autopistas, hay mucha pobreza, prostitución, y como en toda ciudad, abundan los mendigos.

A esto hay que agregarle el clima de violencia y de protestas contra los gastos que el gobierno ha destinado al evento deportivo no solo siguen existiendo, sino que crecen. El alto nivel de pobreza y la inseguridad en el Brasil chocan contra un evento que lejos de generar grandes riquezas para todo este país, abrirá aún más la brecha entre ricos y pobres.

Los niños pobres en Brasil no tienen ni la más remota posibilidad de ir a ver un partido del mundial.

Los niños pobres en Brasil no tienen ni la más remota posibilidad de ir a ver un partido del mundial.

Es interesante analizar que la FIFA otorga e impulsa citas mundialistas siempre y cuando el poder adquisitivo del país se traduzca en mayores ingresos para la Federación Internacional de Fútbol Asociado. La FIFA no pierde nunca porque además tiene ingresos por publicidad, manejo de medios televisivos y radiales, comisiones y retribuciones, sin poner en riesgo sus activos. Todo pagado y auspiciado por el país anfitrión que por el afán de complacer deja en una esquina las políticas de justicia social y económica.

EL DATO

El gobierno brasileño se está gastando aproximadamente 14 mil millones de dólares en el la Copa del Mundo, y esto ha molestado enormemente a la población que tiene otras prioridades.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional

error: Contenido tiene derechos de autor - Diario Deportivo Más !!