Connect with us

Bla Bla

El Mundial de Nildo: Aunque se venda menos

Que el rendimiento de la selección de Honduras en el mundial no podía ser exitoso, casi todo el mundo los sabía. Lo que pasa es que muy pocos lo querían decir. No les convenía. Un acontecimiento tan importante en el que se participa, puede ser usado para muchos fines.  Primero para vender más, lo que sea, desde refrescos hasta camisetas. Desde pasajes, hasta automóviles. También para hacer política. Gente que tal vez fue una o dos veces a un partido, o nunca fue, se arrima al fútbol porque es la mejor forma de publicitar lo que tiene, de hacerse ver, de estar en la honda.

Hay también quienes quieren hacer creer a los demás, que es el fútbol es cuestión de patriotismo, de deber nacional, de defender lo nuestro. A veces, muchas veces (más) de lo aceptable, hay quien que cae en la trampa, que se deja llevar por los que gritan, por los que vociferan, por los que mienten, por los que tienen intereses económicos, por los que les conviene que haya una euforia general, para que también se olviden los miles de problemas que existen.

Y de ese caldo de cultivo propicio al error de cálculo, nace el triunfalismo. Vamos a ganar, vamos a estar entre los mejores, vamos catrachos… entonces los representantes de esa identidad inventada, los jugadores, que por más que luchen se ven superados, son los que pagan los platos rotos. Y  pasan a ser malos, indignos, hombres si fe, sin moral , sin espíritu, desastres, para los mismos que ayer los proclamaron héroes.

Y eso es injusticia. No hay un jugador que entre a una cancha a perder, que  no quiera  ganar. Si pierde es porque lo superaron, porque los rivales fueron mejores de alguna u otra manera. Porque nuestro fútbol  no está a la altura de los grandes equipos del mundo, aunque siempre se puede luchar para lograrlo. Por eso es mejor decir la verdad  para que no pasen estas cosas, para no sufrir grandes decepciones, aunque se venda menos. La gente merece un poco de respeto.

Nildo Núñez

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla