Connect with us

Bla Bla

¡A partirse el pecho!

Se acabaron las palabras. Llegó el fin del camino, la hora de la verdad, el momento por el cual, el pueblo futbolero ha estado esperando por cuatro largos años, desde el pitazo final en Sudáfrica.

Ya no hay mas amistosos, ni más especulaciones, ni quién va o quién no va. Ya no hay marcha atrás y estamos otra vez, la tercera en la historia, entre el pequeño grupo de países de donde saldrá el próximo campeón del mundo.

nildoEnorme honor, gloria excelsa, logro inapreciable. Ejemplo para las generaciones futuras.

Y así es, aunque parezca que estamos exagerando elogios, dándole a la cosa más brillo del que tiene, excediéndonos en consideraciones.

Por más que digan que somos el patito feo de la fiesta, que vamos a ser presa fácil de los rivales, que vamos a venir goleados. Nada de ello, si llegara a suceder, le restará gloria al haber estado allí, nada, de haber sido parte de la historia universal del fútbol.

Por eso creo que debemos de acercarnos a este mundial, con la satisfacción del deber cumplido, con la tranquilidad, que hemos hecho ya mucho al clasificar.

Y esto no es un canto al fracaso, no es decir que no podemos aspirar a nada, no es creer que no podremos empatar o ganar un partido. No es estar derrotados antes de comenzar a jugar.

Es más que nada ubicarnos un poco, reconocer lo logrado, darle el enorme mérito que tiene la clasificación, histórica sin dudas.

Y por otro lado, saber que el camino en adelante será difícil, que estamos antes las más grandes potencias del mundo, que si no nos salen las cosas, nos vamos a olvidar de todas las alegrías que nos dieron estos muchachos, de lo mucho que lucharon para llegar hasta aquí.

Que esperamos mucho de ellos y que ganen o pierdan, siempre vamos a andar con la camiseta puesta. Porque los queremos, porque son nuestros, y porque sabemos que van a partirse el corazón en cada partido. ¡Arriba muchachos!, siempre estaremos con ustedes.

Deja tu comentario

Recomendamos - Bla Bla