Connect with us

Protagonistas

Su paso por Atlético Portuario

Después del intento fallido de ascender con Federal, lo contactan ejecutivos de la Empresa Nacional Portuaria, quienes eran directivos del Atlético Portuario, le duplicaron el sueldo de 300 a 600 lempiras y le dieron un trabajo en la empresa, por lo que en 1979 se traslada a jugar a Puerto Cortés, siempre en Liga Nacional.

A pesar de los años sigue pendiente del fútbol hondureño, aunque cree que jugó en la mejor época.

A pesar de los años sigue pendiente del fútbol hondureño, aunque cree que jugó en la mejor época.

“Fue una bonita experiencia la vivida en Puerto Cortés, primero cumplí un gran sueño jugar junto a mi ídolo Óscar “Martillo” Hernández, quien cerró su carrera ese año, además alterné con los hermanos Aníbal y Ernesto Bravo y los ticos Roscoe Charles y “Macho” Arrieta”, dijo.

De su estadía no tuvo queja alguna, un buen trabajo, un equipo que buscó lo mejor, pero que se vino abajo por los cambios de ejecutivos, ya que los que llegaron no eran tan apasionados por el fútbol: “Platense es el equipo querido de los porteños, por eso no progresó el Atlético Portuario, a pesar del gran trabajo que hicieron entrenadores como Héctor “Mico” Mejía y Enrique Grey, excelentes personas que nos dieron un trato muy humano”.

A los 27 años, decide regresar a la capital para dedicarse a trabajar, pero en sus ratos libres juega otra vez en la burocrática con su querido Atlético Nacional.

EXSELECCIONADO OLÍMPICO
Otro momento emotivo de su corta carrera deportiva lo vivió como seleccionado olímpico, en la eliminatoria rumbo a Montreal 1976, donde fueron eliminados en la primera ronda a manos de Guatemala: “Empatamos en casa sin goles, luego perdimos 2-0, era un gran equipo el nuestro, teníamos jugadores como Belarmino Rivera, “Choco” Paz, “Calín” Morales y Héctor Uclés, entre otros, dirigidos por el profesor alemán Peter Lange y asistido por “Quincho” Padilla.

No se avergüenza de su trabajo, perdió una chamba oficial de gobierno, pero tiene una forma honesta de vivir.

No se avergüenza de su trabajo, perdió una chamba oficial de gobierno, pero tiene una forma honesta de vivir.

Lástima que el proceso se terminó porque la Federación poco o nada nos ayudaba, yo me compraba mis tacos, apenas me daban las tetitas para cambiarlas”, recordó.

SU PRESENTE
Después de algunos años de fútbol, compartiéndolo con el trabajo, se dedicó enteramente a educar a sus hijos, incluso consiguiendo buenos trabajos, pero en 2010, fue cesado de un cargo de gobierno, por lo que tuvo que buscar la forma de seguir adelante: “No me he vencido, tengo mi taller de inyección (reparar) vidrios de automóviles en el sector 10 del Hato de Enmedio; no todo los días son buenos, pero es una fuente de ingreso para mi familia, por lo que espero crecer día con día”.

Como una persona agradecida no desaprovecha la oportunidad de reconocer algunos amigos que le han dado la mano en momentos complicados sin trabajo, entre ellos mencionó a César Chacón, Will Andino, Nelson Smart, Roy Medina, entre otros, quienes han sido buenos samaritanos en su vida.

Con el Atlético Nacional, agachado, último de izquierda a derecha, allí inició y terminó su carrera deportiva a los 27 años.

Con el Atlético Nacional, agachado, último de izquierda a derecha, allí inició y terminó su carrera deportiva a los 27 años.

“De niño también jugué béisbol con novenas como Chevron y la Barra de los 16 con el famoso Armando “Tripica” Vásquez, allí conocí al recordado César “Checha” Quezada y peloteros como “Guayo” Vásquez, “Pote” Sánchez y Luis Martínez”, finalizó.

LA FICHA:
José Alberto Álvarez
11 de noviembre de 1952, Tegucigalpa, MDC
Padres: Ángel Ramón Álvarez y Rosa Margarita Amador
Hijos: Wilson Alberto, Darwin Omar, Carolina, Roberto José y Luis Daniel
Hijos de crianza: Kevin Josué y Katherine
Pareja: Amanda Lizeth Escoto

TRAYECTORIA:
Atlético Nacional de Intermedia, Liga Mayor
Federal, Liga Nacional y Liga Mayor
Atlético Portuario de Liga Nacional
Selección preolímpica de 1975 rumbo a Montreal 76

Deja tu comentario

Recomendamos - Protagonistas