Connect with us

Fútbol Nacional

Fútbol para la vida con su marca en Brasil 2014

A través de Fútbol para la Vida ha llegado a más de 50 mil niños y jóvenes, que al ir tras el balón han alcanzado sus sueños y metas, logrando escalones de superación.

Héctor Zelaya en compañía con parte de los jóvenes que participan en el programa patrocinado, entre otros, por Unicef, Fútbol para la Vida.

Héctor Zelaya en compañía con parte de los jóvenes que participan en el programa patrocinado, entre otros, por Unicef, Fútbol para la Vida.

“Pecho de Águila” es una persona silenciosa, sencilla y transparente, que muy poca gente sabe que día a día está en barrios y colonias trabajando con niños y jóvenes, reconoce el portavoz de Unicef, Héctor Espinal.

Los niños y niñas de Fútbol para la Vida trascenderán nuevas barreras para incorporar sus pequeñas figuras, junto con la de sus héroes deportivos, como a Carlo Costly, Julio César “Rambo” de León, Carlos Pavón Plummer, Víctor “Muma” Bernárdez, y Noel Valladares en una campaña televisiva en el marco del Mundial Brasil 2014.

Así lo anunció Héctor Espinal, portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y uno de los principales pilares de Fútbol para la Vida, quien adelantó la intensión de expandir el programa a nivel nacional.

UN PROGRAMA SIN FRONTERAS
Ya han pasado 13 años desde que el reconocido mundialista Héctor “Pecho de Águila” Zelaya inició un programa deportivo que ha trascendido fronteras continentales por el impacto positivo que ha tenido en más de 50 mil niños, niñas y jóvenes favorecidos con Fútbol para la Vida.

Durante más de una década “Pecho de Águila” ha utilizado el balón para atraer a miles de menores que viven en los sectores más humildes de la capital hondureña, donde todos los fines de semana, además de aprender técnicas del deporte rey, comparten valores y enseñanzas que les ayuda a formarse como hombres y mujeres de bien, así como a prevenir el VIH-Sida y otros males.

Este proyecto es impulsado por el exmundialista hondureño, con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Alcaldía Municipal del Distrito Central.

Actualmente, cuentan con 412 equipos de niños y jóvenes en 192 barrios, colonias y aldeas del Distrito Central, atiende a más 20 mil menores que son favorecidos por más de mil voluntarios, que cada fin semana llegan a las canchas, no solo con el objetivo de formar a futuros futbolistas que podrían alistarse en las ligas nacionales e internacionales, sino de guiarlos, formarlos y hacerlos hijos ejemplares para el país.

La guardameta de la selección de Canadá, Karina Le Blanc, ha visitado a estos niños algunas veces.

La guardameta de la selección de Canadá, Karina Le Blanc, ha visitado a estos niños algunas veces.

La visión de Fútbol para la Vida es ser un pilar fundamental para la formación y el desarrollo infantil y adolescente en Honduras, constituyéndose en un agente de cambio para la conducta y preparación para la vida de los niños, niñas y adolescentes de la nación.

Desde su fundación este programa deportivo ha llegado a más de 50 mil menores que a través del deporte han logrado cambiar sus vidas, porque al jugar en equipo aprenden valores, cultura ciudadana, a prevenir embarazos, luchar contra las drogas y evitan incluirse en pandillas juveniles.

El impacto ha sido tal que ya cruzó fronteras y es por esa razón que ha obtenido premios internacionales del Fútbol Club Barcelona, American Airlines, Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, el periódico español La Vanguardia, entre otras instituciones a nivel mundial que reconocen el alcance del programa.

Asimismo por su alta proyección más de 20 alcaldes de la zona norte se reunieron en Puerto Cortés para conocer el alcance y detalle de esta iniciativa, y llevarlo a cabo en sus municipios como una herramienta para alejar a los niños y jóvenes de las maras y pandillas.

“El objetivo del programa es brindar una educación integral a los niños y jóvenes de los barrios, colonias y aldeas del Distrito Central, utilizando como medio un balón que tiene fines más allá de la diversión y el entretenimiento que ofrece el deporte”, manifestó Héctor Zelaya, director de Fútbol para la Vida.

“Pecho”, asegura que el programa no hubiese alcanzado la proyección, que hoy tiene, sin el apoyo de los voluntarios, Ricardo Álvarez y de instituciones como Unicef, Conapid, AMDC.

RECONOCIMIENTO
A lo largo de su existencia los representantes de la Organización de la Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, para Honduras, han desatado el impacto que este programa ha tenido en la niñez y juventud hondureña.

Niños practican con energía el fútbol en el programa que está cambiando sus vidas.

Niños practican con energía el fútbol en el programa que está cambiando sus vidas.

Desde su fundación el programa fue visto con muy buenos ojos por Unicef, convirtiéndose en el aliado estratégico y testigo de cómo a través del deporte se puede rescatar a los niños y jóvenes.

“Fútbol para la Vida es la primer iniciativa de educación masiva de este tipo que tuvo Honduras, ha sido una ventana y un ejemplo nivel nacional e internacional logrando el reconocimiento de organismos a nivel mundial”, manifestó a MÁS, Héctor Espinal, vocero de Unicef en Honduras.

“Héctor Zelaya ha sido un icono, una persona de enorme respeto e influencia en los adolescentes y jóvenes. Ha logrado una enorme red, que a través del fútbol, los niños y jóvenes beneficiarios asisten a la escuela, aprenden sobre ética y valores morales y reciben atención médica y odontológica en sus colonias”, expresó Espinal.

OPORTUNIDAD DE CRECER
Agregó que a través de Fútbol para la Vida, “Pecho de Águila” establece un nexo entre una enorme pasión que es el fútbol y una oportunidad que significa crecer y desarrollarse en ambientes protectores en estos barrios, donde las dificultades para los menores son mayores.

“Sería muy difícil tener el éxito en este programa sin Héctor Zelaya, como futbolista es un triunfador, como ser humano un enorme creyente que los adolescentes y jóvenes merecen un nuevo espacio”, aseguró Espinal.

“El liderazgo de Héctor Zelaya es auténtico y sencillo, transmite confianza, esperanza y el deseo que niños y jóvenes crezcan, se desarrollen y logren los mejores escalones en su vida”, consideró.

Indicó que debido al impacto alcanzado, Unicef está interesada en llevarlo a nivel nacional utilizando el deporte para llegar a niños y adolescentes, “al ir tras la pelota, van tras el lápiz y van tras la oportunidad de ser mejores”.

Sin duda alguna este proyecto llevará a los jovencitos a tener una vida digna.

Sin duda alguna este proyecto llevará a los jovencitos a tener una vida digna.

Hay enormes testimonios de niños y jóvenes que hoy en día ya no están en maras, que han asistido a la escuela, y que se han superado e integrado a la comunidad gracias a este programa deportivo. Sin duda alguna es un gran legado el que Héctor Zelaya construye con el fútbol.

Espinal anunció que Unicef ya grabó spots de televisión de Fútbol para la Vida que serán trasmitidos durante el mundial de Brasil 2014, y que fueron grabados con los menores del programa y destacados jugadores hondureños, entre los que mencionó a Carlos Costly, “Rambo” de León, Pavón Plumer, “Muma” Bernárdez, y Noel Valladares.

Esto nos coloca a nivel internacional, no solo en la producción deportiva, sino en el liderazgo positivo a favor del desarrollo de la niñez y juventud en materia de prevención, aseveró el vocero de Unicef.

VOLUNTARIADO
Por su parte Ingrid Gómez, voluntaria de Fútbol para la Vida, en el sector de la aldea El Lolo declaró que en los 10 años que ha formado parte del programa ha atendido a más de mil 500 niños y niñas de 15 comunidades entre ellas, El Carrizal, Río Hondo, Támara, Guanábano en el sector del botadero municipal, Cuesta 1, El Durazno y Rosalinda, entre otras.

“Para mí ha sido una experiencia muy fabulosa y satisfactoria, porque hemos visto cómo niños que vivían situaciones complicadas en su familia han salido adelante y hoy se destacan en lo que hacen”.

Gómez profundizó el caso de una joven que desde muy niña buscó en el Fútbol para la Vida un refugio ante la situación complicada que vivía en su familia, y hoy se destaca como una policía ejemplar que por su temple y excelencia ha obtenido becas y primeros lugares en Chile y Alemania.

Al igual que Ingrid, Fútbol para la Vida cuenta con un gran equipo de voluntariado conformado por padres de familia, líderes comunitarios y recordados futbolistas entre los que se puede mencionar a Armando Corea, “Chito” Reyes, Límber Pérez, entre otras legendarias figuras del balompié nacional.
MÁS

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional